Las personas mayores en México sufren violencia, discriminación y tratos crueles

  • El maltrato es físico, psicológico, emocional, verbal y sexual, negligencia, abandono y despojo de su patrimonio por parte de familiares, personas cuidadoras, prestadoras de servicios y servidoras públicas.
  • Los estereotipos y el estigma social y cultural sobre la vejez agrava y propicia que esas conductas sean reproducidas por la sociedad en su conjunto.

Foto: T E

La mayoría de la población mexicana de más de 60 años, cerca de 15 millones de acuerdo al último padrón electoral, sobre todo las mujeres, sufren diversos tipos de violencia, tratos crueles, abandonos,  pobreza y miseria, discriminación y lo más grave, son aún invisibles para el resto de la sociedad mexicana.

Las estadísticas no son completas, las quejas son escasas, la mayoría de las personas mayores que sufren esa diversidad de tipos de maltrato optan por el silencio, son víctimas de sus propias familias, de sus propias parejas,  vecinos e incluso de incomprensión y abulia  por parte de las autoridades encargadas de levantar las carpetas de investigación en casos en los que llegan a denunciar los delitos de que son víctimas.

Y es que en México el despojo patrimonial no es el único abuso que se comete contra este sector poblacional, pero sí el más doloroso, porque es perpetrado por la familia, en la mayoría de los casos por los propios hijos, opinaron expertos universitarios y de organizaciones civiles.

En el marco del Día Mundial de Toma de Conciencia de Abuso y Maltrato en la Vejez, Graciela Casas Torres, coordinadora del Centro de Estudios de Trabajo Social en Gerontología (CETSGe)de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad Nacional Autónoma de México, advirtió que la negligencia, el maltrato psicológico, físico y económico, las restricciones a la libertad y la movilidad, incluso el abuso sexual, son algunas acciones para intimidar, aislar, dominar o controlar a las personas mayores.

En ese mismo sentido, para la Comisión de los Derechos Humanos de la capital mexicana las personas mayores son constantemente víctimas de violencia, maltrato físico, psicológico, emocional, verbal y/o sexual, negligencia, abandono, y despojo de su patrimonio por parte de familiares, personas cuidadoras, prestadoras de servicios y servidoras públicas, sin que las autoridades realicen acciones efectivas para protegerles. Asimismo los estereotipos y el estigma social y cultural que se tiene sobre la vejez, agrava y propicia que estas conductas sean reproducidas por la sociedad en su conjunto.

En el marco de esa conmemoración del Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, esa Comisión demandó reconocer que el maltrato a personas mayores conlleva a graves lesiones físicas y tiene consecuencias psicológicas a largo plazo, lo cual genera un problema social que afecta la salud y los derechos humanos.

Juan Carlos Arjona Estévez, un abogado experto en materia de derechos humanos, de 40 años, encargado de la Cuarta Visitaduría de la Comisión de los Derechos Humanos de la capital mexicana, confirma las quejas que les han llegado a esta Comisión que cumple este año 25 años de existencia.

Foto: T E

Estas quejas se refieren a la falta de atención en las instancias públicas del gobierno de la ciudad de México, particularmente hacia la Procuraduría General de Justicia, cuyos ministerios públicos no están capacitados para atender las denuncias de las personas mayores, lo cual ahonda su fragilidad en los casos de ser víctimas de los maltratos de que son víctimas. De una queja en 2014, 11 en 2017 a 11 en 2018, quejas contra diversas instancias públicas del gobierno de la capital mexicana.

A esta Comisión de Derechos Humanos   aún le queda pendiente crear una relatoría sobre las personas mayores, a pesar de ser una de las instituciones que genera  una mayor atención a las personas mayores.

Al cumplirse otro Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y el Maltrato en la Vejez, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México consideró que la legislación secundaria de la Constitución Política de la Ciudad de México, que entrará en vigor en septiembre próximo, debe impulsar la transformación del estereotipo vigente de la persona mayor y el cambio de paradigma de la política pública, dejando de lado el asistencialismo.

