En México se practica la esclavitud, se oculta bajo el manto de lo privado

 

  • El reclutamiento forzado en la delincuencia organizada, los matrimonios serviles, la explotación de la prostitución ajena bajo coacción, la servidumbre por deudas, así como la adquisición de personas como objetos, son algunas de esas formas
  • El 23 de agosto, Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición

 

 

A pesar de que en México se encuentra abolida la esclavitud, siguen vigentes prácticas normalizadas que equivalen a la moderna esclavitud como el reclutamiento forzado en la delincuencia organizada, los matrimonios serviles, la explotación de la prostitución ajena bajo coacción, la servidumbre por deudas, así como la adquisición de personas como objetos para ser utilizadas en los sectores de la economía y sus cadenas de producción, como el agrario, textil, minero o de la construcción.

 

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) llamó a la sociedad a que denuncie los delitos de trata de personas y esclavitud, y convoca a la ciudadanía a que se acerque a este Organismo Nacional para presentar queja en caso de violaciones a derechos humanos o para recibir orientación y promoción de acciones de prevención y sensibilización en sus comunidades.

 

De igual manera, convocó a la población en general para que, mediante una profunda reflexión, evite normalizar prácticas que degradan, discriminan y coartan la libertad de las personas, así como para que denuncie los delitos de trata de personas y esclavitud.

 

Asimismo, la CNDH convocó a las instancias de procuración de justicia federal y estatales para que aumenten y fortalezcan sus capacidades dirigidas a la identificación de posibles víctimas de esclavitud en México.

 

En el marco del Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición –23 de agosto—, esa Comisión Nacional subrayó que, si bien la esclavitud y sus prácticas análogas están formalmente abolidas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos desde su promulgación, aún persisten y se manifiestan en diversos ámbitos que se esconden bajo el manto de lo privado.

 

En México, la esclavitud y sus prácticas análogas son delitos tipificados por la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos, y es deber de las autoridades contar con la capacitación suficiente para identificar casos y llevar a cabo investigaciones proactivas, con el apoyo de otras instancias como el Instituto Nacional de Migración y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, así como sus homólogas en las entidades federativas.

 

 

Ello permitirá, en opinión de la , que los tratantes y esclavistas sean capturados y presentados ante la justicia y reciban el castigo que en derecho proceda, así como que las víctimas sean liberadas y se les restituya el goce de sus derechos.

 

El término “esclavitud” se asocia al imaginario colectivo de las cadenas, los grilletes, a la privación de la libertad, así como a víctimas con determinadas características (color de piel, origen, etc.).

 

Sin embargo, la esclavitud hoy en día no conlleva necesariamente esos atributos, lo que permite que las personas captadas por tratantes sean entregadas a esclavistas y que los operadores de la norma no comprendan los alcances de ese delito en la actualidad, por lo cual no pueden identificar a las víctimas.

 

De acuerdo con el Índice Global sobre Esclavitud 2016, se estima que 54.8 millones de personas en el mundo son víctimas de trabajos forzosos y esclavitud.

 

En esta fecha conmemorativa se recuerda a las víctimas de la trata transatlántica y de todos quienes lucharon el 23 de agosto de 1791 en Santo Domingo, hoy Haití y la República Dominicana, en que inició la rebelión que conduciría a la abolición de la esclavitud.

 

La Conferencia General de la UNESCO aprobó esta fecha en 1997, la cual tiene como objetivo inscribir la tragedia del comercio de esclavos en la memoria de todos los pueblos. Se trata de una oportunidad para efectuar un examen colectivo de las causas históricas, los métodos y las consecuencias de esa tragedia, así como analizar las interacciones que dieron lugar entre África, Europa, las Américas y el Caribe.

 

La “ignorancia”, el gran enemigo en la trata de esclavos

 

En su mensaje para la jornada, la directora general de la UNESCO, Irina Bokova, identificó la “ignorancia” como nuestro gran enemigo en relación a la trata de esclavos ya que “sirve de coartada a los indiferentes que afirman que “no podemos cambiar nada” y respalda las mentiras de quienes aseguran que “no lo sabían”.

 

En París, al recordar las Naciones Unidas la lucha histórica contra todas las formas de opresión y racismo que perviven en la actualidad, este organismo global señaló que es uno de los objetivos del Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición, que se celebra cada 23 de agosto.

 

Las Naciones Unidas se refirió al levantamiento de los esclavos en Haití en 1791, un suceso de capital importancia para la abolición del comercio transatlántico de esclavos.

 

Irina Bokova.

 

Irina Bokova destacó la amplia repercusión que tuvo esa revuelta, que marcó la ruta de las luchas para la liberación de los pueblos y de los movimientos de defensa de los derechos humanos y civiles desde hace más de 200 años.

 

Como muestra de que la revuelta del 1791 desencadenó un movimiento de largo recorrido, Bokova recordó la reciente aprobación de dos nuevos sitios, en Angola y Brasil, que rememoran el legado de este día.

 

El reconocimiento a este patrimonio, recordó Bokova, forma parte de una riqueza fundamental para la sensibilización de las personas, la educación de los jóvenes y los procesos de reconciliación y cohesión social.

 

En su mensaje para la jornada, la directora general de la UNESCO, Irina Bokova, identificó la “ignorancia” como nuestro gran enemigo en relación a la trata de esclavos ya que “sirve de coartada a los indiferentes que afirman que “no podemos cambiar nada” y respalda las mentiras de quienes aseguran que “no lo sabían”.

Please follow and like us: