Investigadores del ITESM diseñan chip que detecta células tumorales en la sangre

Un grupo interdisciplinario del Tecnológico de Monterrey, liderado por el investigador Alejandro Abarca Blanco, desarrolló una tecnología de bajo costo que permite detectar células tumorales en una muestra de sangre.

(De izq. a der.) Los alumnos Eduardo Xavier Leal, Juan Felipe Yee de León, Daniel Canfield Medina, el egresado Alejandro Abarca Blanco, y los estudiantes Liza Paola y Ramón Alberto Moncada del Campus Monterrey.

(De izq. a der.) Los alumnos Eduardo Xavier Leal, Juan Felipe Yee de León, Daniel Canfield Medina, el egresado Alejandro Abarca Blanco, y los estudiantes Liza Paola y Ramón Alberto Moncada del Campus Monterrey.

Con información de Gabriela BRIONES

Un grupo interdisciplinario del Tecnológico de Monterrey, liderado por el investigador Alejandro Abarca Blanco, desarrolló una tecnología de bajo costo que permite detectar células tumorales en una muestra de sangre.

Esta nueva tecnología se llama Semka y utiliza un chip para analizar las propiedades eléctricas de las células y determina cuáles son las células tumorales respecto a las células sanas. Una vez detectadas, las células son separadas para un análisis más riguroso que permita confirmar su naturaleza.

semka 2

Abarca señala que existen células tumorales circulantes, que son células que se liberan del tumor y viajan alrededor del torrente sanguíneo:

“Lo interesante de ellas es que contienen toda la información necesaria para poder desarrollar una terapia completamente efectiva. Nosotros nos preguntamos cómo podríamos obtener la mayoría de información del paciente de la forma más fácil y continua.”

El equipo e investigación asegura que gracias a este dispositivo que es mucho más económico y pequeño que las tecnologías actuales, se puede dar un seguimiento continuo al estado de salud de pacientes con cáncer y ayudar a los médicos a decidir sobre su tratamiento.

El 90% de las muertes ligadas al cáncer está relacionado con la metástasis, es decir, la propagación del cáncer en el cuerpo. Ante este problema, un grupo de estudiantes del Tecnológico de Monterrey se dio a la tarea de desarrollar una tecnología que permita a los pacientes con esta enfermedad tener una mejor calidad de vida, sirviendo de apoyo a los profesionistas de la salud que atacan este padecimiento.

El poder ayudar a la gente a través de investigaciones hizo que Alejandro Abarca Blanco, egresado de la carrera de Ingeniero Físico Industrial (IFI) del Campus Monterrey, junto con algunos compañeros, empezaran a desarrollar un proyecto que pudiera servir a oncólogos o especialistas a detectar de forma oportuna la propagación del cáncer y, además, poder ofrecer un mejor tratamiento médico a través del monitoreo de estas células.

Así surgió Semka Biomedical Technologies (Semka es una forma abreviada que significa “Para toda la vida” en náhuatl).

“Este proyecto lo iniciamos con unos amigos que estábamos en el área de investigación de microsistemas y encontramos una necesidad muy importante respecto a lo que es el cáncer. El problema de este padecimiento es que se puede decir que no hay una cura hasta el momento y usualmente el 90% de las muertes está relacionada con la metástasis, entonces pensamos en desarrollar una tecnología para hacer un monitoreo que nos permitiera saber cuándo ocurre esto y en qué grado ya se propagó el cáncer, todo a través de un chip”, indicó Abarca Blanco.

Esta tecnología consiste en un dispositivo microfluídico y una unidad de control que en su conjunto buscan un bio marcador, o lo que usualmente son consideradas células tumorales, que viajan sobre el torrente sanguíneo de tal manera que cuando se tome una pequeña muestra de sangre pueda analizarse en el dispositivo. De esta forma, localizando estas células, pueden hacer un análisis completo del cáncer dentro del paciente, sin necesidad de hacer una biopsia.

“Lo que buscamos realmente es hacer una ‘biopsia líquida’ y esto es muy bueno porque le daría a los médicos herramientas para el monitoreo del desarrollo del cáncer, saber cuál es el estado de éste, conocer si está creciendo, si está funcionando el tratamiento, nos podría dar información haciendo un perfil genético o haciendo estudios de marcadores adicionales para saber si el tratamiento ya no es el adecuado, y lo mejor de todo, es que nos podemos dar cuenta mucho más rápido con esta tecnología que con cualquier otra”, aseveró.

Abarca Blanco agrega que al final esto también le daría elementos al médico para determinar el momento en el que se puedan retirar terapias muy agresivas, como quimioterapia, por ejemplo.

El proyecto empezó hace cerca de dos años y ahora está conformado por un equipo de 14 integrantes, entre los que están participando alumnos de ingeniería, física, negocios, biotecnología y alimentos, y de la Escuela de Medicina, conformando así un equipo multidisciplinario, y con ayuda de patrocinios de fundación Femsa- Heineken, entre otras empresas, han ido desarrollando esta tecnología.

Iniciativa social finalista

Semka ha rebasado toda expectativa por su buen desarrollo, convirtiéndose en uno de los proyectos más reconocidos de la Cátedra I4 de la Escuela de Biotecnología y Alimentos del Campus Monterrey, llevándolos a competir en el Dell Social Innovation Challenge, el cual es avalado por la Universidad de Texas en Austin, comentó el doctor Manuel Zertuche, Director de la Escuela.

“Por iniciativa de los mismos muchachos y buscando fondos para desarrollar su producto se inscribieron al Dell Social Innovation Challenge, en el que orgullosamente podemos decir que de 2 mil 300 proyectos de todo el mundo que se inscribieron, Semka quedó entre los cinco finalistas compitiendo con universidades del nivel de Harvard Bussines School” dijo.

El doctor Zertuche resaltó la iniciativa del equipo en desarrollar proyectos que ayuden a mejorar la calidad de vida de las personas.

Los alumnos viajaron  a Austin Texas en mayo de 2013 para presentar su trabajo ante los distintos jueces entre ellos inversionistas, empresario y científicos- y así competir por el primer lugar contra proyectos de Alemania, India, Estados Unidos y Bangladesh, siendo los únicos representantes de América Latina.

El equipo de investigación asegura que gracias a este dispositivo que es mucho más económico y pequeño que las tecnologías actuales, se puede dar un seguimiento continuo al estado de salud de pacientes con cáncer y ayudar a los médicos a decidir sobre su tratamiento.

semka 1

Please follow and like us: