70 por ciento de los casos de enfermedad púrpura son curables

Se manifiesta con moretones en la piel que aparecen de manera repentina. Es un trastorno del sistema inmune donde éste desconoce las plaquetas del paciente y las destruye.

La púrpura trombocitopénica es un trastorno del sistema inmune donde éste desconoce las plaquetas del paciente y las destruye, que además no tiene una causa obvia. En muchas ocasiones los pacientes no tienen síntomas y se manifiesta principalmente con moretones en la piel que aparecen de manera repentina.

Una persona saludable tiene un promedio de 300 mil plaquetas (trombocitos), pero quienes padecen de púrpura pierden con gran velocidad plaquetas y llegan a descender a mil o incluso a cero en sus formas más graves, razón por la que el paciente debe ser valorado por un hematólogo.

El jefe de la Clínica de Hemostasia y Trombosis del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional La Raza, Jaime García Chávez, destacó que  con atención adecuada, la población adulta joven tiene un porcentaje de curación de 70 por ciento y en los bebés hasta 95 por ciento logra recuperarse.

Dijo en una entrevista que una vez hecho el diagnóstico de púrpura, se indica una serie de estudios para descartar otras posibles causas de que bajen las plaquetas, ya que también puede ser por leucemia, algunos tipos de cáncer, sarampión o un virus.

Explicó que la púrpura es una enfermedad benigna que predomina en mujeres en 70 por ciento y el 30 por ciento lo padecen hombres jóvenes y en edad productiva. Esta enfermedad no es genética, no es hereditaria, ni se contagia.

Sin embargo, el especialista del IMSS mencionó que aunque ya estén curados los pacientes, puede haber condiciones que hacen que recaiga: estrés excesivo e infecciones agudas, generalmente virales, que pueden ser respiratorias o digestivas, que vuelven a reproducir el cuadro, por lo cual hizo un llamado a las personas que tuvieron púrpura a evitar dichos factores de riesgo.

El hematólogo indicó que la atención para los pacientes con púrpura se brinda en tres niveles de tratamiento, conocidos como tratamiento de primera línea, de segunda línea y el de tercera línea, y también los hay experimentales.

Se ha demostrado, aseguró,  que siete de cada 10 pacientes se curan en las primeras tres líneas de tratamiento y el resto son tratados con medicamentos en etapa experimental, cuya fase de investigación está muy avanzada.

El especialista comentó que la púrpura es un padecimiento benigno, tratable y tiene una incidencia de cinco casos por cada 100 mil habitantes; se considera de las enfermedades llamadas huérfanas porque son de baja prevalencia, pero alarmante por sus manifestaciones.