Anuncian avances terapéuticos en el Día Mundial de la Psoriasis

  • Los descubrimientos genéticos propiciarán terapias génicas de gran efectividad, con hincapié en la importancia de un “abordaje global” de la enfermedad
  • El I Congreso Español de Pacientes de Psoriasis y Artritis Psoriásica analizó la convivencia con la enfermedad, los derechos de los pacientes y los aspectos psicológicos

psoriasis

Destacados especialistas en Dermatología, Reumatología, Psicología, Medicina de Familia y Enfermería intervinieron  en el Día Mundial de la Psoriasis, durante  el I Congreso Español de Pacientes de Psoriasis y Artritis Psoriásica, organizado por la asociación de pacientes Psoriasis en Red, informó el importante medio ibérico especializado Immédicohospitalario.

En las mesas redondas, se debatió sobre la actualización científica de la psoriasis y la artritis psoriásica, sobre el cuidado de la piel cuando se padecen, sobre los derechos de los pacientes y sobre las asociaciones como agentes sanitarios. Además, se llevaron a cabo varios talleres prácticos, como uno de maquillaje corrector y otro de redes sociales.

Lluís Puig, director de Dermatología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (Barcelona), señaló que, cuando una persona con psoriasis grave que es obesa entra en su consulta, le explica las comorbilidades que hay, puesto que tiene más opciones de padecerlas: obesidad, dislipemia, diabetes mellitus, hipertensión, tabaquismo o depresión, por ejemplo.

Antonio Martorell, responsable de la unidad Inflamación en el Hospital de Manises (Valencia), presente a través de un vídeo, relató que, en primer lugar, hay cremas específicas para pacientes con psoriasis, pero que no todos los pacientes tienen una psoriasis leve o responden a ese tratamiento. En segundo lugar, dijo, están los tratamientos sistémicos. Y para los que no responden a éstos, en tercer lugar, se encuentran los tratamientos biológicos. “A los nuevos tratamientos se les exige que sean eficientes para los pacientes que no responden a los tratamientos actuales”, aseveró. También insistió en la necesidad de que dermatólogos y reumatólogos trabajen conjuntamente.

psoriasis-info

Esteban Daudén, director de la Unidad de Psoriasis del Hospital Universitario de la Princesa (Madrid), habló de las novedades en genética. De acuerdo con sus palabras, el área de la Dermatología que más se ha desarrollado en los últimos años es la psoriasis.

Es un campo, puntualizó,  que está en un “dinamismo brutal” y se han introducido fármacos nuevos, tanto biológicos como no biológicos. Recordó que la psoriasis tiene un componente genético: cuando un progenitor tiene psoriasis, hay un 25% de probabilidades de que uno de sus hijos tenga psoriasis.

El porcentaje sube exponencialmente cuando la tienen los dos progenitores, explicó: “empezamos a identificar los genes, dónde está localizada. Intervienen muchos genes, pero cada vez sabemos más de ellos. Ya conocemos hasta lo que se llama el intervalo crítico. Sabremos quién la puede desarrollar y la terapia génica seguramente la pueda curar en el futuro. Podemos a través de la genética predecir y quizá a través de la genética logremos curarla. La medicina a la carta ya está muy avanzada”, aseguró.

 El experto añadió que la gente está equivocada cuando piensa que la psoriasis sólo afecta a la piel. La piel es una expresión de su situación. Por ello, “el dermatólogo que trata la psoriasis tiene que ofrecer un cuidado integral al paciente, no ver sólo la piel. Hay que hacer un cribaje, una detección temprana de las enfermedades relacionadas. Nuestra obligación es investigar si esa persona que tiene psoriasis en la piel tiene alguna afectación interna. Ese cribaje debe hacerlo el dermatólogo, pero el paciente tiene que cuidarse, con hábitos saludables y con vida sana”, argumentó.

Hay estudios que demuestran que, disminuyendo el peso en pacientes obesos, mejora la psoriasis. En ese sentido, es necesario un “abordaje global” de la enfermedad. Por eso, la importancia de las unidades multidisciplinares.

psoriasis-congreso

Sobre la artritis psoriásica dijo: es una enfermedad inflamatoria, que puede afectar a cualquier persona, a cualquier edad. Se inflaman las articulaciones. Puede ocurrir que se inflame una, que se inflamen todas. A veces existe más hueso, o destruye parte de la articulación. Los tendones y los ligamentos también se inflaman. Tiene agregación familiar, pero puede desencadenarse por infecciones o traumatismos. Ocurre en el 6%-42% de las personas con psoriasis a lo largo de su vida.

El reumatólogo Carlos Alberto Montilla sostuvo que le llama la atención en sus pacientes que el dolor puede estar controlado, pero que está la fatiga. “Hay ese cansancio para enfrentarse a una cosa tan importante como es el día a día. Los nuevos fármacos, las nuevas dianas terapéuticas, parece que mejoran también el cansancio”, declaró.

A renglón seguido, consideró que los pacientes tienen la responsabilidad de la propia enfermedad. “Los hábitos de vida saludable son importantes. Los pacientes con psoriasis que están más gorditos tienen más facilidad de desarrollar artritis. Todo lo que redunde en reducir peso y en hábitos de vida saludable redunda directamente en lo que es el tema de la enfermedad. Los pacientes con menos peso responden mejor a los tratamientos”, advirtió.

Concepción Oñate, médico de Atención Primaria, insistió en que los hábitos de vida saludables contribuyen a controlar mejor la enfermedad y a evitar los brotes. Quiso dejar claro que la psoriasis es “una enfermedad que no se contagia” y que “eso debe saberse”.