Criminalizan a líderes y defensores indígenas

 

  • Exigen asegurar el pleno respeto de los derechos humanos de los pueblos y comunidades indígenas del país
  • Afectan sus derechos al territorio, a la consulta previa, la identidad cultural, la libre determinación, la propiedad intelectual
  • Falta de salvaguardas efectivas en el acceso a la justicia
  • Padecen desplazamiento forzado provocado por la violencia existente en algunas zonas del país

 

 

En ocasión del Día Internacional de los Pueblos Indígenas tanto la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), como la Comisión de los Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHDF) coincidieron asegurar el pleno respeto de los derechos humanos de las poblaciones indígenas del país, unos 10 millones de habitantes con más de 60 lenguas y dialectos.

 

La CNDH instó a todas las autoridades del Estado mexicano para que en el ámbito de sus competencias realicen todas las medidas necesarias para garantizar y proteger de forma plena los derechos humanos de los pueblos y comunidades indígenas del país, mientras la CDHDF urgió a consolidar una sociedad igualitaria en el país.

 

La CNDH consideró importante reconocer que existe una profunda asimetría entre las acciones realizadas por el Estado mexicano y la realidad imperante en los pueblos y comunidades indígenas del país. “Aún sufren problemáticas que afectan sus derechos al territorio, a la consulta previa, la identidad cultural, la libre determinación, la propiedad intelectual; y que se agudizan con la falta de salvaguardas efectivas en el acceso a la justicia, la criminalización a líderes y defensores indígenas, y en ocasiones el desplazamiento forzado, provocado por contextos de violencia existentes en algunas zonas del país”.

 

Por su parte la CDHDF hizo un llamado al Estado mexicano a fin de que se adhiera a la Convención Interamericana contra el Racismo, la Discriminación Racial y Formas Conexas de Intolerancia de la Organización de los Estados Americanos, adoptada el 5 de junio de 2013.

 

 

Esta acción constituye, señaló la CDHDF, un cimiento más para que gobierno y sociedad civil, continúen realizando acciones conjuntas para avanzar en el respeto, protección, promoción, defensa, exigibilidad y justiciabilidad de los derechos humanos de las personas indígenas en la Ciudad con la finalidad de consolidar una sociedad igualitaria.

 

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos aseguró que ha realizado diversas acciones para coadyuvar en la materialización de la protección y garantía efectiva de los derechos humanos de los pueblos y comunidades indígenas.

 

Como parte de dichas medidas, este Organismo Nacional en julio del año 2016, emitió la Recomendación General 27 “sobre el derecho a la consulta previa de los pueblos y comunidades indígenas de la República Mexicana”.

 

En la Recomendación se instó a diversas autoridades federales y estatales, para que emitan una ley específica sobre consulta previa y se exhortó a los distintos órdenes de gobierno y a las empresas privadas a cumplir con las obligaciones y responsabilidades que tienen en relación con la garantía y respeto de los derechos humanos de los pueblos indígenas, particularmente de aquellos que se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad.

 

 

En el mismo sentido, la CNDH destacó la importancia que tiene el cumplimiento de los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos de la ONU, como parámetro de responsabilidad legal y ética que las empresas tienen en relación con los derechos humanos en sociedades democráticas, especialmente en contextos de proyectos extractivos o de gran escala, que pudieran conllevar profundas afectaciones a los pueblos y comunidades indígenas.

 

Para la Comisión Nacional, señaló, es fundamental destacar la importancia de fortalecer una sociedad incluyente, regida por el respeto a la diversidad y los principios del pluralismo, la multiculturalidad, interculturalidad y la educación en la igualdad.

 

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos, se sumó a la conmemoración del “Día Internacional de los Pueblos Indígenas” con el fin de exhortar a la sociedad mexicana a reflexionar sobre la importancia de visibilizar y respetar los derechos de los pueblos indígenas, no solo de México, sino del mundo.

 

La CDHDF, por su lado, recordó que hace casi diez años, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas -el 13 de septiembre de 2007-, en la que se establecen los derechos, los principios y las directrices de protección y actuación de los Estados en materia de derechos humanos de los pueblos indígenas.

 

De acuerdo con la ONU, existen más de 5000 grupos distintos en 90 países, quienes hablan una gran mayoría de las aproximadamente 7000 lenguas del mundo; además, se encuentran constituidos por 370 millones de personas aproximadamente, es decir, más del 5% de la población mundial. Lamentablemente, muchos pueblos y personas indígenas continúan estando entre los grupos más desfavorecidos y discriminados.

 

 

En la capital, 132 pueblos y 58 barrios originarios

 

La CDHDF mencionó la importancia de que la Constitución Política de la Ciudad de México reconozca y garantice diversos derechos de los pueblos indígenas, derivados de una consulta previa para la adecuada defensa de sus derechos humanos, a través de mecanismos de consulta y participación que fueron dirigidos específicamente a los pueblos y barrios originarios y comunidades indígenas residentes en la capital.

 

En la Ciudad de México, la importancia que tienen los pueblos y barrios originarios, se refleja en la existencia de un total de 132 pueblos y 58 barrios originarios distribuidos en las 16 delegaciones políticas, citó la Comisión de los Derechos Humanos de la capital.

 

La Encuesta Intercensal 2015, publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), señala que en la capital del país existe una población aproximada de 784 mil 605 habitantes que se autoadscriben como personas indígenas, quienes representan 8.8 % en relación con los 8 millones 918 mil 653 habitantes de la Ciudad, es decir 9 de cada 100 habitantes se considera indígena.

 

Dentro de los porcentajes más altos por delegación se encuentran Milpa Alta (20.3 %), Tláhuac (14.6 %), Xochimilco (12.4 %), Tlalpan (11.8 %), Magdalena contreras (9.8 %) y Cuajimalpa (9.6 %). Relativo a las lenguas indígenas más sobresalientes se encuentran el Náhuatl, Mixteco y Otomí.

 

Asimismo, la Ciudad de México es un destino elegido por personas indígenas para migrar debido a diversos factores como: problemas económicos, globalización, pérdida de identidad cultural, búsqueda de mejores empleos y una mayor dificultad para movilizarse a los Estados Unidos de Norteamérica.

 

Los grupos de indígenas que migran hacia esta Ciudad pertenecen en su mayoría a pueblos zapotecas, mixtecas y triquis originarios de los estados de Chiapas, Oaxaca, y Guerrero. Por lo anterior, en capital se deben desarrollar más y mejores políticas públicas y leyes que protejan a este grupo social, tomando en cuenta su contexto, tradiciones, lengua y movilidad constante.