La Constitución Política de la Ciudad de México en su Artículo 11, apartado F, garantiza los derechos de las personas mayores al establecer la creación de un sistema integral que prevenga el abuso, abandono, aislamiento, negligencia, maltrato, violencia y cualquier situación que implique tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes o atente contra su seguridad e integridad, tomando en cuenta las necesidades específicas de mujeres y hombres mayores que viven y transitan en la CDMX.

Ese Organismo de los derechos humanos, de los pocos que funcionan en el país,  subraya que dicha legislación también debe visibilizar la heterogeneidad de la vejez con perspectiva de género, su participación social y fortalecer la exigibilidad de sus derechos humanos con acciones de promoción, educación, defensa, reconocimiento y equiparación de oportunidades, para generar una nueva cultura del envejecimiento.

Este reconocimiento de la heterogeneidad  sería en concordancia con la Declaración Envejecer con Dignidad y Derechos Humanos en México: Nuestra Meta, documento elaborado por organismos defensores de derechos humanos, sociedad civil y academia, y la propia Comisión.

La Ciudad de México es la segunda entidad más poblada del país, 506 mil 234 son mujeres mayores de 65 años y 362 mil 922 son hombres mayores de 65 años, es decir, 9.8% de la población capitalina.

Por su parte, en el marco de la conmemoración del Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y el Maltrato en la Vejez,  el Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Desarrollo Social, hizo un llamado a la población en general a respetar y tomar conciencia de los derechos de las personas mayores para prevenir cualquier tipo de violencia en su contra.

La dependencia explicó en un comunicado que la violencia, en cualquiera de sus formas, tiene consecuencias en la integridad emocional y física, por eso es importante reconocerla, prevenirla y atenderla, ya que los derechos de las personas mayores no caducan con la edad.

Datos de esa dependencia señalan que de diciembre de 2012 a mayo de 2018 el Instituto para la Atención de los Adultos Mayores (IAAM), realizó 12 mil 770 visitas gerontológicas a personas en situación de vulnerabilidad donde se constató que este sector de la población sufre diferentes tipos de violencia: maltrato físico, psicológico, negligencia o despojo y confirma que el  70% de las afectadas son mujeres.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta de Percepción para Derechohabientes de la Pensión Alimentaria, aplicada por el IAAM entre diciembre del 2016 y enero del 2017, 18.4% de las personas mayores entrevistadas dijo haber sido víctima de algún tipo de abuso o maltrato en los 12 meses previos.

En el reporte se destaca que sufrieron violencia física 7.3%, psicológica 52%, económica y/o patrimonial 11.9%, por negligencia 6.9% y sexual 1.5%. No obstante, una persona puede ser víctima de varios tipos de violencia a la vez.

El IAAM pone a disposición de la población los números telefónicos de la Coordinación de Gerontología 5512-3799 y 5510-1286, para denunciar cualquier abuso o maltrato hacia las personas mayores.

A unos meses de concluir la presente administración capitalina, el Jefe de Gobierno,  José Ramón Amieva Gálvez, aseguró que trabaja en el Protocolo Interinstitucional para Garantizar una Vida Libre de Violencia en las Personas Mayores de la CDMX, el cual establecerá acciones interinstitucionales y multidisciplinarias orientadas a la atención de esta problemática.

Para el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM) hizo un llamado a erradicar abuso y maltrato hacia los mayores. “En el INAPAM condenamos y denunciamos la violencia y el maltrato hacia las personas adultas mayores a partir del trabajo trasversal con la sociedad civil ante las autoridades competentes. Invitamos a denunciar y sumarse a la condena y erradicación de la violencia”, señaló un comunicado de ese organismo federal.

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación en México, en el marco de este Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y el Maltrato en la Vejez simplemente se limitó a difundir por tuiter una declaración en la cual sostuvo que las personas mayores tiene derecho a una vejez digna y políticas públicas con un enfoque de inclusión.