No habrá ya detenciones arbitrarias de adolescentes en la Ciudad de México

  • El caso del adolescente Marco Antonio Sánchez Flores detona un protocolo para garantizar los derechos humanos  de los menores de edad en situaciones en conflicto con autoridades policiacas.
  • La nueva Alerta AMBER permitirá la búsqueda inmediata de adolescentes.

El extraño caso del preparatoriano  adolescente  Marco Antonio Sánchez Flores, de 17 años, quien  la tarde del 23 de enero  pasado desapareció después de ser detenido por policías al norte de la Ciudad de México y reapareció días después con pérdida de memoria que no ha logrado recuperar, permeó la firma de un compromiso entre el Gobierno de la CDMX  y la Comisión de Derechos Humanos capitalina para asegurar el respeto de los derechos humanos de adolescentes en conflicto con la ley de infractores administrativos.

De acuerdo con la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México,  Nashiele Ramírez Hernández, el adolescente Marco fue trasladado a la Unidad Médica de Neurología a continuar con su tratamiento, un seguimiento a cargo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, una comisión hermana de la Comisión de Derechos humanos de la capital del país.

En un acto que un activista resumió como una acción en la cual el Jefe de Gobierno de la capital mexicana, José Ramón Amieva Gálvez, tomó “el toro por los cuernos” al asumir el tema de los derechos humanos que les provoca dolor de muelas a los funcionarios mexicanos,  se firmó ese acuerdo denominado el nuevo Protocolo de aseguramiento y presentación de adolescentes en conflicto con la ley de infractores administrativos.

Ramírez Hernández, señaló que este protocolo  permitirá abrir el camino para garantizar el enfoque de protección de derechos humanos de adolescentes presuntamente infractores por parte de cualquier instancia de seguridad y procuración de justicia en la Ciudad de México.

Desde 1995, la Comisión de Derechos Humanos de la capital mexicana ha recibido 61 quejas sobre  detenciones arbitrarias de adolescentes hechas por policías por las cuales remitió se 61 recomendaciones de las cuales a la fecha 28 están en seguimiento,  28 concluidas; y cinco no fueron aceptadas por las autoridades capitalinas.

La titular de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México explicó que los principios que rigen la actuación interinstitucional del Protocolo de actuación, en los procedimientos de privación inmediata, mecanismos de supervisión y control inmediatos y de continuidad así como del esquema de monitoreo de los casos, deberán apegarse a los principios de defensa de los derechos humanos de los menores en todos los casos.

Por su parte, Amieva Gálvez señaló que el protocolo para personas adolescentes detenidas por autoridad regulará y actualizar el procedimiento de actuación policial, para proteger los derechos humanos de las personas menores que sean detenidas, que se encuentren en conflicto con la ley o sean probables infractores.

En el Salón Digna Ochoa de la Comisión de Derechos Humanos local, el Jefe de Gobierno informó que como parte del protocolo se dará capacitación y sensibilización a los elementos policiacos involucrados en la aplicación, que les permitan actuar con apego y garantía a los derechos humanos de las personas que están siendo detenidas.

“Los elementos de la policía están para garantizar la seguridad, para generar un esquema de reacción y de investigación adecuadas, para que ningún delito quede impune”, dijo Amieva Gálvez.

Asimismo, el servidor público subrayó que este protocolo es producto de un trabajo realizado  de manera conjunta con organizaciones de la sociedad civil expertas en la materia, así como de las autoridades involucradas en los procesos de actuación.

El protocolo determina las atribuciones e intervención de la Secretaría de Seguridad Pública, la Procuraduría General de Justicia, la Consejería Jurídica y de Servicios Legales, así como todos los demás involucrados incluido el DIF CDMX.

Este protocolo para garantizar los derechos humanos de adolescentes presuntamente infractores deberá ser  observado rigurosamente por los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Procuraduría General de Justicia de la CDMX, explicó Amieva Gálvez.

Este Protocolo tiene 25 Principios Rectores para el manejo de niñas, niños y adolescentes en procesos de involucramiento o presunción de conflicto con la Ley o infracción, que sin lugar a dudas requieren de protección especial y renovada.

El Jefe de Gobierno expuso que no se puede tratar con  los mismos elementos de detención a las personas menores como si fueran personas adultas para las personas adultas. Siempre hay que pensar que, dentro de los probables victimarios, ellos siempre tienen una dicotomía: que también son víctimas”.

Señaló que si bien el Protocolo representa un avance significativo, hay procedimientos que hay que desarrollar, como son los relacionados a supervisión, control y monitoreo.

El nuevo Protocolo incorpora la participación de la Procuraduría de la Defensa de Niñas, Niños y Adolescentes.

En esa misma ceremonia se presentó el nuevo marco de respuesta de “Alerta AMBER”. Ramírez Hernández se congratuló de ponderar y aplicar la actualización y mejoramiento de Protocolos para la búsqueda y localización inmediata de personas, pero específicamente para niñas, niños y adolescentes.

La Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México  explicó que de acuerdo con un informe que entregó el Gobierno federal a la CEDAW el año pasado, la efectividad de la Alerta AMBER es de 70% y si los procesos se activaran más rápidamente, la efectividad aumentaría a 90%.

Señaló que dos de cada 10 de los casos contabilizados de desaparición a nivel nacional, son de niñas, niños y adolescentes; de ahí la urgencia de mejorar dichos mecanismos de búsqueda.

Destacó que se activará la Alerta AMBER de manera inmediata y que la CDHDF estará facultada para promover su activación.

Al respecto, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México afirmó que la actuación interinstitucional de los cuerpos de seguridad y procuración de justicia capitalinos respecto de niñas, niños y adolescentes involucrados en algún delito o falta administrativa, se basará en un actualizado marco jurídico con plena protección a sus derechos humanos desde la detención y hasta el traslado.

Amieva Gálvez solicitó a la Comisión de Derechos Humanos capitalina acompañar el proceso de capacitación y la sensibilidad a los elementos de los cuerpos policiales en la aplicación de este nuevo Protocolo y que sea perfectamente observable por todos sus integrantes

Expuso que Alerta AMBER y todos los protocolos que tiene la Ciudad de México para la localización de personas, se realizarán desde el primer momento que se tenga conocimiento por parte de cualquier autoridad capitalina para coordinar todos los esfuerzos de los cuerpos de seguridad y procuración de justicia.