Presidencia y gobierno de la CDMX se comprometen a la reconstrucción

 

  • Flexibilizar y activar el Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales, pide Mancera Espinosa a Peña Nieto
  • Se diseñó un mecanismo de apoyo que permitirá respaldar a las familias que tuvieron afectaciones en sus viviendas
  • El Gobierno de la Ciudad de México pondrá tres pesos por cada uno que aporte el Gobierno de la República

 

 

El presidente Enrique Peña Nieto y el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, se comprometieron a llevar a cabo de manera conjunta apoyar a los miles de familias capitalinas damnificadas, que perdieron sus viviendas por el terremoto del 19 de septiembre.

 

En el marco de la reunión, realizada en el salón Adolfo López Mateos de la Residencia Oficial de Los Pinos, Peña Nieto informó a Mancera Espinosa que para la Ciudad de México se diseñó un mecanismo de apoyo que permitirá respaldar a las familias que tuvieron afectaciones en sus viviendas.

 

Los Gobiernos de la República y de la Ciudad de México establecerán una mesa de coordinación para atender casos muy particulares que surjan en distintas partes de las zonas afectadas, anunció Peña Nieto.

 

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de México pidió activar el Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (FONDEN). “Nosotros queremos darle una respuesta inmediata a la ciudadanía, porque este mecanismo está diseñado para eso, para dar una respuesta inmediata”, dijo Mancera al presidente Peña Nieto.

 

Mancera Espino le hizo una solicitud final al presidente Peña Nieto ahorrar u obviar algunos de los tramites o flexibilizar algunas de las reglas de operación que a veces vuelven muy complicados del FONDEN.

 

“En el caso de la Ciudad de México, lo que estamos haciendo es poner a disposición de las familias afectadas mecanismos de acceso a un financiamiento preferencial, con un apoyo igual al que estamos dando en otras entidades, enriquecido por el Gobierno de la Ciudad”, añadió el servidor público capitalino.

 

Se informó que en ese mecanismo de apoyo a las familias, anunciado por el presidente Peña Nieto el Gobierno de la Ciudad de México pondrá tres pesos por cada uno que aporte el Gobierno de la República. Este monto, en un fondo de adquisición de viviendas se invierte en un bono cupón cero que lo multiplica por cinco.

 

El nuevo monto resultante se pone a disposición de las familias que tuvieron afectación. Cuando adquiera su crédito, la familia sólo paga los intereses, y este fondo de adquisición de viviendas paga el capital por las familias.

 

 

Peña Nieto dijo que su gobierno estaba abierto a revisar las reglas del FONDEN y se refirió que en la reconstrucción de la vivienda en la capital del país también habrán de considerarse los recursos que aportarán las aseguradoras. “Mucha de la vivienda estaba asegurada, y la Asociación de Aseguradores tiene el recurso y el fondo de reserva suficiente para responder a los siniestros e indemnizar a las familias afectadas”, expresó.

 

Peña Nieto añadió que el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT) y el Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (FOVISSSTE), también realizan esfuerzos para contar con mecanismos ágiles de acceso al crédito para la población derechohabiente que resultó afectada, con un segundo crédito a tasas preferenciales.

 

Explicó que los Consejos de ambas instituciones autorizaron “agilizar y dar de manera inmediata este segundo crédito a las familias afectadas”, además de pago de seguro de daños, y apoyo para pago de renta hasta por seis meses.

 

El primer mandatario destacó que “la Ciudad de México ha mostrado su capacidad de mayor resistencia, de resiliencia como hoy se conoce, y sobre todo ha puesto a prueba la capacidad de las instituciones, que están acreditando que en debida, oportuna y eficiente coordinación, estamos en capacidad de atender a la población damnificada”.

 

Destacó y reconoció “la hoja de ruta que tenemos trazada, los mecanismos ya identificados que tenemos para apoyar a la población afectada”, en plena coordinación con el Gobierno de la Ciudad de México.

 

El presidente Peña Nieto aseguró que para las distintas entidades afectadas por los sismos del 7 y el 19 de septiembre pasado se ha establecido un mecanismo abierto y transparente con la participación de las familias afectadas, “porque eso es empoderarlas en el proceso de reconstrucción”.

 

Puntualizó que el Gobierno de la República, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y de la Coordinación de Estrategia Digital, ha establecido una página de internet para transparentar plenamente la entrega de los recursos del Fondo de Desastres (FONDEN) en las distintas entidades afectadas, y dar a conocer los diversos mecanismos de apoyo a las familias damnificadas.

 

Refirió que la coordinación entre los distintos órdenes de Gobierno en las entidades afectadas ha permitido trazar la ruta de atención a la población en lo que definió como las tres erres: resguardo, registro y reconstrucción.

 

Indicó que en la Ciudad de México prácticamente agotó la tarea de búsqueda y rescate de personas.

 

Luis Felipe Puente Espinosa, Coordinador Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, informó que durante la emergencia del sismo del 19 de septiembre el Gobierno de la República desplegó 10 mil integrantes de las Fuerzas Armadas, con el Plan DN-III y el Plan Marina, y 50 mil servidores públicos de las Unidades del Gobierno Federal.

 

Puente Espinosa aseguró que este numeroso grupo de servidores públicos, quienes se encontraban activos en sus centros de trabajo, activaron sus protocolos de atención y continuidad de operaciones, todos ellos coordinados por el Comité Nacional de Emergencias que preside el Secretario de Gobernación.

 

 

Puente Espinosa informó que en la Ciudad de México se rescataron 69 personas con vida.

 

El Secretario de Salud, José Narro Robles, subrayó que en la Ciudad de México se cuenta con la infraestructura y con los recursos humanos necesarios para hacer frente a una contingencia de la magnitud del 19 de septiembre.

 

Hubo, dijo Narro Robles, “una extraordinaria coordinación entre las instituciones, y no sólo en el sector público, no sólo entre el Gobierno de la República y el Gobierno de la Ciudad, también con el sector privado y con el sector social”.

 

Mencionó que se han desarrollado acciones de prevención y de protección de riesgos sanitarios en las 16 delegaciones y precisó que cerca de 175 mil casas han sido visitadas por Brigadas de la Ciudad de México y también de la Secretaría de Salud en el nivel Federal.

 

Además, se ha tenido presencia y actividades de cloración de agua o de combate de fauna nociva en más de 128 albergues, centros de acopio y zonas afectadas.

 

Narro Robles dijo que no se han presentado brotes epidémicos como es frecuente en casos y en eventos de esta naturaleza. Aseguró que las medidas de prevención de enfermedades y de protección contra riesgos sanitarios serán fortalecidas, y la coordinación continuará con el Gobierno de la Ciudad de México.

 

Asimismo, dijo que se atenderán las necesidades de rehabilitación de la totalidad de las Unidades de Atención Médica que resultaron afectadas, y las Brigadas de Atención Psicológica, y el propio Instituto Nacional de Psiquiatría seguirán prestando sus servicios.