“La Gloria del Sazón”, el nuevo comedor comunitario inaugurado en Del Valle

En  380 espacios habilitados como comedores se sirven alimentos por una cuota de recuperación de 10 pesos. El gobierno capitalino se propone llegar a la meta de 500 comedores en la Ciudad de México. 

 “La Gloria del Sazón”, es el nuevo comedor comunitario  inaugurado  en la colonia Del Valle, uno de los 380 espacios que brindan alimentación saludable a la población de las 16 demarcaciones de la capital del país, con una cuota de recuperación de 10 pesos por ración de comida.

La encargada del nuevo comedor, Gloria Verónica Rizo dijo que abrió este lugar para apoyar a las personas que acuden al Hospital 20 de Noviembre, ubicado a cuatro calles. Ella pensó en las dificultades que enfrentan las personas de escasos recursos cuando tienen pacientes enfermos, incluso provenientes del interior del país.

Este Comedor es el primero localizado en una zona  afectada el fenómeno sísmico del 19 de septiembre.

Más de 80 por ciento de las personas que operan los Comedores Comunitarios son mujeres, informó  la Secretaría de Desarrollo Social de la Ciudad de México (SEDESO).

Este grupo de mujeres, en algunos casos son canalizadas de los programas contra la violencia de género, como parte de las acciones emprendidas por la SEDESO a favor del empoderamiento de la mujer.

Esa Secretaría del gobierno capitalino  abrió en las últimas dos semanas 41 nuevos Comedores Comunitarios,  con  el   objetivo de contribuir al Derecho Humano de la Alimentación, a través del acceso a comidas completas, inocuas y nutritivas a bajo costo, preferentemente, en las unidades territoriales de media, alta y muy alta marginación de la CDMX.

 Actualmente, en estos espacios se sirven 45 mil raciones diarias, informó esa dependencia en un comunicado.

Antes de que concluya este año el gobierno capitalino asegura que se cubrirá la meta de habilitar hasta 500 comedores en la capital del país.

Los nuevos Comedores Comunitarios, que por Ley inician con 100 raciones diarias, están distribuidos de la siguiente manera: ocho en Tlalpan, seis en Tláhuac, cuatro en Gustavo A. Madero, tres en Cuajimalpa, tres en Magdalena Contreras, tres en Álvaro Obregón, tres en Xochimilco, tres en Iztapalapa, dos en Cuauhtémoc, dos en Azcapotzalco, uno en Iztacalco, uno en Venustiano Carranza, uno en Benito Juárez y uno en Milpa Alta.

Estos nuevos comedores  serán un apoyo para las personas damnificadas en zonas como Tláhuac, Xochimilco y Tlalpan, ya que contarán con un comedor para alimentarse de manera accesible y nutritiva, aseguró la SEDESO.

La SEDESO, además del equipamiento de la cocina en calidad de comodato, entrega 14 productos no perecederos de manera quincenal para la preparación de alimentos, mientras que un grupo de entre tres y cinco vecinos o integrantes de organizaciones civiles se encargan de elaborarlos.

El resto de los insumos, productos perecederos, son adquiridos por los voluntarios, quienes obtienen el recurso necesario a través de las cuotas de recuperación de 10 pesos por ración de comida.

La SEDESO invitó a la población que esté interesada en abrir un comedor comunitario a acercarse y conocer las reglas de operación para realizar esta labor social para beneficiar a sus comunidades.