Realiza INAPAM talleres psicológicos para su personal afectado por los sismos

 

  • Recobrar la normalidad y el equilibrio emocional
  • Dar y recibir amor en la práctica cotidiana fortalece al individuo
  • Los momentos de crisis son una oportunidad para reflexionar y para modificar comportamientos y situaciones, señalaron los talleristas

 

 

Con la intención de recobrar la normalidad y el equilibrio emocional, se ofrecieron una serie de talleres dirigidos al personal del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam) afectado por el sismo del 19 de septiembre pasado. Pablo García, promotor de salud de la Dirección de Atención Geriátrica, y Claudia Gutiérrez, psicóloga adscrita al Departamento de Enseñanza del Inapam, estuvieron a cargo de las actividades para ayudar a aminorar los efectos negativos entre el personal.

 

El edificio, de cinco pisos de altura, en el que labora la mayoría, resistió satisfactoriamente el terremoto, pero su violenta sacudida dejó secuelas entre muchos de ellos, informó Notimex, por lo que Pablo García impartió un taller de técnicas de relajación de Kundalini Yoga, las cuales ayudan a mejorar el funcionamiento del sistema digestivo, nervioso, linfático, cardiovascular, y glandular, entre otros.

 

 

Paralelamente Claudia Gutiérrez proporcionó apoyo psicológico a los trabajadores, mediante diversas dinámicas. Los participantes expresaron sus emociones durante y después del sismo: angustia, ansiedad, tristeza. También comentaron sobre la mejor manera de afrontarlas.

 

“Los momentos de crisis son una oportunidad para reflexionar sobre nuestra vida, nuestra familia, amigos y sobre nosotros mismos, de igual forma son una ocasión para modificar comportamientos y situaciones que nos disgustan, o para percatarnos de aspectos que habíamos descuidado”, señaló Gutiérrez.

 

La psicóloga organizó una dinámica para abrazar y consentir, y destacó el valor del abrazo, puesto que a través de este gesto afectivo se puede sentir el apoyo del otro, dar y recibir amor en la práctica cotidiana fortalece al individuo. “El objetivo de las técnicas de relajación es, además, motivar la autoconfianza y la tranquilidad mental. Si hay un balance emocional, hay más control en nuestra vida y es más sencillo abandonar la negatividad”.