En riesgo la Carta democrática de los habitantes de la Ciudad de México

 

  • A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, si la Corte de México falla en contra de los derechos de los habitantes de la capital mexicana
  • La Carta Magna capitalina contiene los derechos de las minorías, del matrimonio igualitario, de la población de la diversidad sexual, población afrodescendiente, personas adultas mayores, personas en situación de calle

 

 

Ante la cerrazón de los ocho integrantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que han rechazado audiencias públicas para debatir sobre la Constitución de la Ciudad de México, la Comisión de los Derechos Humanos de la capital del país, junto con organizaciones fraternas y miembros de la Asamblea Constituyente, están dispuestos a llevar el caso a la Sociedad Interamericana de los Derechos Humanos para defender el contenido social y los derechos de la primera Carta Magna de la capital mexicana desde 1824.

 

“Lo que está en riesgo es la Carta de Derechos democráticos en nuestro país”, advirtió la presidenta de la Comisión de los Derechos Humanos de la Ciudad de México, la Doctora en Derecho, Perla Gómez Gallardo.

 

Una de los objeciones del gobierno federal a través de la Procuraduría General de la República al plantear la controversia constitucional en la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha sido contra el matrimonio igualitario, porque según provocaría la “poligamia”.

 

La Constitución de la Ciudad de México fue aprobada apenas en el mes de enero pasado por una asamblea constituyente integrada por 49 mujeres y 51 hombres, que discutieron una Carta de derechos para unos nueve millones habitantes de la capital de México.

 

Durante el Foro por la Defensa de la Constitución de la Ciudad de México efectuado en la sala Digna Ochoa de la Comisión de los Derechos humanos de esta capital, la titular de ese organismo, Perla Gómez Gallardo, advirtió del peligro que corren los avances sustanciales para los habitantes de la capital, como el reconocimiento del matrimonio igualitario, los derechos de la población de la diversidad sexual, de la población afrodescendiente, de las personas adultas mayores, de las personas en situación de calle, así como el derecho a una vida y muerte digna.

 

La Comisión Económica para América Latina (CEPAL) ha reconocido a la Constitución de la Ciudad de México, como la más avanzada en derechos del continente.

 

 

El senador Alejandro Encinas, presidente de la Asamblea Constituyente, y la abogada Perla Gómez Gallardo, encabezaron ese Foro, donde el líder de los trabajadores del gobierno capitalino, Juan Ayala, advirtió que su gremio está dispuesto a llevar las trece mil toneladas de basura que producen los habitantes capitalinos hasta la sede de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para que ocho integrantes valoren lo que representa la capital del país.

 

Asimismo, Aguilera advirtió de movilizaciones de los trabajadores frente a la Suprema Corte ante la amenaza de que los ocho ministros dictaminen sobre los derechos de los más de nueve millones de capitalinos.

 

Aunque reconocieron que la Constitución de la Ciudad de México ya es un hecho reconocido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, advirtieron que derechos fundamentales incorporados en esa Carta Magna están en peligro de ser suprimidos por los ocho ministros de la máxima institución que regula la justicia en México.

 

La Comisión está comprometida con la defensa y salvaguarda de los derechos humanos, es nuestra razón de ser, dijo Gómez Gallardo al señalar las acciones de inconstitucionalidad presentadas por la Procuraduría General de la República (PGR) y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

 

Sin embargo, Gómez Gallardo, reconoció que un escrito del 29 de marzo que se convirtió en el Amicus Curiae, la semana pasada la Corte, por acuerdo expreso, señaló que sería tomado en cuenta al momento de los debates. “Nuestro documento y los documentos de Amicus que se presentaron ya forman parte del debate y lo van a analizar en la Suprema Corte, esa es una excelente noticia”.

 

No obstante, añadió, pese a que pedimos las audiencias públicas, no se lograron. Mencionó que los ministros de la Corte estimaron que“tomando en cuenta la naturaleza y diversidad de los planteamientos de las acciones y controversias constitucionales, el Tribunal Pleno por unanimidad estimó innecesario celebrar las audiencias solicitadas”.

