“Factible” para la CEPAL aplicar la pensión universal a  las personas mayores mexicanas

  • La pensión universal se ha extendido en diversos países de América Latina, como Bolivia, Chile y Argentina. El número de personas mayores de más de sesenta años se acerca a los 15 millones de habitantes en las 32 entidades de la República.
  • Parte de los que reciben una pensión por años de trabajo no superan los dos salarios mínimos.

Foto: T E

Susana SANCHEZ.-La secretaria general de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, quien representa una de las organizaciones que más ha impulsado los derechos humanos de las personas mayores, ha considerado  factible que en México se establezca la pensión universal a todas las personas mayores sin ningún tipo discriminación.

Tras de que el candidato triunfador y presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, prometió duplicar la pensión para todas las personas mayores del país, sin ningún tipo de discriminación, la representante de la CEPAL lo calificó de una proposición “bastante factible”.

En México, de acuerdo con los últimos datos del padrón electoral, el número de personas mayores de más de sesenta años se acerca a los 15 millones de habitantes en las 32 entidades de la República. En  Mayo último en los registros del Instituto Nacional Electoral aparecían 14 millones 926 mil 65   personas mayores que solicitaron su inscripción en el Padrón Electoral, aunque existe una cifra negra de personas mayores sin credencial de elector.

De esas cifras 4 millones 665 mil 987 se encuentran  en el rango de los 60 a 64 años de edad y 10 millones 260 mil 651 de los 65 y más de edad.

En la Ciudad de México se otorga la Tarjeta de Pensión Alimentaria a las personas mayores de más de 68 años que hasta ahora es recibida por alrededor de 525 mil personas mayores de ese rango de edad, mientras el gobierno federal la otorga a las personas mayores de 65 años y alcanza a una población de “casi 7 millones de personas de 65 años o más” que no reciba un ingreso mensual superior a los a $1,092 pesos.

La diferencia entre la pensión alimentaria que otorga el gobierno de la Ciudad de México desde la administración de López Obrador en la capital mexicana es que tiene un carácter universal, sin ninguna forma de exclusión, mientras que la del gobierno federal la reciben quienes no perciben ninguna forma de pensión.

La Tarjeta de Pensión Alimentaria en la capital mexicana, que se aplica desde hace 17 años,  es de unos mil 209  pesos  cada mes y la del gobierno federal es de  mil 160 pesos que reciben cada dos meses.

La última entrega de Tarjetas de Pensión Alimentaria la hizo el gobierno de la Ciudad de México el jueves pasado a ocho mil residentes de la capital.

En México solamente un 25 por ciento de las personas mayores recibe algún tipo de pensión institucional por años laborables, aunque una parte de esa población recibe cantidades de no más de dos salarios mínimos, unos tres mil 200 pesos al mes.

Foto: T E

Esto significa que de los cerca de 15 millones de personas mayores de 60 años mexicanas, únicamente 25 de cada cien personas de ese rango de edad recibe una pensión, lo que plantea que la gran mayoría vive en condiciones de pobreza y extrema vulnerabilidad.

La mexicana Alicia Bárcena que preside la CEPAL consideró en una entrevista que este pensión para las personas mayores extendida a las personas con alguna forma de discapacidad y para los jóvenes es factible a partir de ahorros generados con la disminución del ahorro corriente del gobierno federal.

El presidente triunfador electo en las elecciones presidenciales del primer domingo de julio ha prometido reducir su salario, dejar sin la jugosa  pensión a los expresidentes, así como de los funcionarios de la estructura del gobierno federal que incluye secretarias de estado y organismos descentralizados dependientes de la estructura presidencial.

Falta conocer si esos ahorros se realizarán en otros organismos públicos que reciben presupuestos públicos, como los de las universidades de institutos de educación superior.

La pensión universal a los adultos mayores se ha extendido en diversos países de América Latina, como Bolivia, Chile y Argentina dijo Bárcena en una conferencia de prensa donde presentó el informe de la CEPAL sobre Inversión Extranjera Directa (IED) en América Latina y el Caribe en 2018.

Así que “no veo por qué no es posible hacerlo en México”,  dijo  Bárcena, quien ha sido invitada por el próximo gobierno que iniciará sus funciones el primero de diciembre de este año.