Es indispensable fomentar y desarrollar el intelecto e intereses de las Personas Adultas Mayores

Presenta la Universidad Iberoamericana campus Puebla, el Programa Universitario Para Adultos (PUPA).

Programa Universitario Para Adultos 1

Información del Consejo Nacional de Población (CONAPO), revela que en el año 2010 más de 18 millones de mexicanos contaban con 50 o más años de edad. Esta misma información señala que para el año 2030 este segmento alcanzará los 36 millones de habitantes, el doble de la actual, y para el 2050 superará los 50 millones de habitantes.

Ante este escenario, la Universidad Iberoamericana Puebla a través de la Dirección de Educación Continua, Vinculación y Promoción de Posgrados a cargo de Alfredo Parra Mateos, presentó una nueva edición del Programa Universitario Para Adultos (PUPA). Espacio donde las personas pueden asistir nuevamente o por primera vez a la universidad sin la exigencia de obtener un grado, sino más bien por el gusto de aprender, experimentar y compartir.

Este programa, destacó,  tiene tres objetivos: generar en las personas adultas la construcción de una identidad adecuada que permita comprender la fase de desarrollo en que se encuentra, incorporarlas a la vida universitaria y ampliar su horizonte de interés y actividades.

Parra Mateos, destacó que para formar parte del PUPA no se requiere de una preparación universitaria previa, por lo que está abierta a cualquier persona que esté en esa etapa de su vida. “Lo que buscamos es extender el conocimiento sobre diversos temas y que los adultos se apropien del espacio universitario, compartan sus experiencias y contribuyan a una mejor sociedad”.

Programa Universitario Para Adultos 2

Asimismo, el encargado de la Educación Continua en la IBERO Puebla comentó que además de formar a las personas, el programa contempla que el alumno entienda de mejor manera la etapa que está viviendo con el objetivo de alcanzar una plena realización. “Todos conocemos a mujeres y hombres, que en este momento de sus vidas, se encuentran llenos de vitalidad, con ganas de aprovechar de mejor manera su tiempo y una opción para ello es el Programa Universitario para Adultos”.

Finalmente, Parra destacó que el PUPA es único con este esquema en Puebla, porque si bien otras instituciones ofrecen cursos de educación continua, este programa integra exclusivamente a personas mayores de 50 años, de manera que se conjunten grupos de interés común, con un enfoque muy particular.

Por su parte, María del Carmen Mota González, coordinadora del Programa Universitario para Adultos señaló que a lo largo del curso, los asistentes encontrarán un sinnúmero de temas de interés los cuales serán facilitados por expertos en diversas áreas del conocimiento cuya finalidad es despertar en los alumnos el deseo de aprender, pero también de compartir su amplia experiencia.

La encargada del PUPA comentó que este programa tiene más de 6 años desde que se abrió y la experiencia para nuestros alumnos ha sido extraordinaria. “Nuestros objetivos están encaminados a mejorar a través del aprendizaje, su calidad de vida personal y social, incorporar a las personas adultas a la vida universitaria y ampliar el horizonte de intereses y actividades de los adultos”.

Para concluir, Mota González enfatizó que este curso está dirigido a personas con experiencia de vida acumulada de 50 años en adelante y que deseen seguir aprendiendo en cuatro ejes formativos: apreciación de las Artes, Ciencias Sociales, Desarrollo Humano y el Diálogo Fe-Cultura. “Este programa aporta mucho a la vida de las personas, pues transforma su vida e incluso les permite realizar una toma de decisiones”.

Angelina Amézaga Harfuch, estudiante del PUPA, expresó que este programa sólo es ofertado en Yucatán y Puebla. “Es un privilegio haber formado parte de este curso, pues el poder ocupar un lugar en la universidad y tener a un maestro en frente que te enseñe lo que corresponde a la materia, te impulsa a seguir adelante”.

Asimismo, comentó que este tipo de planes de estudios para personas mayores de 50 años, contribuyen al desarrollo y ejercicio continuo del cerebro. “Es maravilloso poder dedicar un tiempo nuevo a tu vida para no dejar morir tus neuronas, para que puedas manifestar en una plática puntos interesantes y no sólo temas de enfermedad o cosas cotidianas”.

Amézaga Harfuh añadió que a lo largo de tres años, los alumnos no sólo aprenden cosas nuevas sino que también cultivan nuevas amistades, realizan viajes cortos pero sobre todo se construye un compañerismo.

Please follow and like us: