En la población mexicana de más edad aumentan casos de la fractura de cadera

Se atribuye a al sobrepeso, mala alimentación y poca actividad física, además de factores hormonales, tabaquismo y consumo de alcohol. La fractura de cadera es la más peligrosa, por ser altamente discapacitante e incluso puede llevar a la muerte.

Frente a la tendencia de la población mexicana al envejecimiento por el aumento de esperanza de vida, el doctor Héctor Torres Martínez, un   traumatólogo ortopedista,  advirtió de la recurrencia de los casos de fractura de cadera entre las personas de más de 50 años.

Aunque puede presentarse en cualquier hueso, explicó,  la fractura de cadera es la más peligrosa, por ser altamente discapacitante e incluso puede llevar a la muerte.

Cuatro de cada 10 personas que las sufren, no rebasan el siguiente año de vida a causa de diversas complicaciones como infecciones pulmonares, trombosis y formación de ulceras, por la poca o nula movilidad de quienes quedan postrados en una cama o limitados a una silla de ruedas.

Este médico mexicano adscrito a la División de Hospitales de la Dirección de Prestaciones Médicas, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), dijo en una entrevista  que al año se presentan alrededor de 21 mil casos de fractura de cadera y que la importancia de atender esta enfermedad lo antes posible radica  precisamente en el envejecimiento de la población mexicana.

En la actualidad se estima que hay 20 millones de personas en México por arriba de los 50 años de edad. Para 2050 se prevé que esta cifra llegue a 55 millones, por lo que los casos de fractura de cadera podrían incrementarse hasta 110 mil al año, previno este experto mexicano en salud pública.

Para este médico del IMSS, una institución que atiende a más de 74 millones de derecho habientes, este tipo de lesiones  lo causan al sobrepeso, mala alimentación y poca actividad física, además de factores hormonales, tabaquismo y consumo de alcohol.

Seis de cada 10 adultos en México, añadió,  tienen mala calidad ósea, condición que puede derivar en osteoporosis, enfermedad del sistema músculo esquelético que por disminución de densidad en los huesos y mala absorción de calcio, predispone al cuerpo a sufrir fracturas con mayor facilidad.

Torres Martínez destacó que este padecimiento lo sufren más las mujeres, en una relación de cinco por cada tres hombres. Además, puede padecerla en cualquier etapa de la vida adulta, particularmente a partir de la menopausia, mientras en un hombre es más común que aparezca después de los 50 años de edad.

En 2017, el Seguro Social otorgó más de 40 mil consultas programadas y de urgencias en unidades médicas de todo el país, a fin de dar atención oportuna a derechohabientes con osteoporosis.

El mayor riesgo de esta enfermedad, dijo el traumatólogo ortopedista, es que avanza de manera silenciosa, pues no da síntomas a pesar del déficit en la calidad de los huesos, hasta el momento en que ocurre una fractura.

Dijo que es posible prevenir esta enfermedad y aún la osteopenia, que es la disminución en la densidad mineral ósea que precede a la osteoporosis, al adoptar desde la niñez hábitos saludables que incluyan una alimentación balanceada, rica en frutas y verduras; realizar actividad física constante al aire libre y atender oportunamente cualquier padecimiento como diabetes mellitus e hipertensión.

Torres Martínez advirtió de las  personas con varios factores de riesgo de padecer osteoporosis: mujeres con menopausia, personas que por años han fumado o consumido bebidas alcohólicas, con padecimientos renales o reumáticos; que han sufrido previamente una lesión o que toman esteroides o anticonvulsivantes.

Para estas personas, este médico recomendó  realizar el estudio de densitometría ósea que permite determinar la densidad y calidad de los huesos, a fin de brindarles tratamiento oportuno que mejore su calidad ósea y disminuya el riesgo de fracturas.