 

 

Esto nos preocupa, dijo Gómez Gallardo, pero señaló que lo ha estado haciendo patente desde el 3 de agosto al Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), quien tiene conocimiento del debate que se está dando en la Ciudad de México y en la Corte, “porque lo que está en riesgo es la Carta de Derechos democráticos en nuestro país”.

 

Gómez Gallardo dijo que harán valer en las instancias internacionales cualquier retroceso que le den en sus resoluciones los ministros de la Corte. “Lo vamos a ir a litigar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH)”.

 

“Ya saben que hay un debate aquí y que pueden estar más que atentos. Les estamos marcando copia a las Ministras y Ministros, que sepan que están teniendo un seguimiento por otras instancias supranacionales”, mencionó Gómez Gallardo.

 

La presidenta de la Comisión de los Derechos Humanos de la capital mexicana destacó la inclusión de los derechos de las personas mayores, los Derechos de las personas afrodescendientes y afromexicanas, pendientes a ser reconocidos constitucionalmente a nivel federal como parte importante de la población de la Ciudad de México.

 

Gómez Gallardo citó además los derechos de las personas LGBTTTI, para que se les reconozca en igualdad de derechos, incluyendo su derecho al matrimonio. Advirtió de la perversa intención de la PGR de pretender ir en contra del derecho al matrimonio igualitario, de los derechos de las personas transgénero, transexuales y travestis, que defienden el reconocimiento a la identidad de género y a una vida libre de violencia y discriminación.

 

La Constitución de la Ciudad de México fue un ejercicio en el que participó la sociedad civil para garantizar que los derechos ganados a través de las luchas sociales, que han costado incluso vidas, que no sufrieran retroceso y representa la oportunidad histórica de contar con el marco constitucional más progresista del país, destacó la abogada Gómez Gallardo.

 

 

No habrá necesidad de un referéndum

 

En otro ámbito, en un moderado discurso, el Consejero Jurídico y de Servicios Legales del gobierno de la Ciudad de México, Manuel Granados Covarrubias, dijo consideró que las resoluciones emitidas por la Suprema Corte se han realizado con estricto apego a la ley y han sido favorables para la Carta Magna.

 

“Hoy nos vuelve a dar la razón la Suprema Corte de Justicia, el máximo tribunal jurídico de nuestro país; la CDMX tiene un documento de avanzada, sólido y jurídicamente construido con una base Constitucional”, manifestó Granados Covarrubias.

 

“El gobierno capitalino reconoce el trabajo que han realizado las y los ministros que integran la SCJN. Han sido debates donde ha habido intercambio de ideas, de posiciones jurídicas, históricas, técnicas y, sobre todo, han dado un resultado favorable a la Constitución”, apuntó.

 

También consideró que no hay necesidad de llevar a cabo un referéndum o consulta popular para someter a aprobación la Constitución Política de la CDMX.

 

Manuel Granados Covarrubias.

 

Refirió que respecto a la integración del Congreso Local, la Corte dio el aval para que 33 diputados sean electos por principio de mayoría y 33 por representación proporcional; también declaró 40 diputados como límite por partido político, así como la integración de concejales y alcaldes.

 

“Por primera ocasión la Corte emitió un pronunciamiento que marca precedente a nivel nacional en todas las entidades federativas, por lo que hace a la integración local”, agregó.

 

Destacó que la Suprema Corte determinó que se cumplieron con las consultas a personas comunidades y pueblos indígenas, así como a personas con discapacidad. “No se invalida todo el cuerpo normativo Constitucional”, añadió.

 

El funcionario capitalino precisó que se presentaron 18 disposiciones normativas impugnadas, las cuales fueron analizadas; de estas, 11 fueron desechadas, en cinco se declaró validez de la norma y dos fueron invalidadas.

 

Respecto al proceso de invalidez que propuso la Procuraduría General de la República, “la Corte determinó que la Constitución de la Ciudad de México es válida, se cumplieron con los procesos legislativos y adquiere una fuerza en su legitimación”, añadió.

 

Estimó que la Corte inicie en mes y medio la segunda etapa de análisis de los temas que restan de la Constitución Política de la CDMX.