El estrés laboral causa depresión, ansiedad e infartos

 

  • Subió la tasa de incapacidades permanentes en trabajadores de la capital mexicana
  • La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal exhorta al Gobierno de la CDMX a promover mejores condiciones de seguridad y salud de la clase trabajadora capitalina, que garanticen su derecho a un trabajo digno

 

La tasa de incapacidades permanentes en la CDMX mostró un incremento sostenido a partir de 2010, alcanzando un 4 por ciento en 2014, según cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), advirtió la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) al exhortar al Gobierno de la Ciudad de México a promover mejores condiciones de seguridad y salud de las personas trabajadoras capitalinas, que garanticen el derecho a un trabajo digno.

 

Con motivo de que este 28 de abril se celebra el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo establecido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), esa Comisión instó a las autoridades a generar un sistema de registro y notificación de los accidentes y enfermedades profesionales que proporcione información completa sobre su incidencia en esta Ciudad.

 

La CDHDF destacó que esta conmemoración se centra en la necesidad de los países de recopilar y utilizar datos confiables sobre el tema de conocer las condiciones de seguridad en que se desarrollan los trabajadores capitalinos.

 

Como ejemplo, la CDHDF citó los factores psicosociales que impactan negativamente la salud de las personas trabajadoras y su desempeño, como el estrés laboral, un fenómeno vinculado a casos de depresión, ansiedad e infartos.

 

Lo anterior, señaló la CDHDF, con el fin de generar estadísticas comparativas e informes, hacer aportaciones a las cifras internacionales, identificar medidas de prevención en la materia y asegurar indemnizaciones apropiadas y efectivas por accidentes de trabajo y enfermedades.

 

 

La CDHDF enfatizó que de acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), basado en datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), se revela que en la Ciudad de México, la tasa de incidencia y enfermedades de trabajo pasó de 2.36 por ciento en 2005, a 2.02 por ciento en 2014.

 

No obstante, la tasa de incapacidades permanentes en el mismo periodo (2005-2014) mostró un incremento sostenido a partir de 2010, alcanzando un 4 por ciento en 2014, recalcó la CDHDF.

 

Para esta CDHDF, el contar con datos precisos y confiables puede contribuir a la toma de decisiones sobre las condiciones de seguridad y salud en los centros de trabajo.

 

Esa Comisión mencionó que el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC) y el Protocolo de San Salvador, establecen que el goce de condiciones de trabajo justas, equitativas y satisfactorias requiere, entre otras cosas, garantizar la seguridad y la higiene en el ámbito laboral.

 

Asimismo, el comunicado de la CDHDF puntualizó que la generación de información en los centros laborales responde a lo establecido en el Objetivo No. 8 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que promueve la creación de entornos de trabajo seguros y protegidos para las personas trabajadoras, incluyendo a las y los migrantes, y solicita a los países que informen sobre las tasas de frecuencia de lesiones ocupacionales mortales y no mortales, por sexo y situación migratoria.

 

El Director de la Oficina de la OIT para México y Cuba, Thomas Wissing, ha señalado que los accidentes y enfermedades laborales tienen un alto costo para la sociedad, por lo que es fundamental desarrollar herramientas y programas de capacitación en el tema.

 

Thomas Wissing.

 

Para la CDHDF resaltó el hecho de que en la Constitución Política de la Ciudad de México se reconozca, en su Artículo 10, apartado B, el derecho al trabajo digno y promueva la protección eficaz de las personas trabajadoras frente a los riesgos de trabajo, incluyendo los riesgos psicosociales y ergonómicos, y el desarrollo de las labores productivas en un ambiente que garantice la seguridad, salud, higiene y bienestar.

 

Además, esa Carta Magna establece que las autoridades, en el ámbito de sus competencias, garantizarán el derecho al acceso a la información pública en materia laboral que obre en su poder.

 

En este sentido, la CDHDF reiteró el exhorto a las autoridades locales y federales a promover la creación de sistemas de información sobre seguridad y salud en el trabajo que formen parte de políticas públicas integrales que consoliden los esfuerzos para garantizar el derecho a un trabajo digno.

 

Esa Comisión mencionó además el compromiso de cumplir con lo establecido en tratados internacionales en materia de derechos humanos, la Constitución Política de la Ciudad de México y de la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 para promover mejores condiciones de seguridad y salud de todas las personas trabajadoras de la Ciudad de México.