El 81.6 por ciento de personas mayores con empleo carece de prestaciones laborales

 

  • Proponen prisión de uno a tres años de prisión y multas a quien niegue trabajo por cuestiones de edad
  • Alrededor del 90 por ciento de las vacantes deja sin opción de ocuparlas a mayores de 35 años
  • El 55 por ciento de empresas privadas y del gobierno exigen que la edad tope sea los 35 años

 

 

La Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados federal advirtió de la grave situación de las personas mayores de 60 años del país, la mayoría sin empleo y el 81.6 por ciento de los que lo tienen carece de prestaciones laborales y trabajan en condiciones infrahumanas.

 

Esa Comisión legislativa analiza una iniciativa que reforma el artículo 149 Ter del Código Penal Federal, a fin de sancionar con uno a tres años de prisión o de 150 a 300 días de trabajo a favor de la comunidad, y hasta 200 días multa, al que niegue o restrinja en convocatorias laborales acceso al trabajo principalmente por razones de edad.

 

La propuesta es impulsada por el diputado Jonadab Martínez García, del Movimiento Ciudadano, quien sostiene que en México hay un elevado grado de discriminación cuando se busca empleo, de acuerdo con la Asociación por la no Discriminación Laboral por Edad o Género.

 

Este organismo asegura que el 55 por ciento de empresas privadas y del gobierno exigen que la edad tope sea los 35 años, mientras que sólo 10 por ciento acepta personas cuya edad máxima oscile entre 48 y 50 años.

 

Jonadab Martínez García.

 

La escolaridad, señaló Martínez García, ya no es factor primordial que determine o aumente la probabilidad de las personas para obtener un empleo formal, sino la edad. Lo anterior ha generado que los individuos no tengan como prioridad graduarse, sino trabajar a edad temprana.

 

“Según cifras del Inegi, en 2011 sólo 12 millones de personas en México contaban con una licenciatura y menos de 1 millón ha estudiado un posgrado”, mencionó el diputado federal.

 

Martínez García se refirió a un informe realizado por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, el cual arrojó que el 90 por ciento de las vacantes laborales ofrecidas deja fuera a mayores de 35 años, y el diez por ciento restante concreta empleos de bajo salario que no tienen que ver con el perfil académico del solicitante.

 

“El mercado laboral enfrenta una contradicción, ya que por una parte demanda perfiles con especialización, pero castiga a empleados más experimentados al no contratarlos, por cuestiones de edad”.

 

 

Martínez García consideró que existen áreas donde el relevo generacional se acerca y no aprovechar al talento de mayor edad será un error. “Las áreas de manufactura, transporte, energía y salud tienen proporcionalmente un gran número de trabajadores con amplia experiencia, a comparación de otros sectores, por lo que enfrentarán una escasez significativa de personal calificado cuando se jubilen”.

 

En este sentido, indicó el legislador que en los próximos diez años, 50 mil especialistas y técnicos en petróleo, refinación, petroquímica, transporte y comercialización de hidrocarburos que laboran en Pemex, podrán jubilarse y sus relevos no están listos, según un informe de la misma paraestatal.

 

“La cifra de egresados en ingeniería petrolera no llega a mil estudiantes en el país, de acuerdo con datos de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, la ANUIES”.

 

El legislador hizo notar que la experiencia sólo se consigue con el tiempo al advertir que muchos de los jóvenes que ahora egresan de las universidades tienen mayores conocimientos, pero carecen de práctica. Por ello, dijo, es necesario generar políticas públicas que garanticen la igualdad de oportunidades, donde la edad no sea un factor determinante para ocupar una vacante, sino su trayectoria laboral.