El dedo negro

  • El 70 por ciento de los diabéticos en México está condenado a sufrir amputaciones
  • La mayoría de las personas que padecen esta enfermedad ignora los síntomas que los llevan a la amputación
  • La diabetes desemboca en algún tipo de cáncer
  • Las últimas cifras señalan que en México existen unos 15 millones de personas afectadas por esa enfermedad que se ha convertido en la principal causa de muerte
Foto: T E

Foto: T E

El dedo negro es preludio de muchos problemas, es el inicio de una falla renal, de infecciones severas. Fumar, beber alcohol, sedentarismo, obesidad, amenazan la vida de una población como la mexicana que genéticamente es proclive a esa enfermedad convertida en la epidema del siglo XXI .

En los próximos años se estima que  de no cambiar la tendencia de los malos hábitos alimenticios y seguir una vida sedentaria, la proyección de diabéticos será de 40 por ciento más, o sea unos 20 millones de diabéticos en el país. Actualmente se calcula en más de 15 millones de personas por ese mal que satura los hospitales de México.

En la Ciudad de México se concentra el mayor número de diabéticos donde 13.9 por ciento de los  nueve millones de habitantes   padece diabetes tipo 2.

Todo empieza con un dedo negro. Creen que es normal. Después vienen las graves consecuencias. La mayoría de los millones de diábeticos mexicanos ignora que es el primer síntoma que los lleva a una amputación. Cualquier cambio de color en la piel, rojo, negro u café, es una señal de alarma. La gradual pérdida de la vista es otra grave señal. En nuestro país la diabetes ya es la principal causa de muerte.

La doctora Alejandra Ranero, una de las pocas especialistas en angiología, predijo que en los próximos años el elevado número de personas que sufrirán amputaciones a causa de la diabetes provocará una seria y profunda crisis en el sistema de salud pública de México.

En un popular programa de radio dedicado a dar atención a personas que solicitan consultas de cortesía, que se transmite cada mañana de domingo por las señales de Radio Centro, la doctora Ranero no dudó en advertir que el sedentarismo, el sobrepeso,  la proclividad de la población mexicana a la diabetes, son un serio problema para la salud en México. Los fumadores y bebedores de bebidas alcóholicas están en mismos  los grupos de alto riesgo.

Estar delgado y ser fumador no los libra de esos riesgos. Basta que fumen cinco cigarillos al día, advirtió la doctora Ranero, por las consecuencias que acarrea al sistema arterial. Advirtió además que las personas de más de 60 años se encuentran también en esos grupos de riesgo por su falta de  movilidad, “si no nos movemos la sangre está estática, las venas se endurecen”.

Una señal de alarma que mencionó la doctora Ranero  es cuando una persona recorre 600 metros y se cansa. Hay personas de 50 años que parece que tienen 60 años. Envejecen más rápido desde los 40 años.

Desde los 30 años las personas diabéticas empiezan a sufrir amputaciones. Otro síntoma que mencionó la doctora Ranero es la pérdida de vello de las piernas, es cuando existe insuficiencia arterial, la piel brillosa y reseca. “La caída de vello es síntoma de diabetes”, señaló la especialista en ese programa radiofónico de la radio mexicana.

pie diabetico

La doctora Ranero insistió en atribuir la diabetes al exceso de consumo de bebidas azucaradas y  los malos hábitos alimenticios el elevado número de personas diabéticas en el país.

La diabetes causa daños renales, dijo al advertir que las personas deben voltear a ver sus antecedentes familiares, a sus padres, abuelos, tíos, hermanos.

Los diabéticos no sienten las quemaduras, si hay un problema de sensibilidad es también un aviso de diabetes.

Ranero recomendó consumir cuando mucho tres huevos a la semana, disminuir el consumo de carne, la fuente  mayor del colesterol, de las vísceras, del chicharrón, el pan, la comida chatarra, a cambiar esos alimentos por verduras.

De acuerdo con las estadísticas la diabetes afecta a unos 15 millones de mexicanos, o sea el 14 por ciento de personas mayores de 20 años y del cien por ciento de la población mexicana que padece diabetes, el 60 por ciento son mujeres y el 40 por ciento son hombres.

Las encuestas de mortalidad de la Secretaría de Salud señalan que por cada mujer que muere de cáncer en el país, fallecen otras 10 a consecuencia de la diabetes.

Los estados de la república con mayor incidencia del padecimiento son el Estado de México y el Distrito Federal.

Niños de entre 10 y 14 años ya presentan diabetes e hipertensión debido a la obesidad.

De los 15 millones de diabéticos del país, 20 por ciento desconoce que padecen la enfermedad y no llevan ningún tipo de control.

Técnicamente  la diabetes mellitus, la primera causa de muerte entre la población,  causa daños vasculares y nerviosos que a la larga afectan el funcionamiento de riñones, corazón, retina y extremidades corporales.

Please follow and like us: