Aprueban Ley de Instituciones Asistenciales Públicas y Privadas para las Personas Adultas Mayores

Nuevo León es estado pionero en la materia: Gerardo Juan García Elizondo

El Congreso de Nuevo León aprobó la Ley de Instituciones Asistenciales Públicas y Privadas para las Personas Adultas Mayores que contiene la reforma que permite a la Secretaría de  Protección Civil revisar las condiciones físicas de los inmuebles, de las medidas y normas de seguridad y  previsión  de las casas para adultos mayores y también faculta a la Secretaría de Salud y al Sistema Nacional de Desarrollo de la Familia, DIF, para realizar inspecciones periódicas de las condiciones de cuidado, higiene, alimentación y atención médica primaria que esas instituciones prestan a sus residentes de la Tercera Edad.

 asilo

Se busca así eliminar el maltrato a los ancianos, regular las condiciones y servicios de esos locales y sancionar a los que incumplan lineamientos de protección civil, alimentación, higiene, cuidados primarios y derechos humanos de los residentes de casas de día, casas de descanso y asilos, sean públicos o privados, para asegurar el bienestar de los adultos mayores residentes.

El diputado del PRI, Gerardo Juan García Elizondo

El diputado del PRI, Gerardo Juan García Elizondo

Tras su análisis dentro de la Comisión de Desarrollo Social y Derechos Humanos, los diputados avalaron la nueva Ley, propuesta por el diputado del PRI, Gerardo Juan García Elizondo, en noviembre del 2013.

El legislador dijo que algunas casas de asistencia para adultos mayores no cuentan con las medidas de salud y seguridad, por lo que es necesario considerar sanciones y plazos para que subsanen las deficiencias y en casos necesarios, como cuando operan en condiciones insalubres, de hacinamiento o maltrato, proceder a su clausura.

En este mismo sentido, comentó García Elizondo, el personal de estos centros también tiene que capacitarse, tanto en los aspectos médicos básicos  como en el aspecto psicosocial para atender adecuadamente a los adultos mayores, involucrando también a sus familias, pues se trata de que esta población, creciente en nuestro país, tenga una calidad de vida óptima.

El estado de Nuevo León es precursor en esta materia, aunque creo que en el Distrito Federal ya legislaron sobre el tema, y en algunos otros estados de la República también se inician los debates y discusiones  debido al incremento de la población de 60 y más años, mencionó el diputado priista

Informó que actualmente en Nuevo León hay 60 asilos registrados, aunque podrían  estar establecidos hasta 80, ignorándose en su mayor parte sus condiciones físicas y operativas,  según investigadores de la Universidad de Monterrey.

Por otra parte el INAPAM establece que en Nuevo León existen 181 asilos y estancias, de los cuales 120 son privados y 61 públicos, y en cada uno conviven desde 20 o 30 adultos mayores hasta 90 o 100, dependiendo el espacio del lugar.

Nuevo León cuenta con 372 mil adultos mayores, aunque en cinco años esta cifra podría duplicarse, lo que en términos relativos representará 11.6 por ciento de la población total. Es decir, será una entidad paulatinamente más veterana y experimentada.

“La Ley permitirá determinar cómo operan esos centros;  qué capacitación tiene el personal que los maneja,  pero lo principal  será saber cómo son atendidos los adultos mayores, pues lo deseable es que tengan la mejor calidad de su vida, para ello se requerirá  el concurso de las instancias ya mencionadas, del DIF y el INAPAM así como  la asesoría de instituciones académicas dedicadas a la geriatría, la gerontología, la investigación genómica  y gente experta en la materia.