CEAV: Las violaciones a derechos de las personas mayores van más allá del maltrato

  • Su situación es apremiante.  Además enfrentan diversas barreras para acceder a un nivel de vida adecuado.
  • Las principales constantes identificadas en los contextos de victimización de las personas adultas mayores son: violencia patrimonial, despojo, maltrato, omisión de cuidados, falta de cobertura de salud, negación de servicios institucionales, falta de pensiones y apoyos económicos.

Foto: T E

Al presentar un diagnóstico sobre los contextos de victimización hacia las personas adultas mayores, Sergio Jaime Rochín del Rincón, Comisionado Ejecutivo de la  Comisión de Atención a Víctimas (CEAV),  destacó que la situación de las personas adultas mayores en el país como víctimas es apremiante, pues las violaciones van más allá del maltrato y además enfrentan diversas barreras para acceder a un nivel de vida adecuado.

Por ello, dijo Rochín del Rincón, la CEAV decidió elaborar rutas de atención especializada. La labor requiere resultados permanentes, por lo que después de este estudio se generará un modelo de atención integral a este sector con la finalidad de proteger y acompañar a las personas adultas mayores en situación de víctima.

Las principales constantes identificadas en los contextos de victimización de las personas adultas mayores son: violencia patrimonial, despojo, maltrato, omisión de cuidados, falta de cobertura de salud, negación de servicios institucionales, falta de pensiones y apoyos económicos.

La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), en conjunto con Bitácora Liderazgo Social con Equidad, A.C., elaboró el Diagnóstico sobre los contextos de victimización hacia las personas adultas mayores, con la finalidad de identificar incidencia, causas y características que presenta este grupo poblacional cuando se encuentra en situación de víctima o cuando ha sido afectado en sus derechos, intereses o bienes jurídicos, como resultado de la comisión de un delito o la violación de derechos humanos.

Jaime Rochín del Rincón señaló que  a seis meses de su designación como Comisionado Ejecutivo para esta nueva etapa de la CEAV, este diagnóstico es parte de una serie de resultados tangibles que colocan a la víctima como centro de las acciones de la institución.

Foto: T E

El Comisionado Ejecutivo agregó que  tras la presentación del Diagnóstico, la CEAV generará un modelo integral especifico de asistencia, prevención y atención a las personas mayores y se capacitará al personal que atiende a este sector de la población en diferentes dependencias para que conozca la Ley General de Víctimas, entre otras acciones focalizadas para evitar la victimización y re victimización de los adultos mayores.

En el estudio, dijo, la identificación de los contextos de victimización es fundamental para generar los mecanismos efectivos de acceso a la justicia y reparación del daño en caso de personas mayores en situación de víctima.

El diagnóstico se realizó por regiones del país (noroeste, noreste, occidente, centro), que incluyó los estados de Baja California, Chihuahua, San Luis Potosí, Jalisco, Guanajuato, Estado de México, Guerrero y Ciudad de México.

Los resultados de esta investigación arrojaron la inexistencia de una política general de protección, asistencia y atención a víctimas mayores como una situación que se profundiza y agrava, subrayó Rochín.

Pertenecer al estrato de edad de más de 60 años coloca a las personas en una situación de vulnerabilidad que agrava su situación individual y colectiva. En el diagnóstico se observa una invisibilización de este grupo poblacional en todos los espacios en los que se desenvuelven: familia, empleo, comunidad.

Existe una carencia de opciones de desarrollo personal y profesional para las personas mayores lo que las coloca en una condición individual en la que les es muy difícil plantearse proyectos de vida después de los 60 años de edad; los adultos mayores en nuestro país se enfrentan a una ausencia de política preventiva de violencia dentro de los entornos laborales, familiares, sociales, e institucionales.

Foto: T E

Esta población no reconoce la violencia de la que son víctimas, debido a la falta de información y por el trato tradicional imperante en sus familias y contexto, lo cual permite la “normalización” de la violencia a la que se enfrentan.

Por su parte las instituciones de procuración de justicia y de asistencia a este grupo poblacional no cuentan con modelos o protocolos de atención integral que observen las particularidades de las personas mayores en sus distintos contextos, teniendo condiciones propicias para la re victimización y la inaccesibilidad al ejercicio de sus derechos.

De acuerdo a ese estudio, las personas mayores de 60 años representan en México  12 millones 436 mil 321 de la población nacional, 6 millones 686 mil 22 son mujeres y 5 millones 750 mil 299 son hombres.