Grave el desempleo juvenil en América Latina, subió a 18. 3 por ciento

 

  • En la actualidad en la región hay unos 114 millones de jóvenes en edad de trabajar de los cuales unos 54 millones participan de la fuerza laboral
  • “América Latina no está aprovechando a sus generaciones jóvenes en todo su potencial”
  • Es urgente tomar medidas para mejorar la dramática situación laboral de los jóvenes, demanda la OIT
  • La tasa de desempleo es la más alta en más de una década tras escalar más de 3 puntos porcentuales

 

 

Santiago – La Organización Internacional del Trabajo (OIT) destaca en un reciente informe los problemas de alto desempleo e informalidad entre los jóvenes, en un momento en el cual en América Latina hay 9 millones novecientos mil personas entre 15 y 24 años que buscan un trabajo sin conseguirlo, de acuerdo a informes datos difundidos por esa organización.

 

“El desempleo juvenil aumentó en forma abrupta en el último año, pegó un salto de más de 3 puntos porcentuales, al pasar de 15,1 a 18,3 por ciento”, comentó el Director de OIT para América Latina y el Caribe, José Manuel Salazar-Xirinachs, quien asistió recientemente en esta ciudad al II Encuentro de Jóvenes de la Alianza del Pacífico .

 

“La situación, sin caer en alarmismos, la podríamos definir como dramática”, dijo el Director Regional de la OIT. Hace más de una década que no se registraba una tasa de desempleo juvenil tan elevada. En este momento, 40 por ciento de los desempleados son jóvenes.

 

Salazar explicó que además de un desempleo que triplica al de los adultos, los jóvenes deben enfrentar una tasa de informalidad más alta, estimada en 56 por ciento en promedio para la región. Esto significa que más de la mitad de los empleos disponibles para los jóvenes son en estas condiciones.

 

En la actualidad en la región hay unos 114 millones de jóvenes en edad de trabajar de los cuales unos 54 millones participan de la fuerza laboral, según los datos demográficos más recientes, un “bono demográfico” de gran importancia cuyo aprovechamiento se ve afectado por las malas condiciones laborales.

 

“América Latina no está aprovechando a sus generaciones jóvenes en todo su potencial”, dijo Salazar.

 

Pare el funcionario de la OIT “existe una necesidad urgente de revertir la situación y las tendencias actuales para sacar provecho del bono demográfico y crear una sólida infraestructura de empleos de calidad y de trabajo decente para estos jóvenes”.

 

Asimismo destacó que para mejorar la situación laboral de los jóvenes es necesario abordar deficiencias en áreas como: educación y entrenamiento; políticas activas de mercado de trabajo; promoción del talento y capacidad empresarial; derechos laborales; desarrollo productivo; y tecnología.

 

“El futuro del trabajo para los jóvenes es una tarea conjunta de la política pública, del sector privado, de los movimientos sindicales, de las organizaciones de jóvenes y en la que muchos otros agentes de la sociedad civil organizada pueden contribuir”, dijo Salazar.

 

 

Además afirmo que “en todas las modalidades de programas para fomentar el empleo juvenil las empresas y las alianzas público-privadas tienen un papel esencial qué jugar. Es un campo fértil para la responsabilidad social empresarial, pero es un tema que va mucho más allá que la responsabilidad social. Es algo que puede y debe ser central en las estrategias competitivas de las empresas.

 

Salazar destacó la firma del “Acuerdo por la Empleabilidad Juvenil de la Alianza del Pacífico” en la reunión efectuada en Santiago, por parte de representantes de Chile, Colombia, México y Perú.

 

El encuentro de Santiago estuvo precedido por diálogos nacionales en cada uno de los países en los cuales se analizaron la situación y las experiencias relacionadas con el empleo juvenil.

 

“La experiencia acumulada da una amplísima base de buenas prácticas sobre las cuales construir una nueva generación de políticas con enfoques más integrados, de más impacto y de mayor escala”, explicó Salazar.

 

El Director de la OIT añadió que “Invertir en los jóvenes es invertir en el presente y en el futuro de nuestras sociedades. El compromiso político y los enfoques innovadores son indispensables”.

 

La reunión convocó a representantes de Ministerios de Trabajo y Educación de Chile, Colombia, México y Perú, así como de la Secretaría de Estado para la Educación, Investigación e Innovación del Gobierno Suizo, el Ministerio de Educación de Argentina, la Organización Internacional del Trabajo, el Banco Mundial, líderes del sector académico, empresarios y jóvenes.

 

El encuentro en Chile fue realizado con el apoyo de la Iniciativa para los Jóvenes de la empresa Nestlé, convocó además a 37 compañías que participan del Acuerdo por la Empleabilidad Juvenil de la Alianza del Pacífico, que se propone en dos años se ayudar a más de 17 mil jóvenes en los cuatro países, con programas de entrenamiento práctico en el mundo laboral.