El cáncer de mama es la primera causa de muerte en las mujeres mexicanas

 

  • Siete de cada 10 mujeres mexicanas llegaron en etapas tardías a los centros de salud, cuando el cáncer ya había avanzado a otros
  • En 2015 fallecieron más de 6 mil mujeres a nivel nacional y 740 en la capital del país
  • La mastografía es la única intervención que ha demostrado ser efectiva para disminuir la mortalidad por cáncer de mama
  • Está indicada en todas las mujeres de 50 a 69 años
  • Se recuerda el Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer de Mama
  • Octubre, “mes de la lucha contra el cáncer de mama”

 

 

En nuestro país, el cáncer de mama es la primera causa de muerte en mujeres mayores de 25 años a nivel nacional, se advirtió en la Cámara de Diputados en ocasión del Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer de Mama y declarar a Octubre, “mes de la lucha contra el cáncer de mama”. La mastografía es la única intervención que ha demostrado ser efectiva para disminuir la mortalidad por cáncer de mama. Está indicada en todas las mujeres de 50 a 69 años.

 

En México el cáncer de mama constituye a partir del 2006, la primera causa de muerte por neoplasia maligna entre las mujeres mayores de 25 años de edad con 4,400 defunciones registradas y una tasa de mortalidad de 15.8 fallecimientos por 100 mil mujeres en este rango de edad, lo que representa un incremento de 9.7% en relación con el año 2000, de acuerdo con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

 

Datos del gobierno de la Ciudad de México indican que en 2015 murieron más de 6 mil a nivel nacional y 740 en la capital mexicana.

 

 

Siete de cada 10 mujeres mexicanas llegaron en etapas tardías, cuando el cáncer ya había avanzado a otros órganos. Recomiendan especialistas la importancia de la detección oportuna -a través de la autoexploración de mamas, el ultrasonido y la mastografía- además de tener estilos de vida saludables.

 

En la Cámara de Diputados, Araceli Guerrero Esquivel y Mariana Benítez Tiburcio, del PRI, demandaron ampliar información para fortalecer su detección oportuna y mejorar programas de prevención y tratamiento.

 

La secretaria de la Comisión de Cultura y Cinematografía, Araceli Guerrero Esquivel (PRI), estimó necesario unir fuerzas en aras de impulsar políticas públicas que garanticen no sólo el derecho a la salud, sino ampliar información sobre la detección oportuna y mejorar programas de prevención y tratamiento a esta enfermedad que continúa causando la muerte a miles de mujeres.

 

De la misma fracción parlamentaria, la diputada Mariana Benítez Tiburcio destacó que el acontecimiento tiene el objetivo de recordar la importancia que tiene la autoexploración clínica, a fin de prevenir esta enfermedad que es la primera causa de muerte a nivel nacional en mujeres mayores de 25 años.

 

Mencionó necesario unir esfuerzos para sensibilizar a las mujeres, pues una detención oportuna puede salvar la vida. Por ello, informó, este evento, realizado en colaboración con la Fundación Contra el Cáncer de Mama A.C. (Fucam), contempla una unidad móvil de mastografía digital gratuita que estará en funciones todo este martes en las instalaciones de San Lázaro.

 

 

 

Por su parte, en el mismo marco de la conmemoración del Día Internacional de Lucha contra el Cáncer de Mama (19 de octubre), la Secretaría de Salud (SEDESA) y el Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México (INMUJERES CDMX) realizaron la entrega simbólica de aditamentos externos e internos para favorecer la rehabilitación física integral de beneficiarias del Programa de Atención Integral al Cáncer de Mama (PAICMA CDMX).

 

Este año se entregarán un total de 250 aditamentos externos -como prótesis de mama y mangas de prevención de linfedema- e internos para la reconstrucción mamaria a cerca de 40 mujeres con mastectomía en el Hospital General Dr. Rubén Leñero.

 

En la actual administración del Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, se inauguró la primera clínica de reconstrucción mamaria gratuita post mastectomía y se cuenta con un total de 48 mastógrafos, se han realizado más de 554 mil mastografias gratuitas en unidades móviles y fijas y se han canalizado a 960 mujeres para su atención en diversas instituciones de salud.

