Las personas en situación de calle, por violencia o por expulsión de sus familias

 

  • Existen 6 mil 774 personas en esa condición de calle en la capital mexicana
  • Un 25 por ciento son personas mayores de 60 años
  • En el caso de las personas mayores, sufren violencia y abandono de parte de sus familiares
  • El 38.6 por ciento son migrantes, la mayoría llegó a la CDMX en busca de oportunidades de trabajo
  • Provienen de los estados de México, Veracruz y Puebla, El Salvador y Honduras

 

 

Violencia y expulsión del núcleo de sus familias, son las causas principales que determinan que la mayoría de las 6 mil 774 personas , de los cuales el 25 por ciento son personas mayores, se encuentren en situación de calle en la Ciudad de México, de acuerdo con los resultados preliminares del Censo de Poblaciones Callejeras 2017 realizado por el gobierno de la capital mexicana y observada por el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la CDMX (COPRED) y la Comisión de los Derechos Humanos de la Ciudad de México.

 

Entre las causas por las que las personas se integran a las poblaciones callejeras, citados por ese Censo, se encuentran: los problemas familiares, 39%, como la expulsión del núcleo familiar (34%) y la violencia (33%); seguido por los problemas económicos con 28 por ciento. En el caso de las personas mayores, sufren violencia y abandono de parte de sus familiares.

 

Los resultados de este Censo preliminar fue hecho por el secretario de Desarrollo Social de la Ciudad de México, José Ramón Amieva, quien aseguró que el objetivo de la política social capitalina será lograr el respeto pleno a sus derechos, la reinserción social y la atención de sus necesidades de esta población, en parte proveniente de los estados de México, Veracruz y Puebla, e incluso de Honduras y El Salvador.

 

En la sede de la Comisión de los Derechos Humanos de la Ciudad de México, el servidor público del gobierno de la CDMX informó con detalle de los resultados de ese Censo, en tanto que el presidente de la Asamblea Legislativa, (ALDF), Leonel Luna Estrada, informó mencionó de una ley en la que se establezcan los derechos de las personas en situación de calle y los modelos de atención a esos grupos vulnerables.

 

Amieva Gálvez informó que en la capital existen 6 mil 774 personas en esa condición de vulnerabilidad, de las cuales 4 mil 354 se localizan en espacios públicos y 2 mil 400 en los albergues públicos y privados, en donde se les ofrecen diversos servicios sociales. Del total, 87.27% son hombres y 12.73% mujeres.

 

Además de los resultados cuantitativos, precisó, el ejercicio arrojó información cualitativa de la encuesta aplicada a 30% del total de las personas que están en situación de calle.

 

Un dato sobresaliente destacado por el servidor público fue que el 38.6% son migrantes que proceden de otras entidades de la República, principalmente del Estado de México, Veracruz y Puebla (89.8%), o de otros países como Honduras y El Salvador (2.8%). De los entrevistados, 53% dijo que llegó a la ciudad en busca de trabajo y 10% para localizar a algún familiar.

 

El levantamiento de información se llevó a cabo por instrucciones del Jefe de Gobierno de la ciudad, Miguel Ángel Mancera Espinosa. Para ello se realizaron recorridos, en los que participaron mil 662 brigadistas de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) y se contó con el apoyo de instituciones públicas y organizaciones sociales.

 

Durante el evento, realizado en la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCDMX), el titular de la Sedeso enfatizó que los datos obtenidos son preliminares, y que sirven de base para la revisión de la política social destinada a atender las necesidades de ese sector.

 

 

El ejercicio detectó la existencia de 100 puntos de alta concentración, es decir, conformados por más de 5 personas, y 346 con menos de ese número. Además confirmó la existencia del cinturón La Villa-Centro-Merced (delegaciones Gustavo A. Madero, Cuauhtémoc y Venustiano Carranza) en el que se ubica más de 50% de la población callejera en espacios públicos, es decir, 3 mil 205 personas.

