Padres que usan esteroides anabólicos propician que nazcan bebés pequeños

  • Causan que la madre presente preeclampsia
  • El Instituto Nacional de Perinatología iniciará programa para prevenir situaciones adversas antes y después del embarazo; participarán en el programa 200 mujeres

bebes

  “Si el esposo hace ejercicio y usa esteroides anabólicos, esa testosterona provocará que la mujer forme una placenta pequeña durante la gravidez. Esto va a causar que la madre presente preeclampsia o un bebé pequeño”, advirtió  el Jefe de Consulta Externa del Instituto Nacional de Perinatología “Isidro Espinosa de los Reyes” (INPer)

Juan Manuel Grosso mencionó que el papel del padre es importante, ya que su estado de salud también incide en el bienestar de la madre y su hijo.

El Jefe de Consulta Externa de esa institución advirtió que en México las parejas no se preparan al embarazarse, lo que expone al feto a riesgos graves de malformaciones o daños en la salud a lo largo de su vida, causados por padecimientos de uno o de ambos padres.

 El especialista informó que el Instituto Nacional de Perinatología “Isidro Espinosa de los Reyes”  puso en marcha la Clínica de Riesgo Pregestacional para prevenir situaciones adversas antes y durante la gestación.

En la mayoría de las ocasiones, la mujer se entera de su gravidez hasta las ocho semanas, lapso durante el cual no cuida su alimentación, ingiere alcohol o fuma y, en otros casos, toma medicamentos que afecta la formación del bebé, subrayó.

 El 90 por ciento de las pacientes que acude a consulta externa, abundó, no tomó ácido fólico en los seis meses previos al embarazo, para prevenir malformaciones.

 Por ello, indicó que desde febrero pasado se puso en marcha esta clínica de riesgo -que es un protocolo integral de estudio-, la cual involucra a la pareja en el proceso previo a la gestación.

En este protocolo de estudio se espera una participación de alrededor de 200 mujeres que buscan embarazarse de manera planeada, sin importar su estatus de seguridad social.

 En los seis meses previos a la concepción, se analizará el estado de salud de la pareja, para prevenir y corregir los factores biopsicosociales que influyen en el desarrollo y nacimiento de un niño saludable.

 “La evaluación de los riesgos nos permitirá intervenciones pregestacionales que impactarán mucho más que el control prenatal en la disminución de la morbimortalidad perinatal”.

 En este programa participa un grupo multidisciplinario de especialistas en nutrición, infectología, psicología, estomatología, andrología, medicina fetal, neumología, genética, cardiología, oncología, nefrología y endocrinología, entre otras.

Con la consulta preconcepcional,  se coadyuva a disminuir los riesgos perinatales y neonatales, ya que mediante la evaluación de riesgo individual, familiar y social, se previenen complicaciones y se corrigen alteraciones nutricionales como obesidad o desnutrición, informó finalmente.