Esqueleto externo ayudará a la movilidad de personas discapacitadas

  • El modelo funcional es perfeccionado por académicos y egresados de la carrera de Mecatrónica
  • El costo del dispositivo universitario es de entre 10 y 15 mil dólares, mientras que otros modelos comerciales oscilan entre los 40 y 100 mil dólares

exoesqueleto unam 2

Académicos y egresados de la carrera en Ingeniería Mecatrónica de la Facultad de Ingeniería (FI) de la UNAM presentaron  un exoesqueleto –esqueleto externo– que ayuda a la movilidad de pacientes con lesión medular completa y quienes no pueden mover sus extremidades inferiores.

El modelo está diseñado para personas que miden entre 1.60 y 1.80 metros, con un máximo de 80 kilos, y pueden realizarse ajustes

 El modelo funcional permite a los usuarios tener flexión, extensión, abducción y aducción de la cadera, así como flexión y extensión tanto de rodilla como de tobillos. Es decir, les brinda mayor grado de movilidad en comparación con otros modelos existentes en el mercado.

 Además, su costo, de entre 10 mil y 15 mil dólares, es más bajo que otros modelos comerciales que alcanzan hasta 40 o 100 mil dólares, afirmó el académico de la FI, Serafín Castañeda Cedeño.

  Al presentar el dispositivo –en el Edificio Mario Molina, de la Facultad de Química–, que ha desarrollado junto con su equipo desde hace tres años, expuso que con éste las personas con lesión medular podrían levantarse y sentase de una silla, levantarse y sentarse en las escaleras, caminar en superficies planas con un desplazamiento de un paso por cada 12 segundos y subir pendientes de 10 a 20 grados de inclinación.

exoesqueleto unam

  Su funcionamiento es apoyado por dos bastones que cuentan con un display, en el cual el paciente elige la actividad a realizar. El exoesqueleto utiliza pilas que permiten la autonomía durante dos horas.

El uso, añadió el académico de la FI, debe ser validado por un médico, quien también determina los movimientos y la velocidad de los mismos, así como el tiempo para poder utilizarlo. De hecho, prosiguió, han recibido asesoría del Laboratorio de Análisis del Movimiento del Instituto Nacional de Rehabilitación para el diseño del funcionamiento del modelo.

 Billy Flores, coordinador de la licenciatura en Ingeniería Mecatrónica, explicó que el objetivo es que el exoesqueleto pueda ser utilizado en primera instancia en terapias y tratamientos de rehabilitación en las instalaciones de salud y, más adelante, para el uso en hogares o espacios abiertos.

  Castañeda Cedeño agregó que éste es el tercer modelo que él y su equipo realizan, apoyados por el Programa de Apoyo a Proyectos de Investigación e Innovación Tecnológica (PAPIIT) de la UNAM, y actualmente trabajan para hacerlo más ligero, a partir de cambiar las piezas de aluminio por otras de fibra de carbono. Además, se busca que la caminata del paciente pueda ser más suave, que le permita efectuar movimientos laterales y dar vuelta mientras camina.

 Acompañados de las egresadas Nelly Maribel Romero Jaimes, Adriana Delgado Sandoval, Nabila Isabel Padilla Reséndiz, los académicos detallaron que los exoesqueletos empezaron a ser desarrollados por la milicia para que los soldados pudieran desplazarse con equipos más grandes y pesados por más tiempo, y ahora esos conocimientos se utilizan con fines médicos.

Please follow and like us: