La enfermedad que se confunde con asma o epilepsia y causa la muerte

 

  • Algunos de sus síntomas son fatiga, dolor en el pecho, expulsión de sangre por la boca y vértigo
  • Sin atención oportuna el paciente tiene un elevado riesgo de morir
  • Afecta en mayor medida a personas con más de 50 años de edad

 

El doctor Luis Efrén Santos Martínez advirtió de las características de la “hipertensión pulmonar tromboembólica crónica”, una enfermedad la enfermedad que se puede confundir con asma o epilepsia, pues algunos de sus síntomas son fatiga, dolor en el pecho, expulsión de sangre por la boca y vértigo.

Es un padecimiento poco frecuente que impide o dificulta el paso de la sangre en las arterias pulmonares, que sin diagnóstico y atención oportuna, causa discapacidad y muerte, explicó Santos Martínez en una entrevista.

 

Santos Martínez recomendó a quien la padece, acudir con el médico para su correcta valoración. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), dijo este especialista mexicano, ofrece tratamiento de alta especialidad a los derechohabientes con el diagnóstico que identifica la “hipertensión pulmonar tromboembólica crónica”.

 

El IMSS , destacó, con el Servicio de Hipertensión Pulmonar en el Hospital de Cardiología del Centro Médico Nacional Siglo XXI, único nosocomio del IMSS a nivel nacional que brinda el tratamiento contra esta enfermedad que afecta en mayor medida a personas con más de 50 años de edad.

Luis Efrén Santos Martínez es el jefe del servicio de esta especialidad del Servicio de Hipertensión Pulmonar en el Centro Médico Nacional de ese instituto.

 

 

A fin de diagnosticar adecuadamente estos casos, dijo Santos Martínez, en el Hospital de Cardiología se cuenta con especialistas en circulación pulmonar y cardioneumólogos; ante la sospecha de que un paciente sufra hipertensión pulmonar, se realizan diversos estudios como electrocardiograma, radiografía de tórax, ecocardiograma y gammagrafía pulmonar de ventilación/perfusión.

 

Una vez determinada la ubicación del o los coágulos de sangre que se forman en el interior del vaso sanguíneo (llamados trombos), explicó, se brinda el tratamiento, que puede ser quirúrgico, a través de medicamentos o angioplastía pulmonar, que consiste en introducir al pulmón un catéter con un pequeño balón en la punta, para abrir el vaso pulmonar y bajar la presión.

 

El doctor Santos Martínez alertó a la población para acudir con su médico a revisión en caso de que padezca falta de aire al realizar actividad física y durante el reposo, ya que éste puede ser indicador de hipertensión pulmonar y la atención oportuna es clave para el éxito del tratamiento.