Nuevo número para reportar daños por baches en la CDMX

  • Es el 01-800-8411-930. No se cubren daños cuando se trate de obras de empresas privadas.
  • En un plazo máximo de 10 días se comunicarán con la persona afectada. Se trata de una póliza integral, incluye vialidades primarias y secundarias.

El Gobierno de la Ciudad de México informó que a partir del primero de enero de 2017 cambia el número telefónico para que los propietarios que sufran daños en sus vehículos por desperfectos en la carpeta asfáltica en vialidades secundarias y primarias de esta urbe  realicen su reporte.  El nuevo número es 01-800-8411-930.

Asegura el gobierno de la capital mexicana que la aseguradora que brindará la atención y el servicio es Grupo Mexicano de Seguros S.A de C.V.  El procedimiento opera en los mismos términos; los ciudadanos -que sufran un daño en su vehículo- de inmediato deberán llamar a dicho número e indicar al operador que se trata de una avería provocada por un bache en vialidad primaria o secundaria. Es primordial que el conductor permanezca en el lugar.

Una vez hecho el reporte, al sitio se presentará un ajustador y solicitará al conductor la tarjeta de circulación y licencia de manejo vigente (requisitos que exige toda aseguradora). El ajustador realiza la inspección del vehículo y toma fotos de los daños. Llena un formato con los datos del conductor en el que se describen los daños a la unidad.

Entrega una copia e informa que en un plazo máximo de 10 días se comunicarán con la persona afectada  para notificarle que pase a recoger su pago, el cual es autorizado por la Dirección General de Recursos Materiales y Servicios Generales de la Oficialía Mayor (DGRMSG).

La aseguradora expide la orden de pago al automovilista, quien podrá acudir por su cheque al módulo de la aseguradora de las oficinas de la DGRMSG, ubicadas en Tlaxcoaque 8, quinto piso, colonia Centro.

Este procedimiento es exclusivo para afectaciones provocadas en los vehículos automotores específicamente por daños en la carpeta de rodamiento como: baches, zanjas, socavones, coladeras y rejillas.

En caso de que los automovilistas caigan en un bache provocado por trabajos realizados en alguna empresa privada, aun cuando se encuentre en vía primaria, no aplicará el seguro. Además no se cubrirán antiguos daños del vehículo, es decir ajenos al percance.

La reparación del daño no comprende el pago de gastos médicos por lesiones ni por otros factores naturales (caída de árboles, postes e inundaciones); todo el resto de las responsabilidades civiles se tramitarán conforme al procedimiento habitual, al igual que en todos los casos en que el conductor no esté de acuerdo con el monto ofrecido por el daño.

Debido a que se trata de una póliza integral, el procedimiento incluye vialidades primarias y secundarias.