 

La directora general del INMUJERES CDMX, Teresa Incháustegui Romero, enfatizó que el cáncer de mama es un grave problema de salud en la capital del país y señaló que se trabaja para mejorar los servicios de detección en etapas precoz y una atención oportuna con el tratamiento.

 

 

En un evento que reunió a más de 100 beneficiarias del PAICMA CDMX, Incháustegui Romero señaló que se han realizado más de mil 300 acciones para brindar atención integral a mujeres con cáncer de mama como son: entrega aditamentos internos y externos, servicios de atención psicológica grupal, actividades artísticas, culturales recreativas y para favorecer su autonomía económica.

 

En ese evento, se llevó a cabo el Taller de “Oncoimagen”, impartido por la asociación civil Oncoayuda, con el objetivo de fortalecer la autoestima de las mujeres a través del reconocimiento de su imagen y la entrega de cosméticos y pelucas.

 

De la misma forma, se realizó la pasarela de testimonios “Está en tus manos detectar el cáncer”, con la participación de mujeres sobrevivientes de cáncer de mama, quienes compartieron sus historias de vida y cómo enfrentaron este diagnóstico.

 

 

Definición del Cáncer de mama del ISSSTE

 

El cáncer de mamá es una tumoración maligna que se presenta en la glándula mamaria. Es la primera causa de muerte por cáncer en las mujeres mexicanas.

 

¿Quiénes lo padecen?

 

Hasta ahora, no existe país alguno donde se haya logrado revertir o atenuar la tendencia creciente del número de pacientes a quienes afecta esta neoplasia maligna. El panorama es poco alentador.

 

Factores de riesgo

 

  • Inicio de la menstruación antes de los 12 años.
  • Ausencia de embarazo y lactancia.
  • Ser mayor de 40 años.
  • Primer embarazo después de los 30 años de edad.
  • Obesidad.
  • Antecedentes familiares de cáncer mamario.

 

Entre otros, no son susceptibles de modificación; parecen estar relacionados con cambios deseables como una mejor nutrición, la disminución de la fertilidad, la postergación de la edad al nacimiento del primer hijo y otros más.

 

Síntomas

 

  • Cuando el cáncer tiene un tamaño menor a 1 centímetro sólo puede detectarse por un estudio denominado mastografía.
  • Cuando tiene un tamaño mayor y, por tanto, la enfermedad ha avanzado, muchas veces es posible “tocarlo” con los dedos. Los casos avanzados pueden ocasionar crecimiento o deformidad de la glándula mamaria, desviaciones del pezón y sangrado a través de él, o incluso la aparición de úlceras en la piel que cubre la glándula, las cuales son de díficil tratamiento.
  • Cuando el tumor mide menos de 1 centímetro puede curarse con su extracción por cirugía. Sin embargo, los casos avanzados, sobre todo los que tienen más de 2 centímetros, requieren cirugías mutilantes de uno o ambos senos. Mientras más tarde se detecte el cáncer de mama, más agresivo y menos efectivo es el tratamiento que se proporciona.

 

Lo que se puede hacer:

 

La mastografía es la única intervención que ha demostrado ser efectiva para disminuir la mortalidad por cáncer de mama.

 

Está indicada en:

 

  • Todas las mujeres de 50 a 69 años
  • Mujeres de 40 a 49 años con factores de riesgo o bajo indicación médica.
  • Con una periodicidad cada dos años como mínimo, ante resultados negativos.
  • La autoexploración y la exploración clínica son hábitos que se recomiendan para la detección oportuna de anormalidades en mamas.
  • La periodicidad para la autoexploración es de una vez al mes a partir de los 25 años.
  • La exploración clínica de la mama una vez cada año, a partir de los 35 años de edad.

 

Con un tratamiento oportuno se accede prácticamente a la curación del padecimiento, además de que hay un menor número de recaídas en el cáncer y se impide su extensión.

 

Con la detección y el tratamiento se incrementa la sobrevida de la paciente y se evita mucho sufrimiento a quien la padece y a su familia.