Devastadores en México los crímenes contra mujeres y niñas

  • Aumentó la violencia contra las mujeres en su manifestación más extrema y brutal que es la privación de la vida.
  • La policía y los jueces, con estereotipos y prejuicios,  contribuyen a verlos con pasividad, tolerancia y hasta con indiferencia lo que aumenta su impunidad.
  • Los homicidios dolosos de mujeres en el país pasaron de  mil 755 en 2015 a 2 mil 585 en 2017, lo cual representa un incremento de 47.29% en tan sólo dos años. Alertas de Violencia de Género en 29 entidades del país.

En la víspera del Día Internacional de la Mujer, nuevamente salieron a la luz  los imparables y devastadores crímenes de mujeres en México, que desde la policía y a los jueces, con estereotipos y prejuicios,  contribuyen a verlos con pasividad, tolerancia y hasta con indiferencia lo que aumenta su impunidad.

En un tono de grave preocupación, el Ombudsman mexicano, Luis Raúl González Pérez, advirtió que  en tan solo dos años los homicidios dolosos de mujeres en el país pasaron de  mil 755 en 2015 a 2 mil 585 en 2017, lo cual representa un incremento aproximado de 47.29%.

De este conjunto, dijo el defensor mexicano, en 2015 sólo se habrían calificado como feminicidios 389 casos, para pasar a 671 en 2017, lo que implicaría un aumento de 72.49% en el mismo periodo. Del mismo modo, conforme la misma fuente, entre 2015 y 2017, los casos de mujeres víctimas de lesiones dolosas pasaron de 56 mil 422 a 61 mil 035, registrando un incremento aproximado de 8.2%.

González Pérez mencionó lo inquietantes datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, contenidos en la “Información Delictiva y de Emergencias con Perspectiva de Género”, sobre los crímenes que sufren las mujeres en México.

Al participar en el Foro “El Feminicidio en México: Retos y Perspectivas desde la Sociedad Civil”, organizado por el Senado de la República, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) llamó la atención sobre los evidentes costos de la pasividad, tolerancia e indiferencia ante las muertes innecesarias, prematuras y devastadoras de mujeres y niñas, así como el sufrimiento y pérdida para las familias.

En ese acto, la Senadora María Lucero Saldaña, Presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, dijo que el feminicidio va al alza y se ha convertido en grave problema,  mencionó que Sinaloa, Veracruz y Oaxaca registran el mayor número de feminicidios y abogó  por  investigarse con perspectiva de género para que no queden impunes.

México tiene gran deuda con las mujeres, un apremio histórico al reconocimiento de sus derechos, comenzando por el más elemental, el de una vida libre de violencia, dijo la legisladora.

Por su lado el defensor de los derechos humanos en México se  manifestó por fortalecer los sistemas de justicia, de capacitar a la policía y a los jueces para eliminar los estereotipos y los prejuicios hacia las mujeres. “Es tiempo también de mejorar los servicios de apoyo a las sobrevivientes y a sus familias, de encontrar mecanismos de reparación del daño, pero, sobre todo, es momento de dedicar planes y presupuestos para prevenir la violencia contra las mujeres y las niñas”, dijo.

Ante la senadora Saldaña y de Isabel López Padilla,  de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, González Pérez propuso que para encontrar salida a la violencia contra mujeres y niñas es indispensable que se apueste por la prevención y la acción articulada de actores gubernamentales, sociales y privados a la acción colectiva.

Respecto de las Alertas de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) destacó la participación de la CNDH en el Grupo de Trabajo y la promoción de que tales medidas se decreten en lugares donde existe riesgo a la vida e integridad de las mujeres.

Una cifra citada por el presidente de la CNDH advierte de la gravedad de las condiciones de vida en que se desarrollan las mujeres mexicanas. Apuntó que a la fecha 29 entidades del país han decretado esta alerta AVGM, lo cual muestra la gravedad de las crisis y necesidad de hacer cumplir la ley.

En ese sentido presentó seis propuestas dirigidas al Poder Legislativo y cinco más al Ejecutivo federal, y señaló que las acciones hacia la población indígena deben contemplar perspectiva intercultural y enfoque diferencial.

En cuanto a las propuestas al Poder Legislativo, destacó la importancia de revisar la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para aclarar los plazos de la AVGM en sus distintas fases; regular en la Ley y su reglamento que los Poderes Judicial y Legislativo y los gobiernos municipales sean interlocutores para hacer frente a la violencia feminicida, y ampliar la convocatoria cuando un procedimiento de alerta esté por iniciar y se propicie que más personal académico participe en los procesos de selección e integración del Grupo de Trabajo.

También, el abogado González Pérez pidió  prever en el reglamento que el territorio por el que originalmente se solicita la alerta, puede ampliarse; recomendar a las organizaciones civiles sean integradas con voz a los grupos de trabajo, y fortalecer, ampliar y asegurar la entrega de recursos etiquetados para la implementación de las AVGM.

Al Ejecutivo federal, el presidente de la CNDH le demandó  fortalecer las instancias federales que atienden AVGM; involucrar a las instituciones del Estado para garantizar transversalización de la perspectiva de género y que las AVGM no recaigan solo en los institutos de las Mujeres.

Asimismo, González Pérez demandó asegurar que cambios y transiciones de gobierno no obstaculicen o frenen las acciones o las AVGM; hacer públicos los informes de seguimiento en entidades que no decretaron alerta, y fortalecer la presencia de los institutos de mujeres  para acompañar y orientar el procedimiento de las alertas de violencia de género en el país.