 

José Ramón Amieva informó que 39.2% de las personas en situación de calle aseguró que trabaja y 67% que recibe un pago monetario, mientras que 16% lo obtiene en especie; para subsistir, 42% se beneficia de la asistencia social pública o privada, y 31% pide dinero.

 

Al menos 9% afirmó saber leer y escribir, 29% tener estudios de primaria, 23% de secundaria, 10% de educación media superior y 3% haber cursado estudios superiores; sólo 11% reconoció no tener ninguna instrucción académica.

 

El funcionario expresó su preocupación ya que el Censo reveló que 100% de los integrantes de estos grupos aceptó consumir algún tipo de estimulante: 39% alcohol, 32% tabaco y 29% drogas; de éstas, el activo es usado por 34%, la marihuana por 27%, la piedra por 8% y la cocaína por 7% de los encuestados.

 

Asimismo, 42% de las y los entrevistados dijo ser víctima de violencia física, mientras que 27% la sufre de tipo emocional; 51% de estas prácticas se consuman en la calle o espacios públicos y 24% en el interior de las comunidades.

 

Sobre los motivos por los cuáles la gente sigue en la calle, 34%, Amieva Gálvez señaló no tener otra opción y sólo 10% respondió que han elegido vivir así. Respecto a sus necesidades, la capacitación para el empleo y la tramitación de documentos de identidad, son los principales requerimientos, ambas con 22%; 18% solicitó servicios de salud y 15% apoyo de rehabilitación a sus problemas de adicción.

 

El secretario de Desarrollo Social anunció que se integrará un grupo de atención y coordinación del que formen parte representantes de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), de la CDHCDMX y de las organizaciones de la sociedad civil que acompañaron la realización del ejercicio, para generar un instrumento de política social complementario a la Constitución local y al Protocolo Interinstitucional de Atención a Personas en Riesgo de Vivir en Calle e Integrantes de las Poblaciones Callejeras.

 

El servidor público destacó la importancia de que las organizaciones de la sociedad civil se sumen a la elaboración de un nuevo modelo sobre las formas de pernocta e integración en los albergues del Instituto de Asistencia e Integración Social (IASIS) de la Sedeso, para brindar a esos grupos vulnerables una gama de oportunidades de ocupación y desarrollo; así como en el fortalecimiento del modelo de atención en calle, para ofrecerles los servicios que necesitan y que esperan recibir.

 

Para la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos capitalina, Perla Gómez Gallardo, el acompañamiento de la sociedad civil organizada especializada en trabajo con las poblaciones callejeras, así como la participación de especialistas de Latinoamérica en la implementación de censos con personas en situación de vulnerabilidad y la observación de organismos como el que ella encabeza y el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la CDMX (COPRED), revelan un avance importante en la forma de hacer política pública en la ciudad, lo que contribuye a romper el silencio y hacer efectivas las garantías fundamentales de las personas.

 

En su oportunidad, la presidenta del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la CDMX, Jacqueline L ́Hoist Tapia, señaló que permitió hacer visibles a las personas que habitan en la calle o en los albergues de la ciudad, y escuchar los motivos que los llevaron a esa situación. Éste, sostuvo, es un ejercicio de derechos, que sirve para prevenir y eliminar la discriminación.

 

Por su parte, el Director General de Educación con Niños, Niñas, Adolescentes y Jóvenes en Situación de Calle (Ednica, I.A.P.), Gabriel Rojas Arenaza, destacó la importancia del Censo de Poblaciones Callejeras 2017 que, dijo, forma parte de los esfuerzos que el Gobierno de la Ciudad de México ha realizado desde hace más de un año para restituir los derechos de quienes integran estos grupos vulnerables. El objetivo fue recuperar, de su propia voz, información útil para generar nuevas políticas públicas que los beneficien.

 

En el evento participaron también la directora general del Instituto para la Prevención y Atención de las Adicciones de la CDMX (IAPA), María del Rosario Tapia Medina; el director del Caracol A.C., Luis Enrique Hernández Aguilar; la directora ejecutiva de Commenta, Diálogo de Saberes, A.C., Nisaly Brito Ramírez, y el director general del IASIS, Héctor Maldonado San Germán.