Personas mayores deben evitar exponerse a los golpes de calor

Exhortan autoridades de salud a tomar medidas preventivas en esta temporada de elevadas temperaturas. Los grupos más vulnerables son los menores de 5 años, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas degenerativas como diabetes, insuficiencia respiratoria crónica

Las altas temperaturas pueden ocasionar riesgos en la salud, como  golpe de calor, daños en la piel por exposición prolongada al sol e infecciones gastrointestinales, propias de la temporada.

Un largo periodo de exposición solar puede provocar daños agudos a la piel como quemaduras manifestadas por enrojecimiento, ardor, dolor y, en casos extremos, ampollas.

Los grupos más vulnerables son los menores de 5 años, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas degenerativas como diabetes, insuficiencia respiratoria crónica, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

Igualmente son los más vulnerables personas con  insuficiencia respiratoria y aquellas que se encuentren bajo el suministro de medicamentos o sustancias que contengan diuréticos, antihistamínicos (para controlar alergias) y antiarrítmicos (alteraciones del ritmo cardíaco).

La Secretaría de Salud (SEDESA) de la Ciudad de México hizo un llamado a la población a tomar medidas preventivas.

Se recomiendan las autoridades de salud capitalinas  evitar la exposición prolongada al sol, ya que puede provocar el llamado “golpe de calor”, caracterizado por dolor de cabeza, temperatura corporal mayor a 40°C, sensación de fatiga, pulso acelerado, incremento de la presión arterial y náuseas.

En caso de realizar actividades al aire libre, se sugieren usar gorra o visera, vestir ropa ligera de colores claros y manga larga, así como utilizar filtro solar con factor de protección mayor a 30 y tomar abundantes líquidos.

Para evitar infecciones gastrointestinales se deben ingerir alimentos inmediatamente después de ser preparados, desinfectar frutas y verduras, utilizar agua potable, hervida o clorada; tomar muchos líquidos como jugos naturales, agua de fruta preparada en casa y natural, especialmente si se realiza esfuerzo físico; lavarse las manos constantemente y procurar no consumir alimentos en la vía pública.

En caso de presentar síntomas de diarrea, como más de tres evacuaciones por hora, dolor, vómito o convulsiones, se debe acudir al Centro de Salud más cercano y evitar la automedicación.

Para mayor información, la SEDESA pone a disposición las 24 horas, los 365 días del año, el centro de atención telefónica Medicina a Distancia 5132-0909, donde los usuarios pueden recibir asistencia médica, además de orientación psicológica y nutricional.