Aparatos auditivos permiten a las personas mayores vivir dignamente

 

  • Tener disminuida la capacidad auditiva para una persona mayor significa en muchos casos segregación y discriminación
  • La disminución de la capacidad auditiva en adultos mayores es uno de los principales problemas en materia de salud

 

 

Tener disminuida la capacidad auditiva para una persona mayor significa en muchos casos segregación y discriminación, por lo que otorgarles un aparato auditivo de forma gratuita contribuye a que vivan con dignidad, aseguró la diputada del PRI en la Asamblea Legislativa, Dunia Ludlow.

 

“Tenemos que garantizar que se cuente con la infraestructura y la atención que se necesita para que las personas mayores puedan seguir viviendo, puedan seguir produciendo y puedan seguir disfrutando de la vida con dignidad”, expresó.

 

Al entregar 20 aparatos auditivos en su Módulo de Atención Ciudadana, la priísta señaló que vivir con limitación en alguno de los sentidos, como la vista o el oído, produce exclusión, vulnerabilidad y discriminación.

 

“Es importante que reflexionemos y nos ocupemos de hacer más acciones como ésta en beneficio de personas que son vulneradas todos los días porque no nos escuchan. Espero que este pequeño esfuerzo les transforme la vida y los llene de energía para seguir luchando”, manifestó.

 

Dunia Ludlow.

 

La entrega de los aparatos, así como la realización de estudios audiométricos, se llevaron a cabo con la colaboración de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso), y las fundaciones GOLF y Audio Amigo.

 

En su intervención, el presidente de GOL Fundación, Juan Pablo González, reconoció que Ludlow Deloya y el Gobierno Capitalino hayan coordinado trabajos para beneficiar a personas, sin importar los colores partidistas.

 

La disminución de la capacidad auditiva en adultos mayores es uno de los principales problemas en materia de salud en la Delegación Cuauhtémoc, según la Secretaría de Desarrollo Social.

 

Al año, esta dependencia entrega 2 mil 500 aparatos auditivos. Los 20 beneficiarios fueron asesorados para la correcta calibración de sus aparatos.