Urge revertir la inequidad en el acceso a la salud de la población geriátrica

  • El envejecimiento saludable solamente para personas mayores con altos ingresos.
  • El envejecimiento saludable es una visión geriátrica de salud que tiene por objetivo fomentar y mantener la capacidad funcional y el bienestar en la vejez de la población.

Foto: TE

Nueva York.- Al participar  en la Novena Conferencia Anual de Salud Mundial realizada en esta ciudad,  el doctor Luis Miguel Gutiérrez Robledo, Director General del Instituto Nacional de Geriatría (INGER), hizo un llamado para revertir la inequidad en el acceso a servicios médicos para la población geriátrica.

Gutiérrez Robledo dijo que el envejecimiento saludable es un objetivo que puede lograr la sociedad. Sin embargo, el especialista mexicano  lamentó que ese objetivo de lograr un envejecimiento saludable “sólo está ocurriendo entre las personas de altos ingresos económicos”.

La Conferencia Anual de Salud Mundial donde participó el doctor Gutiérrez Robledo tiene por objetivo reunir a académicos, gobernantes, asociaciones civiles e integrantes del sector privado para discutir las políticas internacionales enfocadas en salud de 55 países.

En el evento organizado por el Consorcio de Universidades para la Salud Global (CUGH, por sus siglas en inglés), Gutiérrez Robledo refirió que el envejecimiento saludable es una visión geriátrica de salud que tiene por objetivo fomentar y mantener la capacidad funcional y el bienestar en la vejez de la población.

El director general del INGER dijo que deben existir acciones conjuntas para atender el proceso de envejecimiento en los estratos socioeconómicos bajos y una mayor inclusión en los sistemas de salud pública.

Con su participación, el INGER reafirmó redes de conocimiento y vínculos internacionales en materia de salud geriátrica.

En la sesión plenaria Superando las Disparidades para un Envejecimiento Saludable: Estrategias ganadoras, Gutiérrez Robledo aseguró que es tiempo de actuar y entender más el envejecimiento saludable para lograr la reducción de los síntomas adversos de la edad.

Con ayuda de estudios con enfoque experimental, se debe proveer evidencia para el desarrollo de políticas públicas sobre el envejecimiento que aborde los determinantes sociales de la salud y la edad.

Foto: TE

Estas iniciativas no pueden olvidar que es una prioridad mitigar las consecuencias negativas de la actual situación económica y la manera en que afecta a la salud biológica de las personas.

“La prevención es efectiva en cualquier edad”, aseguró en su exposición Gutiérrez Robledo  frente a especialistas de diversas organizaciones médicas de Estados Unidos, Nigeria, Australia e Inglaterra, entre otras 55 naciones participantes.

“En esto no sólo en la parte médica es importante también hacerlo en las condiciones sociales. Debemos centrarnos en ver la relevancia de las determinaciones socioeconómicas si queremos ser efectivos en prevenir la dependencia en la vejez”, añadió el director del INGER.

Por último, Gutiérrez Robledo explicó que para un sistema médico inclusivo se debe de contemplar que el proceso de envejecimiento no responde a la edad, sino que lo importante es la capacidad intrínseca del organismo. El ideal, añadió,  es que cualquier individuo sea beneficiario de los apoyos y seguridad del sistema de salud sin importar su edad o su impedimento funcional.

El Consorcio de Universidades para la Salud Global (CUGH, por sus siglas en inglés) es una organización que surgió en 2008 y desde Washington, reúne a 145 instituciones académicas que se ocupan de abordar los retos de salud alrededor del mundo.

La Conferencia Anual de Salud Mundial tiene además por objetivo de tratar los desafíos en el rubro.