El gobierno de Colima deja sin pensiones a dos mil Personas Adultas Mayores

 

  • Fueron eliminadas del padrón estatal
  • La gran mayoría de las personas de más de sesenta años en ese estado son de escasos recursos
  • Demandan auditoría para conocer manejo y destino de los recursos

 

Antonio Suástegui Rentería

Antonio Suástegui Rentería

 

Colima.- Antonio Suástegui Rentería, presidente del Movimiento de Adultos Mayores y Personas con Discapacidad denunció que el gobierno estatal eliminó de la nómina de pensiones a dos mil personas adultas mayores porque supuestamente reciben apoyos de otras instituciones.

 

Decenas de personas adultas mayores  se instalaron fuera del palacio de gobierno el pago de pensiones para más de 2 mil beneficiarios que fueron eliminados del padrón estatal.

 

Las personas adultas mayores de Colima afectadas por esta restricción estaban dispuestas a cerrar el tercer anillo periférico y llevar a cabo una marcha en la capital para ser escuchados. Para el 29 de julio, bloquearán el tercer anillo periférico, una de las principales vialidades de la capital estatal.

 

Antonio Suástegui Rentería, presidente del Movimiento de Adultos Mayores y Personas con Discapacidad, señaló que 2 mil de un total de 8 mil pensionados se quedaron sin apoyo porque, según el gobierno estatal, reciben pensiones de otras instituciones.

 

Esta restricción Suástegui Rentería la consideró ilegal.

 

En mayo las personas adultas mayores sostuvieron un diálogo con el secretario general de Gobierno, Arnoldo Ochoa, pero sin resultados.

 

Hay adultos mayores que tienen más necesidad que otros. Entendemos que el gobernador recibió un caos financiero, pero se debe revisar cada caso, dijo Suástegui Rentería.

 

En noviembre pasado, el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, liquidó el adeudo de pensiones alimenticias que había dejado pendiente la administración estatal  de Mario Anguiano Moreno, adeudaba las pensiones alimenticias de 16 meses a más de dos mil 800 adultos mayores.

 

José Ignacio Peralta Sánchez

José Ignacio Peralta Sánchez

 

Según declaró en ese momento el gobernador Peralta Sánchez “una sociedad que se precie de serlo no puede dejar en el abandono a ninguno de sus sectores, tampoco permitir que algún grupo social se quede rezagado de los beneficios del progreso”.

 

La gran mayoría de las personas adultas mayores de Colima son de escasos recursos económicos, para reclamar esos adeudos de pensión alimenticia tuvieron que  llegar en noviembre pasado  hasta el Congreso del estado para exigir el pago de las pensiones alimenticias que les adeudaba el gobierno estatal desde hace 13 meses.

 

Demandaron de los diputados de la LVIII Legislatura y al Órgano de Auditoría Superior y Fiscalización de la Federación una auditoría para indagar donde fue a parar la partida correspondiente a pensiones de 2015 y otra auditoría de los 6 años de Mario Anguiano. “Que nos informe no sólo a los adultos mayores, sino a la sociedad en general del resultado de esa auditoría”.

 

Antonio Suástegui Rentería dijo que están molestos porque nadie atiende sus necesidades y muchas personas adultas mayores dependen de ese apoyo para sobrevivir.

 

El gobierno de Colima dejó de pagar a las personas adultas mayores 12 millones 946 mil pesos en pensiones alimenticias en la pasada administración estatal.

 

Suástegui Rentería mencionó que en el estado son alrededor de 4 mil 200 adultos mayores registrados en el programa que no recibieron la pensión alimenticia por 900 pesos durante 13 meses.