Las demencias se presentan principalmente en Personas Adultas Mayores de 65 años

  • El 80 por ciento de ellas corresponde a Alzheimer
  • De los  11 millones de adultos mayores de 65 años, nueve por ciento sufre algún tipo de demencia
  • Las neuronas (células nerviosas) que estaban sanas, dejan de funcionar debido a la acumulación de dos proteínas: el beta amiloide y la proteína Tau

am demencia

Las demencias se presentan sobre todo en mayores de 65 años de edad, y de cada 10 personas que las padecen, ocho son de tipo Alzheimer, aseguró el médico psiquiatra e investigador en Ciencias Médicas del Instituto Nacional de Geriatría (INGER), Adrián Martínez Ruiz.

Mencionó que la demencia está relacionada con alteraciones en la función cognitiva, es decir, en la memoria a corto plazo, aunque también afecta la capacidad para pensar y razonar, así como la pérdida de habilidades para realizar las actividades diarias.

Los signos y síntomas de la demencia aparecen cuando las neuronas (células nerviosas) que estaban sanas, dejan de funcionar debido a la acumulación de dos proteínas: el beta amiloide y la proteína Tau, lo que genera una pérdida en las conexiones con otras células cerebrales y mueren.

Martínez Ruiz señaló que la enfermedad de Alzheimer es una demencia progresiva e irreversible, y hasta ahora no existe cura. La sobrevida de una persona con este trastorno es de entre siete y hasta 17 años.

Señaló que en México existen alrededor de 11 millones de adultos mayores de 65 años, de los cuales aproximadamente el nueve por ciento sufre algún tipo de demencia.

Adrián Martínez Ruiz, médico psiquiatra e investigador en Ciencias Médicas del Instituto Nacional de Geriatría (INGER)

Adrián Martínez Ruiz, médico psiquiatra e investigador en Ciencias Médicas del Instituto Nacional de Geriatría (INGER)

Explicó que existen demencias no degenerativas como la demencia vascular y las infecciones en el cerebro, que pueden generar deterioro cognitivo secundario, pero una vez que se controla la infección desaparece la demencia.

Asimismo, precisó que por la falta de niveles adecuados de vitaminas del grupo B puede haber síntomas de demencia, sin embargo, cuando estas elevaciones se vuelven normales se reducen o desaparecen los síntomas.

Con relación a la demencia vascular, precisó que se debe a infartos en el cerebro, que provocan falta de irrigación sanguínea y en consecuencia, muerte neuronal.

Indicó que se trata de una de las pocas demencias que se pueden prevenir evitando o controlando los factores de riesgo vasculares como la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia o la diabetes mellitus, para reducir así las posibilidades de padecerla en el futuro.

Hizo énfasis en que los síntomas para detectar una demencia son: alteraciones en la memoria a corto plazo, aunque este síntoma puede acompañarse de pérdida de iniciativa, ansiedad, depresión, cambios de humor y comportamiento, además de negación a realizar ciertas actividades, entre otros.

En etapas iniciales, agregó, lo que se va perdiendo es la memoria reciente, es decir, la persona no recuerda lo que hizo ayer, pregunta muchas veces lo mismo, no recuerda que desayunó o qué comió, dónde dejó las llaves, etcétera.

Martínez Ruiz destacó que otro factor de riesgo para desarrollar una demencia es el antecedente familiar, ya que puede existir cierta predisposición genética a padecerla.

Para contrarrestar la demencia, el deporte puede ayudar a mantener la función cognitiva, así como una dieta rica en omega 3. Asimismo, las actividades que estimulan la memoria como la lectura, algunos juegos de mesa y tocar instrumentos musicales.