Expertos médicos advirtieron de los riesgos a la salud de la población

 

  • Serias consecuencias en la población de personas adultas mayores e infantil de elevarse los índices de contaminación
  • Justifica el Jefe de Gobierno de la capital mexicana la decisión de aplicar medidas más enérgicas a la circulación de los vehículos automotores
  • Una decisión tomada por las seis entidades del Valle de México y el gobierno federal

310316 FOTO(1)

 

En la decisión tomada de limitar la circulación de los vehículos automotores para enfrentar la gravedad de la contaminación ambiental en el Valle de México, habitada por más de 20 millones de personas, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, al salir al paso de las críticas por este medida, colocó la salud de la población de adultos mayores e infantil, por encima de cualquier otro interés para justificar la importancia de esa determinación.

 

“Es un tema de salud pública”, expresó el servidor público capitalino durante la inauguración de la segunda etapa del Área de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital General La Villa, que cuenta con personal médico de los más especializados que hay en el país donde las terapias que se ofrecen en este nosocomio son gratuitas, mientras que en el mercado de la salud privada tienen un costo de entre 700 y mil pesos.

 

Los vehículos automotores, independiente de su holograma, tendrán que dejar de circular los días que les correspondan y un sábado de cada mes, entre el 5 de abril y el 30 de junio próximos. La modificación al programa “Hoy No Circula” fue una decisión de seis entidades y el Gobierno Federal como una medida de salud pública, enfatizó el Jefe de Gobierno.

 

Mancera Espinosa explicó que esa medida de aplicar una extensión al “Hoy No Circula” es una decisión tomada en el contexto de un grupo de entidades de la Ciudad de México, Tlaxcala, Morelos, Puebla, Estado de México e Hidalgo que forman la Megalópolis y el Gobierno Federal, sustentada en la opinión de expertos de médicos, quienes les advirtieron que de no hacerlo “la población puede tener serios problemas respiratorios, los niños, las niñas”.

 

310316 FOTO(5)

 

Los índices de contaminación, advirtió Mancera Espinosa, acarrean problemas a la salud, a los ojos, a las vías respiratorias, a muchas otras complicaciones.

 

Frente a los críticos de la medida, el Jefe de Gobierno de la capital mencionó que lo más sencillo políticamente era decir “no” a la determinación de limitar la circulación de más de cinco millones de automotores. Sin embargo, señaló, “no podemos hacer eso y no podemos arriesgar a la población, porque sería mucho más grave que nosotros pusiéramos en riesgo a la población. Y por eso es que la Ciudad de México va a participar”.

“Claro que, la Ciudad de México y parte del Estado de México somos los que vamos a cargar más con este tema, ¿por qué? Porque acá es donde se aplica el programa, y porque acá es donde van a dejar de circular el mayor número de vehículos, pero lo vamos a hacer por un tema de salud pública, estamos convencidos”.

 

Para nadie es un secreto, dijo Mancera Espinosa, que el Cambio Climático está llegando con temperaturas de 29 grados donde por el calor y la falta de viento se genera el problema de contaminación.

 

El Jefe de Gobierno mencionó que algunas corrientes de viento impidieron una situación delicada en la capital. El jueves 31 de marzo, señaló que se alcanzaron niveles de 130 de ozono y que si se llegaba a los 150 íbamos se iba a declarar la Fase I de la emergencia ambiental.

 

Mancera Espinosa dijo que la medida de restringir la circulación de vehículos automotores es temporal aunque precisó que se tomarían otras acciones.

 

El gobierno capitalino, afirmó, guardará los vehículos a su cargo dedicados a tareas administrativas, excepto las unidades con funciones de salud, emergencias. “Vamos a dejar de circular cuando se tenga que dejar de circular, en el gobierno también vamos a poner el ejemplo”, expresó.

 

310316(7)

 

El Jefe de Gobierno cortó el listón inaugural de las obras de equipamiento y construcción de las áreas de atención del Área de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital General La Villa que se ubican en una superficie de 400 metros cuadrados.

 

Informó además del prototipo del “exoesqueleto robótico para la rehabilitación de miembros inferiores”, que comenzará a operar a partir de septiembre u octubre próximos y que es producto del trabajo entre el Instituto Politécnico Nacional y médicos del Área de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital General La Villa.

 

“Va a ser una patente mexicana, un equipo nacional y lo vamos a tener aquí en este centro de rehabilitación. Esto va a ser de avanzada para toda la República, porque el Politécnico va a lograr dar un paso muy importante y se lo reconocemos y se lo agradecemos”, indicó.

 

El secretario de Salud del Gobierno de la CDMX, Armando Ahued Ortega, sostuvo que en todas las instancias médicas, la labor de las áreas de medicina física y rehabilitación adquieren mayor relevancia para atender a personas con alguna discapacidad temporal o permanente.

 

Ahued Ortega explicó que de acuerdo con datos del Instituto de Métrica y Evaluación de Salud de Estados Unidos, entre los principales problemas que ocasionan discapacidad temporal en una persona es dolor de espalda baja, patología de órgano de los sentidos y diabetes, entre otros.