Las mascotas brindan grandes beneficios psicológicos y emocionales

Adoptar un animal doméstico conlleva una serie de repercusiones positivas como lo es la compañía, el estímulo emocional, la creación de vínculos afectivos, la realización de rutinas saludables de ejercicio, responsabilidad y  paciencia

am mascotas

Maayán Hajaim, Diario Judío México

Lalo es un niño de 11 años, hijo único y aficionado al fútbol. Siempre ha querido tener un perrito, un amiguito que lo acompañe por las tardes y con el que pueda jugar. Cuando se lo pide a sus padres, ellos se miran a los ojos con indecisión; Julia, su madre, lo platicó con su marido pero no llegaron a una conclusión debido a que no quieren gastar en la manutención del animal, adquirir la responsabilidad ni pasar por el periodo en el cual se le enseña al animalito que dentro la casa no puede hacer sus necesidades, a menos de que lo haga en un solo lugar.

Al otro día, Julia entró al cuarto de Lalo y estaba acostado en su cama, una vez más jugando juegos de video un tanto violentos, escuchaba cómo Lalo comenzaba a comportarse agresivamente como los personajes de su videojuego; le llamó a su esposo y al contarle lo que observó en su hijo platicaron sobre las ventajas que podrían obtener si le regalan una mascota a su niño. Al día siguiente decidieron comprarle un perrito para que pueda ser un niño más activo y logre divertirse de una manera saludable e incremente su responsabilidad en la casa.

Anteriormente los animales sólo se utilizaban para actividades laborales, donde solo el ser humano sacaba provecho de ellos, más tarde la relación con los caballos y animales domésticos cambió y se comenzaron a vincular en ámbitos diferentes como: en competencias deportivas, como mascotas en los hogares y como guías o ayudantes de personas con capacidades diferentes.

Para comenzar, se debe mencionar que el significado de la palabra “mascota” varía según el contexto en el que se utilice. En el ámbito laboral o empresarial se utiliza como símbolo representativo de un equipo deportivo, marca o empresa al que pertenezca, en cambio, en el hogar se le llama “mascota” a aquel animal doméstico, principalmente a gatos o perros, que tienen una función de “compañía” para con los miembros del hogar. Es decir, se le cría para que tenga una convivencia armónica dentro del hogar junto con los integrantes de la casa; no se le fuerza a trabajar, ni se pretende obtener de ella un fin alimenticio. El objetivo es meramente emocional.

Además, es sabido que las mascotas por excelencia mundialmente son los perros y gatos pero existen otras especies que algunas personas prefieren adoptar como: los loros, las tortugas, los hámsters y los conejos. Al hablar de mascotas nos referimos directamente a vínculos afectivos que benefician especialmente a cierto sector de la población, la gente solitaria por ejemplo, el adoptar un animal doméstico atrae una serie de repercusiones positivas como lo es la compañía. Con tan solo saber que hay alguien esperándote en la casa y al llegar te reciba con emoción como lo hacen los perros le da un giro emocional a la vida de una persona solitaria o personas que no se llevan muy bien con el silencio en el hogar, es una forma saludable de auto ayuda. Esto genera un lazo fuerte entre la persona y su mascota, además, de que los perros son caracterizados por la lealtad a su dueño.

Por otra parte, el adoptar una mascota es una gran responsabilidad que causa que el dueño se preocupe por un otro, tanto, que pase tiempo comprando su alimento, sacándolo a pasear o yendo al veterinario. Con esto se evita el sedentarismo, que es, estar sentado en casa dando vueltas a la cabeza a ciertos temas que no benefician el estado de ánimo. Otro punto es que mejora la vida social cuando el dueño lo saca a pasear en horarios regulares, toma aire fresco y únicamente concentra su atención en el animalito, se desconecta de problemas cotidianos o se encuentra con gente nueva y puede llegar a hacer nuevas amistades.

Por último, existen las terapias asistidas con animales (TAA) que son usadas ya desde hace tiempo y debido a sus excelentes resultados son usadas cada vez más con niños/as, adultos mayores, así como con personas con autismo, parálisis cerebral, síndrome de Down o trastornos del comportamiento entre otras patologías. La psicóloga Balma García afirma que, “Las terapias asistidas con perros mejoran la movilidad, equilibrio, disminuyen la ansiedad, refuerzan la autoestima, potencian la atención y concentración, reducen el sentimiento de soledad, mejoran la memoria, el vocabulario y potencian la comunicación, pero existen otras terapias asistidas como la de los delfines, los caballos, aves, conejos o gatos; y en todos los casos, son animales sanos y entrenados para obedecer a su entrenador por medio de la voz y con un mismo objetivo: hacernos sentir mejor.”

Referencias:

Arias, S. (2010). Las mascotas, desde el punto de vista psicológico. Diciembre 18, 2015, de Psicológicamente hablando Sitio web

García, B. (2010). Beneficios psicológicos de tener una mascota. Diciembre 18, 2015, de Helpinwords Sitio web

Contreras, L. (2013). Las Ventajas Emocionales de Tener Mascota. Diciembre 19, 2015, de PsicologiaAutoayuda Salud&Bienrestar

Sitio web: http://psicologiayautoayuda.com/psicologia/las-ventajas-emocionales-de-tener-mascota/

Please follow and like us: