Demandar desaparecer la figura de “alienación parental” en todo el país

 

  • La utilizan los jueces para decidir en los procesos de divorcio si los hijos deben mantenerse con alguno de los padres
  • La mayoría las madres resultan criminalizadas
  • Eliminarla de los Códigos Civiles implica que los derechos de niñas y niños estén basados en el interés superior de la infancia, así como el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia

 

 

La abogada Patricia Olamendi promotora de los Derechos Humanos y de la Igualdad entre Mujeres y Hombres, hizo un llamado a 16 estados de la República para que revisen sus Códigos Civiles y deroguen la figura de alienación parental, que utilizan los jueces para decidir en los procesos de divorcio si los hijos deben mantenerse con alguno de los padres.

 

Su eliminación significa el ejercicio de la protección al desarrollo de las niñas, niños y adolescentes, dijo la abogada Olamendi al concluir la sesión donde el Pleno de la Asamblea Legislativa aprobó por unanimidad en Sesión Extraordinaria derogar el artículo 323 septimus del Código Civil del Distrito Federal con lo cual se elimina el término alienación parental.

 

Olamendi complementó que con la derogación se elimina una figura no científica de la alienación parental.

 

Organizaciones de la sociedad civil y defensoras de los derechos humanos de la infancia y las mujeres asistieron al Recinto para seguir de cerca la discusión y se pronunciaron a favor de la decisión de la ALDF

 

A la sesión legislativa asistieron integrantes de organizaciones de la sociedad civil y defensoras de los derechos humanos de la infancia y las mujeres entre las que figuraron Patricia Olamendi, abogada, así como Laura Martínez, de ADIVAC, Beatriz Cosío y Malo Micher ex Directora del instituto de la Mujer de la Ciudad de México.

 

Tras la aprobación del dictamen, este grupo de mujeres hizo un pronunciamiento a favor de la decisión de la Asamblea Legislativa de la capital mexicana.

 

Patricia Olamendi.

 

“Celebramos que el pleno de la ALDF valorara y respondiera a la propuesta de derogación”, destacó Laura Martínez al señalar que este avance, “que respeta los derechos de niñas, niños, adolescentes y mujeres, pone a la Ciudad de México en el nivel de países que han avanzado en la defensa de los derechos de la infancia y adolescencia como Canadá donde han puntualizado que dicha figura es opositora a las garantías y transgrede el derecho a una vida líber de vio0lencia en el interior de las familias”,

 

Para fundamentar el dictamen que presentó la Comisión de Administración y Procuración de Justicia, la diputada Jany Robles Ortiz del Partido Revolucionario (PRI) recordó en tribuna que el pasado 29 de junio se presentó ante el Pleno la iniciativa del Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel ángel Mancera Espinosa, con proyecto de decreto por el que se reforman diversas disposiciones del Código Civil para el Distrito Federal en materia de Síndrome de Alienación Parental.

 

Robles Ortiz destacó la trascendencia de la adición del Artículo 323 Septimus lo cual implica que los derechos de niñas y niños estén basados en el interés superior de la infancia, así como para el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia. La propuesta, agregó, plantea un avance hacia la protección de niños, niñas o adolescentes.

 

En el análisis de esta figura y de sus implicaciones, explicó la legisladora del PRI, llevó a la reflexión de la situación en la que la infancia es víctima de violencia con esta figura, quedaba en un absoluto estado de indefensión y en su mayoría las madres, que buscan proteger a sus hijos e hijas, resultan criminalizadas.

 

Mauricio Toledo Gutiérrez.

 

Por su parte, el diputado Mauricio Toledo Gutiérrez, del Partido de la Revolución Democrática, (PRD) señaló que el término de alienación parental se retomó de las teorías psiquiátricas del estadounidense Richard Gardner, que no ha sido calificada como científicamente válidas dentro de la clasificación internacional de enfermedades, así como la Organización Mundial de la Salud, la Asociación Mexicana de Psicología o la Asociación Americana Médica por su falta de fundamentación médica y clínica.

 

“La iniciativa es en el sentido de resguardar el interés superior del menor y de salvaguardar las relaciones familiares, más allá y al margen de la ruptura de los padres como pareja, lo anterior en consonancia con la legislación nacional e internacional, a la que varias organizaciones de la sociedad civil se han sumado para pedir su derogación”, afirmó Toledo.

 

Asimismo, el legislador del PRD informó que presentará un punto de acuerdo para que el Senado de la República reconsidere su solicitud de aplicar esta derogación a esta figura en Códigos de otras entidades del país.

 

Esta propuesta, informó Toledo, será llevada además al Jefe de Gobierno, en su carácter de Presidente de la Conferencia nacional de Gobernador (CONAGO), para que solicite se aborde el tema en pleno de los gobernadores, y de considerarse necesario se convoque a un debate nacional a fin de que la legislación local y federal sea armónica en cuanto a los criterios jurídicos sobre la existencia en legislaciones en ese término.

 

“Solicitaré a los integrantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que resuelvan con celeridad y apego a derecho la acción de inconstitucional que interpuso la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, que se presentó, y digo lamentablemente hace dos años y no se ha resuelto, es una falta de respeto a la sociedad y a las mujeres de este país”, dijo Toledo.