“Menos ladrones, más pensiones”

  • Nuevamente salen a las calles miles de personas pensionadas en España para protestar por el ridículo aumento del 0,25 por ciento de las pensiones para una población de nueve millones y medio
  • Protestas en 50 ciudades españolas a pesar de la lluvia y las bajas temperaturas
  • La crisis disminuyó un cuarenta por ciento su capacidad adquisitiva, sobre todo de alimentos y medicinas
  • Salieron en defensa del sistema público de pensiones

 

Madrid.-Este jueves primero de marzo, miles de pensionados españoles salieron a las calles indignados para protestar airadamente contra el aumento “ridículo” del 0,25% de las pensiones que significa para una población pensiona de nueve millones y medio de personas mayores de edad pensionadas una ” vergüenza y una miseria”.

 

Los gritos airados de “Menos ladrones, más pensiones”, “Gobierno, ladrón, nos roba la pensión”, “no hay pan para tanto chorizo”, “ni un paso atrás”, “las pensiones son un derecho y no un negocio” y “Di NO a las pensiones de mierda”, se escucharon en las calles madrileñas. Estos gritos por pensiones dignas se repitieron en otras ciudades como las de Castilla y León, Andalucía, Granada, Córdoba, Pamplona, Bilbao, Oviedo y Mérida.

 

En unas 50 ciudades españoles, diversos medios impresos y digitales registraron concentraciones de los jubilados españoles, que a pesar de la lluvia y las bajas temperaturas, salieron a las calles para protestar por la “escasa” subida del 0,25% de las pensiones y en defensa del sistema público de pensiones.

 

En Madrid fue donde se registró una multitudinaria manifestación que colapsó la calle Alcalá donde se encuentra la sede del Ministerio de Hacienda, y ocupó a la Puerta del Sol, la estatua de El Oso y el Madroño y hacia el Congreso de los Diputados.

 

Expertos como José A. Arce, en un estudio sobre la Privatización de las Pensiones en España, han advertido que el sistema español de pensiones contributivas está abocado a una seria insuficiencia financiera a partir de 2015 a medida que se acelere el envejecimiento de la población española y se agoten los márgenes de actividad de la misma.

 

El gobierno de Mariano Rajoy ha tenido que salir al paso y tendrá que responder en el Congreso por ese aumento para una mayoría de pensionados que apenas recibe una pensión de 650 euros. A pensionados como Lázaro le cuesta llegar a fin de mes con esa cantidad. Mariano Rajoy tendrá que comparecer en el Congreso para explicar su medida de ese aumento exiguo de las pensiones.

 

Las personas mayores pensionadas españoles salieron a las calles de las ciudades de su país en una incierta lucha por la “dignidad” frente a un gobierno sordo a sus demandas.

 

Manifestación para reclamar “pensiones dignas”, este jueves en Madrid. FOTO: JAIME VILLANUEVA / VÍDEO: ATLAS

 

Un gran número de sindicatos convocaron a manifestaciones y han colocado al gobierno conservador en un serio dilema en un país donde aumenta el número de personas mayores pensionadas y disminuye la población trabajadora.

 

Se ha previsto nuevas manifestaciones para el próximo 15 de marzo para exigir pensiones dignas.

 

Diversos medios españoles, públicos y privados, dan cuenta de “más de 80 concentraciones exigiendo pensiones dignas y, sobre todo, que se dé marcha atrás a la reforma que hace que la pensión suba menos que el coste de la vida”.

 

Para los jóvenes, el futuro como pensionados les espera un escenario desolador con un mercado laboral que les destinará pensiones empobrecidas.

 

La exigencia central de las manifestaciones de la población española jubilada es reclamar que las pensiones no pierdan su poder adquisitivo. En la capital, miles de ellos llegaron a las puertas del Congreso donde forcejearon con la policía y llegaron a romper las vallas.

 

Hace unos días, la población jubilada española se quejó de que la crisis disminuyó un cuarenta por ciento su capacidad adquisitiva, sobre todo de alimentos y medicinas.

 

“El Gobierno tiene que dejar de insultar a los pensionistas españoles. Dejar de decirles que ahorren en café o de decirnos a nosotros que ahorremos todos los años un poquito. Las pensiones son un derecho y aquellos que nos dicen que no son sostenibles es porque tienen pensiones privadas”, manifestó uno de los jubilados en las manifestaciones he hace unos días.

 

Pero los gritos más recurrentes en las manifestaciones fueron: “Menos ladrones, más pensiones”, “Si nos roban las pensiones, ya vendrán las elecciones” o “Si nos cabreamos, no votamos”.

 

Con Información de El Mundo, El País y de la Televisión pública española.