El V Foro de Oncología sobre Trombosis incide en la prevención y en la detección rápida

Es muy importante formar a los profesionales capaces de Identificar signos que puedan hacer sospechar que  el paciente tiene una trombosis, trabajar también en los temas de comunicación con los pacientes

V Foro de Oncología sobre Trombosis 2

Más de 140 médicos altamente especializados  participaron en el V Foro de Oncología sobre Trombosis celebrada este fin de semana en Madrid, España.  Su objetivo fue profundizar en la relación entre la enfermedad tromboembólica venosa (ETEV) y el cáncer, así como analizar sus factores de riesgo y establecer el tratamiento más adecuado para el paciente.

La reunión estuvo centrada sobre la trombosis cuando aparece en los enfermos de cáncer. Impulsado por Laboratorios LEO Pharma, se celebró el V Foro de Oncología sobre Trombosis este viernes pasado y este sábado pasado en el Parador de Alcalá de Henares (Madrid). A él acudieron más de 140 médicos de toda España. “Hay un interés por esta área de la patología”, aseveró el director del Foro, Pedro Pérez Segura, del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Clínico San Carlos de Madrid.

Esta cita se trata de un evento dinámico, en el que los participantes, profesionales de reconocido prestigio nacional e internacional, tienen la oportunidad de compartir conocimientos y puntos de vista con expertos en distintas materias y colaborar en proyectos de investigación nacional.

Así lo transmitieron el propio Pérez Segura y Manuel Monreal, coordinador del Registro Informatizado de Pacientes con Enfermedad Tromboembólica (RIETE) y jefe de Sección de Medicina Interna del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona), durante un encuentro con la prensa, el viernes, en el que también explicaron en qué consiste la enfermedad tromboembólica venosa (ETEV), que es la segunda causa de muerte en los pacientes oncológicos. Se calcula que entre un 20 y un 30% de los episodios de trombosis está asociado al cáncer.

El doctor Pedro Pérez Segura, miembro de la SEOM

El doctor Pedro Pérez Segura, miembro de la SEOM

Monreal señaló que, cuando la sangre se coagula, se producen síntomas en la extremidad donde la sangre se ha coagulado. “Es una causa de muerte frecuente; cuando el coagulo se desprende y va a parar a las arterias pulmonares”, aclaró. Comparó la embolia pulmonar con otras enfermedades más conocidas como el infarto de miocardio o el ictus de isquemia cerebral.

Es una enfermedad menos frecuente, pero la mortalidad es mayor. Los ingresos por embolia pulmonar superan los ingresos por infarto y por isquemia”, advirtió. En los pacientes con cáncer, la embolia pulmonar es más frecuente que el infarto o el ictus.

Monreal recordó que la embolia pulmonar se da en gente inmovilizada, en gente con cáncer, al ponerles un catéter, en gente que toma estrógenos, etcétera.

El ictus es un proceso largo. La embolia pulmonar, no. Ésta se forma en poco tiempo. “Se puede prevenir. Suministrando fármacos y haciendo que el paciente se mueva, que se levante al poco tiempo de la operación”, dijo. Pérez Segura completó que depende del tipo de cáncer, de si la enfermedad está más o menos avanzada. “Uno de los problemas que tenemos es que hay poca evidencia a nivel de paciente. Es importante actuar de una manera rápida”. Informó de que se están desarrollando scores –sistemas de escalas– para saber cuáles son los que tienen más opciones. “En el tratamiento, pesa la experiencia del médico. Por eso, la importancia de la formación en eventos como este Foro. Hay muchas situaciones en las que no se sabe cómo manejarlas. Las guías de expertos mundiales aún no consiguen aclarar qué ocurre en estas situaciones”, afirmó.

En ese sentido, “es muy importante formar a los profesionales”. Se está trabajando mucho en los temas de comunicación con los pacientes. “Identificar signos que puedan hacer sospechar que tiene una trombosis. Esos signos son fundamentalmente la hinchazón, el calor, el dolor en las extremidades. Suele ser bastante súbito. En embolias pulmonares; hay dificultad para respirar, mayor cansancio, hinchazón de las piernas. Es muy importante que los médicos trabajemos mucho con los pacientes para que, si notan esos síntomas, acudan al centro de Salud”, insistió.

Los tratamientos duran entre tres y seis meses. “Hoy día, nadie tiene dudas de que el tratamiento estándar es la heparina de bajo peso molecular. De entrada, el planteamiento es alargar el tratamiento anticoagulativo en los pacientes con factores de riesgo. Es esencial que el paciente se sienta muy activo en el proceso y que haya una comunicación ágil”, aseguró.

foro oncologia

La tasa anual de enfermos que ingresan por embolia pulmonar al año es 20.000. Muere un 14% de estos pacientes. “Es una mortalidad elevada. La prevención y la detección rápida son primordiales”, repitió Monreal. Comentó, que cuando hay cáncer, las propias células cancerosas liberan sustancias que hacen que la sangre sea más espesa. En unos cánceres más que en otros.

El encamamiento es un factor de riesgo. Las intervenciones quirúrgicas son otro, y los enfermos de cáncer se someten más a menudo a ellas. Además, se les pone catéteres, que irritan la vena. Asimismo, a veces, la masa tumoral comprime las venas. “El enfermo de cáncer debe saber esto y que es importante levantarse y andar”, sostuvo.

Laboratorios LEO Pharma acaba de lanzar LEO Academy, un espacio de formación e investigación sobre trombosis y cáncer dirigido tanto a médicos como a pacientes. Es una plataforma de formación online y presencial para profesionales sanitarios y pacientes en el ámbito de la trombosis asociada al cáncer. Precisamente, la presentación de esta plataforma tuvo lugar en el marco del V Foro de Oncología sobre Trombosis. “Es una página accesible, con el lenguaje que los enfermos entienden. Sirve para completar lo que no se puede hacer en el hospital. La gente necesita una página de información sobre su enfermedad con un lenguaje que entienda. A ser posible interactiva”, consideró Monreal, que es miembro del comité de expertos de LEO Academy.

De acuerdo con las palabras de Pedro Pérez Segura, el paciente necesita información de calidad. “El papel del médico es aseverar los mensajes que el paciente no debe olvidar cuando salga de la consulta. Si tiene fiebre, si sangra o si se le hincha la pierna tiene que ir al médico. Tenemos que trabajar mucho en qué información tenemos que dar, no en cuánta. Soy defensor absoluto de la información de calidad”, subrayó. Este espacio educativo ofrecerá cursos de formación y puntos de encuentro a los profesionales para ampliar sus conocimientos en el ámbito de la trombosis y el cáncer.