Transparentar los recursos para las familias damnificadas de la Ciudad de México

  • No hay claridad en el uso de las donaciones de la sociedad civil a las personas que resultaron afectadas por los sismos de septiembre de 2017.
  • La Secretaría de Hacienda del gobierno federal frena el destino de 111 millones de pesos provenientes del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS) para la reconstrucción de la capital mexicana.

Foto: T E

La Comisión de Derechos Humanos de la capital mexicana  urgió a transparentar los recursos donados para las personas damnificadas  destinados a la reconstrucción de  viviendas  afectadas por los sismos del 7 y 19 de septiembre del año pasado.

Esa Comisión de Derechos Humanos destacó  que diversas organizaciones, gobiernos de otros países, empresas, sociedad civil, artistas, deportistas y otros, con gran solidaridad y de manera generosa, realizaron diferentes aportaciones en especie, pero sobre todo económicas.

Para esa Comisión es preocupante de manera particular la privación de información relativa a que a las y los afectados se les estén otorgando créditos, sin quedar claramente establecido el destino y alcance de los recursos donados y la razón por la que además de ser víctimas de este desastre natural y de que perdieron o vieron afectada su vivienda, ahora tengan que asumir préstamos de difícil alcance para resolver su situación, siendo que es del interés prioritario su atención.

La declaración esta Comisión de Derechos Humanos puso de manifiesto la urgencia de que “el proceso de reconstrucción, recuperación y transformación de la Ciudad de México esté apegado a los más altos estándares internacionales y nacionales en cuanto a los derechos a la seguridad jurídica, a la vida y vivienda dignas, a la información y rendición de cuentas, para que dichos recursos sean destinados y canalizados con transparencia a las y los damnificados, con base en los estudios técnicos en materia de riesgo y prevención, aplicando los mismos en las zonas que más lo necesiten, siempre caso por caso”.

El Consejo de esta Comisión estará pendiente de que los recursos sean aplicados de manera transparente y puntual acorde a la Ley para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la Ciudad de México, la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Púbica y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México y la tabla de aplicabilidad emitida por el INFODF, pronunciándose siempre por el respeto de los derechos humanos de las personas que habitan y transitan en esta Ciudad.

Asimismo, esa Comisión de Derechos Humanos informó que continuará brindado acompañamiento a las personas afectadas por los sismos registrados el pasado mes de septiembre en la Ciudad de México, al tiempo que pide que la ciudadanía tenga certeza jurídica sobre la distribución de los donativos económicos recaudados para la reconstrucción, recuperación y transformación de la Ciudad de México.

Foto: T E

El Consejo de este Organismo informó que estará atento a que la autoridad encargada de la aplicación, ejecución, fiscalización y vigilancia de dichos recursos, transparente toda la información relacionada con el tema, incluyendo la financiera, tal como lo solicitó el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México (INFODF), a través del acuerdo para dictaminación de la tabla de aplicabilidad de las obligaciones de transparencia para la Comisión de reconstrucción, recuperación y transformación de la Ciudad de México, en una CDMX cada vez más resiliente.

El Consejo de la Comisión de Derechos Humanos capitalina  expresó que la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental y la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México, obligan a las instancias correspondientes a hacer del conocimiento de la sociedad los montos recibidos y la manera cómo son canalizados, en cumplimiento a sus obligaciones de transparencia.

Hacienda federal niega el uso de recursos para los damnificados

Por otra parte, para no incurrir en una responsabilidad administrativa, el Gobierno de la Ciudad de México reintegró los más de 111 millones de pesos provenientes del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS) 2017, a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), ya que dicha instancia federal no autorizó que el recurso se ejerciera en trabajos de reconstrucción que concluirían en 2018.

En conferencia de prensa, el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, explicó que los recursos del FAIS se tienen que ejercer en el mismo año que se asignan; por lo que, para poder utilizarlos en labores de apoyo a las personas afectadas por el sismo del 19 de septiembre de 2017, se solicitó a la SHCP autorizar su ejecución de manera bianual, pero no se tuvo respuesta.

Foto: T E

Al respecto, el Secretario de Gobierno de la CDMX, José Ramón Amieva Gálvez, subrayó que fue normativamente imposible emplear los 111 millones de pesos del citado Fondo que la Secretaría de Desarrollo Social federal (Sedesol) permitió redireccionar para la reconstrucción, debido a que la Secretaría de Hacienda no autorizó la bianualidad del dinero, es decir, comprometer el recurso hasta antes del día último de diciembre de 2017 y acreditar o justificar su empleo hasta junio de 2018.

Por lo anterior, dijo, todos los recursos que se han empleado y se siguen utilizando para  la reconstrucción provienen del presupuesto del Gobierno de la Ciudad de México.

Recordó que en 2017 se firmó un convenio con Sedesol, contemplando un plan de trabajo que concluiría en junio de 2018 y que requería la autorización de una bianualidad; para ello, se enviaron diversos oficios haciendo la solicitud, tanto a Sedesol como a Hacienda, y permitir así el pago de acciones como demolición, estudios de mecánica de suelos y reconstrucción; ante la falta de respuesta, el recurso se regresó íntegramente a la Secretaría de Finanzas local, que a su vez lo reintegró a la SHCP.

Por otra parte, el Secretario de Gobierno expuso que tal como lo establece la Ley para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la Ciudad de México en una cada vez más Resiliente, el pasado 28 de febrero se concluyó el primer corte del estudio socioeconómico de personas afectadas por el fenómeno sísmico, a través del cual se replicaron 7 mil 21 cuestionarios.

De esta forma, se cumplió con la primera parte del censo para conocer quiénes son las personas afectadas, dónde están y qué necesidades tienen, de acuerdo con los tres diagnósticos de personas, construcciones y de la productividad en zona rural, que señala la Ley para la  Reconstrucción, a fin de que puedan atenderse a través de los 45 subprogramas del Programa de Reconstrucción que elaboró la Comisión, mismos que se convertirán en acciones específicas por parte de todas las instancias administrativas involucradas.

José Ramón Amieva comentó que a través de los estudios socioeconómicos se entrevistó a 26 mil personas afectadas, se pudo conocer su estado civil, tiempo de residencia en el inmueble; tipo de vivienda, rentada, propia; en qué condiciones están catalogadas, rojo, verde o amarillo, para medir el riesgo estructural o si son sujetas a un reforzamiento para ser rentables; cómo la adquirieron, nivel educativo, acceso a los derechos de alimentación, entre otros aspectos relevantes para eficientar la atención a su estado de vulnerabillidad.