“No hay salud sin salud mental”

 

  • La salud no es sólo la ausencia de enfermedades, sino un estado de completo bienestar en el ámbito físico, social y desde luego mental
  • Los problemas mentales tienen un impacto para la productividad y el ausentismo laboral
  • El estigma sobre la salud mental es una fuerte barrera para hacerle frente a este problema

 

 

“No hay salud sin salud mental”, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS). La salud no es sólo la ausencia de enfermedades, sino un estado de completo bienestar en el ámbito físico, social y desde luego mental.

 

No obstante el alto impacto que los problemas mentales tienen para la productividad y el ausentismo laboral, el estigma sobre la salud mental continua como una fuerte barrera para hacerle frente a este problema, destaca una declaración de la secretaría de Salud federal mexicana a propósito de que cada 10 de octubre se celebra el Día Mundial de la Salud Mental.

 

Esta es una fecha se conmemora con el objetivo general de concienciar sobre los problemas relacionados con la salud mental y movilizar esfuerzos para ayudar a mejorarla. Este año, el tema escogido por la OMS es “La salud mental en el lugar de trabajo”.

 

Este año se eligió la salud mental en el trabajo, ya que el estilo de vida actual y la globalización contribuyen al aumento del estrés relacionado con la vida laboral.

 

No obstante el alto impacto que los problemas mentales tienen para la productividad y el ausentismo laboral, el estigma sobre la salud mental continua como una fuerte barrera para hacerle frente a este problema.

 

De ahí, señaló la secretaría de Salud de México, la importancia de conmemorar este día e insistir en la salud mental como parte integral del bienestar de todas las personas.

 

 

Los trastornos por depresión y por ansiedad son problemas habituales de salud mental que afectan a la capacidad de trabajo y la productividad. La OMS estima que más de 300 millones de personas en el mundo sufren depresión, un trastorno que es la principal causa de discapacidad, y más de 260 millones tienen trastornos de ansiedad. De hecho, muchas personas padecen ambas afecciones.

 

De acuerdo con un estudio reciente de la OMS, se estima que los trastornos por depresión y por ansiedad cuestan anualmente a la economía mundial 1 billón de dólares en pérdida de productividad.

 

Durante la vida adulta pasamos gran parte de nuestro tiempo en el trabajo. Nuestra vivencia en el trabajo es uno de los factores que determinan nuestro bienestar general.

 

Los empresarios y directivos que ponen en práctica iniciativas para promover la salud mental en el entorno laboral y prestan apoyo a los empleados que padecen trastornos mentales comprueban que no solo se obtiene una mejora de la salud del personal, sino que también se produce un aumento de la productividad.

 

 

En cambio, un entorno de trabajo adverso puede ocasionar problemas físicos y psíquicos, un consumo nocivo de sustancias y de alcohol, absentismo laboral y pérdidas de productividad.

 

Bajo este principio y dada la importancia para de las enfermedades mentales para el sistema de salud, en 2013 la OMS publicó el Plan de acción sobre salud mental 2013-2020, a fin de exhortar a sus países miembros a establecer programas sobre salud mental que incluyan áreas como los servicios, las políticas públicas, las leyes y reglamentos, los planes y estrategias.

 

En el mismo año, informó la secretaría de Salud, México estableció el Programa de Acción Específico Salud Mental 2013-2018. En él se enfatiza que para para reducir la carga de los trastornos mentales y mejorar la calidad de vida, se requiere de la promoción de la salud mental y la prevención de los trastornos mentales, a través de una detección y atención tempranas.

 

Cada 10 de octubre, en todo el planeta se celebra el Día Mundial de la Salud Mental, que para México tiene como objetivos crear conciencia sobre su importancia, sensibilizar a la población y a los gobiernos e impulsar estrategias para la adecuada detección y atención de los problemas mentales.