Separar mujeres de sus hijos, una de las formas de violencia más deleznables

 Censura el Jefe de Gobierno de la capital mexicana al gobierno de Trump. México está pasando por un momento muy difícil en su relación con Estados Unidos

Separar mujeres de sus hijos que me parece que es una de las violencias más deleznables que puede haber en el mundo, dijo el Jefe de Gobierno de la capital mexicana, Miguel Ángel Mancera Espinosa al hacer un llamado para que cese la violencia contra mujeres migrantes.

“México está pasando por un momento muy difícil en su relación con Estados Unidos, está pasando por un momento muy complicado que no nos gusta, que nos tiene molestos, que nos tiene enojados con las decisiones de aquel gobierno. Sin embargo, un punto muy importante que no podemos dejar pasar es que se está violentando a mujeres con esta política pública”, dijo el servidor público mexicano.

“No estamos conformes con que haya violencia en el mundo”, porque siete de cada 10 están siendo agredidas”, dijo el mandatario capitalino.

Al hacer referencia de los casos de mexicanas que han sido expulsadas por el gobierno de Trump, el Jefe de Gobierno convocó a las Naciones Unidas a realizar  un gran  pronunciamiento, para que se tomen las medidas necesarias y evitar esa violencia contra las mujeres de origen mexicano que se está generando en los Estados Unidos.

Esa violencia, dijo Mancera Espinosa, no es provocada por el pueblo de los Estados Unidos, sino por el presidente Trump, “al separar mujeres de sus hijos”, lo que consideró “una de las violencias más deleznables que puede haber en el mundo”.

“Yo estoy seguro que la ONU escuchará estos llamados, porque no es solamente de aquí, sino es un llamado generalizado para la defensa de los migrantes”, fue el exhorto que hizo el Jefe de Gobierno”.

Las órdenes y memorándums emitidos por el presidente Donald Trump podrían infringir las obligaciones internacionales sobre derechos humanos de Estados Unidos, señaló el servidor público mexicano.

El Jefe de Gobierno hizo un reconocimiento  al pronunciamiento que emitió el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACDH), respecto a la política migratoria del gobierno de Estados Unidos. “Es para nosotros un gran bálsamo, un alivio y un respaldo solidario para la Ciudad de México y para mi país. Lo agradezco mucho y lo recibimos con gran beneplácito”, afirmo.

Las órdenes emitidas y memorándums del presidente Donald Trump podrían infringir las obligaciones internacionales sobre derechos humanos de Estados Unidos, comentó Mancera Espinosa al destacar el pronunciamiento de la ONU hecho público el pasado 22 de febrero.

Mancera Espinosa recordó el   exhorto a la solidaridad que hizo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU)  sobre su petición a este organismo de emitir un pronunciamiento y evitar la violencia que el gobierno estadounidense está generando al separar mujeres de sus hijos y su coincidencia con la respuesta que hizo luego el organismo internacional.

Mancera Espinosa habló durante su participación en la Reunión Global de Alcaldes y Alcaldesas: Ciudades por la Igualdad de Género, donde insistió en su llamado para que cese la violencia hacia las mujeres migrantes. “Nosotros decimos de México, pero es el caso del mundo. Se requiere solidaridad, requerimos de su solidaridad”.

Además destacó que los edificios  y espacios públicos de la capital del país se iluminaron  de color naranja para simbolizar el emblema de ONU Mujeres, “He for She” y el objetivo de poner alto a la violencia contra las mujeres.

La directora Ejecutiva Adjunta de ONU Mujeres, Lakshmi Puri, subrayó que en la primera Constitución de la CDMX se estableció el principio de igualdad de género. Además reiteró que existe un trabajo desde los gobiernos locales para enfrentar la violencia contra las mujeres.

En ese  evento  destacó la presencia de los alcaldes de la Ciudad de Edmonton, Canadá, Bev Esslinger; de Kochi, India, Soumini Jani; de Medellín, Colombia, Federico Gutiérrez Zuluaga y de Maputo, Mozambique, David Simango, así como el presidente de la ciudad de Rabat, Marruecos, Mohamed Seddiki y el vicealcalde de Marrakech, Marruecos, Khadia Alfeddy.

Please follow and like us: