Las aerolíneas discriminan a personas con discapacidad

  • Propone estudiante de Derecho reforma sin precedente a la Ley de Aviación Civil contra la discriminación de discapacitados en el transporte aéreo.
  • Apolinar Medardo Ramírez Figueroa, alumno con discapacidad de la Facultad de Derecho de la UNAM, obtuvo la especialidad en Derecho Internacional Público con una propuesta académica de vanguardia a nivel global.

Apolinar Medardo Ramírez Figueroa es alumno con discapacidad de la Facultad de Derecho  de la máxima casa de  estudios de México. Al presentar su trabajo académico para obtener la especialidad en Derecho Internacional por la División de Estudios de Posgrado de la FD, el universitario  plantea una reforma a la Ley de Aviación Civil para garantizar transporte aéreo sin discriminación a las personas con alguna discapacidad.

Es de  Iguala, Guerrero,  sufre secuelas de poliomielitis, se  fracturó el fémur. Estuve dos años sin poder moverse, sin estudiar. Decidió  aplicar el examen de admisión a la UNAM y aprobó en el primer intento.  Viajaba con muchas dificultades en Metro y microbús  para estudiar en Ciudad Universitaria donde se encuentra la Facultad de Derecho.

Apolinar Medardo tuvo  dificultades para moverse por las escaleras del Metro. En ocasiones   le negaban el servicio en el taxi y en el trolebús por tardarse en subir. Aún así logró terminar la licenciatura y hacer esta especialización.

“Ahora hay que volar más alto”, dijo este estudiante universitario para quien  la discriminación de las personas con alguna discapacidad  al viajar en cualquier tipo de transporte no es un tema pasajero.

Apolinar Medardo Ramírez Figueroa, alumno de la Facultad de Derecho de la UNAM.

En  el caso del transporte aéreo se encontró con que las legislaciones nacional e internacional, abocadas a la aviación civil permiten a las aerolíneas, según su criterio, negar el derecho a viajar a personas con discapacidad.

En su trabajo, este universitario documentó los casos de Alejandro Anguiano y Carlos Ríos, dos ciudadanos con discapacidad que han sido discriminados en aeropuertos del país.

Esta situación puede modificarse y México debe hacerlo visible a través del derecho internacional, expuso  este estudiante de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Además de esa reforma, indicó que una opción más es la promoción de un amparo heteroaplicativo en caso de no cumplirse el Artículo primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y el Artículo noveno de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU.

En su propuesta, denominada “El derecho de las personas con discapacidad a gozar de los beneficios del transporte aéreo sin restricciones a su derecho a la movilidad”, consideró que la iniciativa podría tener impacto a nivel global, pues busca terminar con la idea de que no pueden viajar sin asistencia.

“En vuelos internacionales tienen que firmar, si viajan solos, una responsiva; es paradójico porque en un avión pueden volar incluso menores de 18 años sin tantas condiciones”, resaltó el ahora especialista en derecho internacional.

A nivel nacional el tema cobra relevancia porque actualmente no hay ninguna normatividad al respecto, sólo la denominada Circular Obligatoria, que establece el contenido de los programas de seguridad en la aviación civil, y que permite a las personas con discapacidad viajar sin compañía; sin embargo, “dado que ese documento tiene una categoría inferior, nadie lo respeta”, apuntó Apolinar.

“Incluso en Europa hay normatividades que les prohíben viajar solas porque si hay algún percance o emergencia no sabrán qué hacer, a dónde dirigirse ni a quien pedir ayuda; pero ése es el viejo sistema, el nuevo modelo plantea que son autónomas y que pueden resolver su vida en cualquier situación”, explicó.

Apolinar no ha tenido experiencias adversas al intentar abordar un avión, pero sí las ha sufrido, como narró,  en su tránsito terrestre por la Ciudad de México, de ahí su interés por esta iniciativa, que no tiene precedente en la academia, ni en el ámbito legislativo del país.