Lo que no le hizo el sismo, se lo hicieron en el Metro

  • Lucina Molina Talavera, a sus 77 años, locataria del Mercado Hidalgo, es una de las afectadas por un incendio en ese popular centro de abastos de la Ciudad de México.
  • El gobierno de la CDMX entrega apoyos económicos y seguros de desempleo a locatarios afectados por el siniestro.

Foto: T E

En el Museo de la Ciudad de México,  antes del mediodía del viernes 23 de marzo, Lucina Molina Talavera, a sus 77 años con  dolencias en sus piernas que le impiden  poder mantenerse en pie, vendedora de verduras damnificada el mercado Hidalgo, esperaba los dos mil pesos que como ayuda le dio el gobierno de Miguel Ángel Mancera para que enfrente la ausencia de su modesta fuente de ingresos,  que  perdió cuando un incendio  acabó con una de las naves de ese   mercado público de la colonia Doctores, en una de las zonas más populares de la capital mexicana.

El incendio en una de las naves del mercado dañó  390 locales,  250 colapsaron. El incendio dejó en la calle a ese número de locatarios de ese mercado fundado hace 62 años,  donde era posible encontrar toda clase de insumos, alimentos; es famoso por sus loncherías de antojitos mexicanos y puestos de mariscos, así como de diversos productos para el hogar, servicios de plomería, ropa y hasta libros.

Lucina tiene tres hijas y un hijo, quienes también tienen puestos en el  mercado. Esa fue la herencia que les ha dejado en vida esta trabajadora mayor,  una honesta forma de vida. Esta mujer mexicana llegó a la Ciudad de México a los diez años desde Santa María Jajalpa, un  pueblo del vecino Estado de México.

Hasta ahora no sabe leer ni escribir. Desde  niña carecía hasta de un vestido, su madre tampoco sabía leer ni escribir.Vive en Ciudad Netzahualcóyotl, uno de los municipios más poblados de México. Y lo que no le hizo el sismo del 19 de septiembre, cuatro días después  en el Metro, la tiraron  en una de sus escaleras.   Fue en un tumulto de usuarios en el Metro donde ya hay poco respeto para las personas mayores en esa red de transporte colectivo conde jóvenes o adultos se apoderan de los asientos reservados para las personas mayores, discapacitadas o madres embarazadas o con niños en brazos.

Lucina hace una raya en un documento por los dos mil pesos pero no sabe si esa ayuda continuará ya que ignora la fecha para la reconstrucción de su mercado, donde es  reconocida como  una de las locatarias fundadoras. El incendio ocurrió el nueve de marzo. El siniestro se inició a las cinco de la madrugada y hasta las siete de la mañana el humo blanco que sustituyó el denso humo negro fue la señal de  que los bomberos estaban por dar por terminadas sus tareas de sofocación de las llamas.

Foto: T E

Las autoridades centrales del gobierno estiman en unos 55 millones de pesos la reconstrucción del mercado destruido por un incendio cuya causa la atribuyen a un corto circuito, que dejó sin empleo a los locatarios de una de sus dos naves. El mercado Hidalgo donde laboran en total unos 900 locatarios,  es uno de los 329 que existen en la ciudad de México que datan desde la mitad del siglo pasado, construidos para atender a atender a público consumidor de las clases proletarias capitalinas.

Sin embargo, muchos de esos mercados se han convertido en negocios de otro tipo como el del Centro de Coyoacán donde se encuentra fayuca de todo tipo y los restaurantes tienen precios como si fueran de lujo y los traspasos con a precios millonarios. Y se ha advertido que las instalaciones de gas y las viejas líneas de suministro eléctrico son una amenaza permanente en este tipo de instalaciones.

El mercado Hidalgo es de los pocos que conservan su fisonomía original de atender a público de medianos y bajos ingresos con productos como los que vende Lucina. En el sismo del 19 de septiembre esta mujer de 77 años optó por no salir del mercado y encomendarse a la “santa voluntad”.

A través de la secretaría de Desarrollo Económico, el gobierno capitalino entrega a cada 250 locatarios afectados los dos mil pesos. Son los primeros dineros para cada local   de un programa  denominado “Yo Te Apoyo”. El Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, les asegura que no escatimará nada para apoyarlos. “Estamos haciendo un esfuerzo en la medida de todo lo que podemos”.

Mancera recorre los sitios donde se encuentran los esperanzados locatarios, quienes por mientras se ubican en un estacionamiento contiguo a la nave siniestrada.

Por su parte, la secretaria del Trabajo y Fomento al Empleo, Amalia García, un  experimentada política de izquierda que ya fue gobernadora del estado central de Zacatecas, les ha ofrecido un programa del Seguro de Desempleo  a 796 personas que son propietarios de los locales colapsados y un trabajador, con lo que recibirán 2 mil 450 pesos durante seis meses, lo que representa un total de 11.7 millones de pesos totales. JLCL.

Foto: T E