Las trabajadoras del hogar, expuestas a la explotación laboral y el acoso sexual.

  • Más del 95 por ciento de quienes están realizando este tipo de labores son mujeres.  
  • El 54.4 por ciento percibe menos de un salario mínimo. Un poco más del 30 por ciento percibe de uno a dos salarios mínimos y solamente el 20 por ciento de la población femenina gana de dos a cinco salarios mínimos.
  • Su peor escenario es una condena anticipada a la miseria cuando llegan a la edad de las personas adultas mayores.

Fotos de CACEH.

Susana Sánchez.-La senadora Angélica de la Peña Gómez hizo un llamado al Ejecutivo Federa a que envíe al Senado de la República el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), relativo al trabajo doméstico, que el gobierno mexicano se ha negado a dar su aprobación e integrarlo a la normatividad laboral del país.

Una de las insondables  injusticias que existen en México son las condiciones de orfandad  legal en que laboran en México las personas que trabajan en los hogares. Dos millones trescientos mil personas, una población equivalente  a la población de Tabasco,  se dedican al trabajo del hogar. Esto significa que una de cada 25 personas ocupadas se dedica a esta actividad. El trabajo del hogar tiene un componente de género importante, pues 95 por ciento  de las personas que lo realizan son mujeres.

A lo largo de siglos esta población trabajadora sufre distintas formas de explotación, discriminación, abandono, aislamiento, soledad, iniquidades que han estado a flor de piel en la sociedad mexicana, sin que hasta ahora exista una verdadero y efectivo reconocimiento a sus derechos para lograr lo que señala la Convención 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), lograr un trabajo digno y decente.

Las trabajadoras mexicanas domésticas están entre las peor pagadas del mundo. De acuerdo con cifras de la Secretaría del Trabajo federal,  el 54.4 por ciento percibe menos de un salario mínimo; un poco más del 30 por ciento percibe de uno a dos salarios mínimos y solamente el 20 por ciento de la población femenina gana de dos a cinco salarios mínimos. Su peor escenario es una condena anticipada a la miseria cuando llegan a la edad de las personas adultas mayores.

De la Peña Gómez dijo que esperaba que el gobierno del presidente Peña Nieto lo enviara al Senado de la República para ser aprobado este Convenio por esa colegisladora  como todos los tratados internacionales.

En conferencia de prensa, acompañada por representantes de diversas organizaciones civiles, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos agregó que de manera conjunta han impulsado reformas en materia de reconocimiento de los derechos de las trabajadoras del hogar y que hoy insisten en su llamado para que México se comprometa con las responsabilidades que tiene a nivel internacional y en particular con ese Convenio.

La senadora del Grupo Parlamentario del PRD señaló que por estas razones y ahora que se está en el último Periodo Ordinario de Sesiones de la LXIII Legislatura, “necesitamos insistir que el Presidente de la República asuma su responsabilidad con el derecho internacional, enviándonos el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo”.

Recordó que en el Convenio 189, se plantea de manera gradual compromisos de parte de los Estados que lo aprueban para que en función de la propia política de cada nación se vayan garantizando los derechos laborales de quienes trabajan en el hogar (mujeres y hombres).

Dijo que es indispensable que la reforma que está en comisiones desde noviembre del año pasado, sea tomada prácticamente en sus términos y hoy sea inscrita a la Ley Federal del Trabajo lo más pronto posible, para que de oportunidad a que la Cámara de Diputados pueda hacer lo mismo en el actual Periodo Ordinario de Sesiones.

Fotos de CACEH.

“Nos preocupa la gran injusticia que prevalece alrededor de las trabajadoras del hogar, y digo en femenino porque más del 95 por ciento de quienes están realizando este tipo de labores son mujeres, mujeres que por su condición de género están siendo expuestas no solamente a la explotación laboral, sino también a otros delitos graves como el acoso sexual”, manifestó.

También es importante, dijo, establecer en la legislación laboral que los derechos laborales de las trabajadoras del país sean en prevención contra distintas formas del delito de trata de personas.

“Es facultad exclusiva del Senado la aprobación del Convenio 189 de la OIT. Si hay voluntad política del Presidente Enrique Peña Nieto y lo manda mañana, seguramente pasado mañana el dictamen estaría listo para que sea aprobado en el pleno. Es decir, no se llevaría mucho tiempo de ser esto posible, y eso es lo que se está exigiendo hoy”, señaló la senadora De la Peña Gómez.

Señaló que senadoras de todos los partidos políticos, en compañía de diversas organizaciones civiles, junto con integrantes de las Comisiones de Relaciones Exteriores y representantes de la Secretaría del Trabajo, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación   (CONAPRED, se han reunido para discutir y revisar cómo deben quedar establecidos en la Ley Federal del Trabajo los derechos de las trabajadoras del hogar.

La senadora de la Peña Gómez estuvo acompañada por representantes de diversas organizaciones civiles y académicas, como del Sindicato de Trabajadoras del Hogar; Nosotros, Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir; Frente a la Pobreza Acción Ciudadana, Antifaz, Doctorado de Estudios Feministas; Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar; MIDI; Mujer, Liderazgo y Poder, y del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).