¿Por qué adolescentes y jóvenes se autolesionan?

 

  • Es un mecanismo para regular emociones como enojo o miedo y reducir el dolor que se vive y no se puede expresar
  • Es más frecuente en las mujeres de entre 10 y 15 años

 

Alrededor del 40 por ciento de los adolescentes presenta conducta autolesiva, más frecuente en las mujeres de entre 10 y 15 años de edad, de acuerdo con datos de  la especialista en psiquiatría infantil y de la adolescencia de los Servicios de Atención Psiquiátrica de la Secretaría de Salud, Clarisa Villaseñor Robledo.

 

Esta conducta, dijo la especialista mexicana en una entrevista, es un mecanismo para regular emociones como el enojo o el miedo y reducir el dolor que se vive y no se puede expresar. Así, los jóvenes se cortan partes del cuerpo o se quitan las costras de una herida.

 

La psiquiatra señaló que trastornos emocionales como depresión, estrés post-traumático u obsesivo-compulsivo pueden desencadenar este comportamiento.

 

Villaseñor Robledo explicó que los síntomas que deben alertar a los familiares son tristeza, irritabilidad, negativismo, desgano por desarrollar actividades, desinterés en el aseo personal, aumento o disminución del apetito, baja autoestima, ideas de culpa y aumento del sueño.

 

Clarisa Villaseñor Robledo, especialista en psiquiatría infantil y adolescentes de los Servicios de Salud de Atención Psiquiátrica.

 

La experta advirtió que el cuatro por ciento de la población adolescente registra problemas emocionales debido a factores genéticos, familiares, psicológicos, y sociales, haciéndolos proclives a conductas autolesivas.

 

La especialista indicó que el tratamiento debe enfocarse en analizar el ambiente familiar y escolar, así como posibles enfermedades psicopatológicas.

 

Destacó que en caso de que se presente depresión, debe aplicarse un tratamiento por dos vías: medicamentos y terapias psicoterapéuticas.

 

Asimismo, se recomiendan sesiones para disminuir la ansiedad, aumentar la autoestima y desarrollar tolerancia hacia la frustración.

 

Villaseñor Robledo consideró esencial poner atención en la conducta de los jóvenes, fomentar, la comunicación y la confianza, además de acercarse a ellos de manera asertiva.