En el Estado de México siguen el ejemplo de Putin, aumentan la edad para las jubilaciones

Obligarán a los burócratas  a  pasar de 62 a 65 años la edad para lograr una pensión tras acreditar 25 años de cotizaciones al Instituto de Seguridad Social de Estado de México y Municipios.

Toluca.-Siguiendo el ejemplo del gobierno de Putin, quien aumentó la edad para las jubilaciones en Rusia,  los grupos de legisladores afines al gobernador Alfredo del Mazo Maza,  aprobaron en el Congreso local su iniciativa de nueva ley de seguridad social que obliga a  pasar de 62 a 65 años la edad a los trabajadores gubernamentales para lograr una pensión tras acreditar 25 años de cotizaciones al Instituto de Seguridad Social de Estado de México y Municipios (Issemym).

La aprobación de esta iniciativa de ley fue por parte de  los legisladores de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Nueva Alianza (Panal), Encuentro Social (PES), Movimiento Ciudadano (MC) y Verde Ecologista de México (PVEM), en tanto que los   diputados de los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Morena votaron en contra.

Los diputados opositores del PAN, PRD y Morena pusieron en evidencia que la información proporcionada sobre la deuda del Issemym por el gobierno de del Mazo y Maza  fue insuficiente sobre la crisis de ese instituto y advirtieron que el cambio al esquema de pensiones no resolverá el fondo su  problema financiero.

Con esta  reforma la pensión  los derechohabientes de ese Instituto vejez  tendrán un ingreso mínimo de aproximadamente 2 mil 786 pesos aun si no cumplió con los 25 años de cotización al fondo de retiro, lo que es una cantidad insuficiente para la adquisición de alimentos  básicos y en edades avanzadas de los trabajadores de las dependencias de gobierno.

Con esta iniciativa, que acaba con el sistema mixto y solidario,  serán los propios trabajadores quienes se harán cargo de sus pensiones a través de cuentas individualizadas en las administradores de fondos para el retiro, Afores.

Esta nueva Ley de seguridad social sustituye a la que fue aprobada en el año 2002 y según la argumentación esgrimida  su objetivo es garantizar las pensiones de los más de 375 mil burócratas mexiquenses y salvar de la quiebra al Instituto de Seguridad Social de Estado de México y Municipios ,  ‘‘al borde del colapso’’,

En la  exposición de motivos se argumenta  que las presiones financieras hacen inviable al Issemym para las  pensiones a 59 mil 610 derechohabientes- sin decir las cantidades que reciben-, una cifra que el próximo lustro la cifra se puede duplicar y sus recursos caerán en déficit.

Los burócratas del Estado de México tienen tres meses para decidir el esquema de pensiones si continúan en el formato actual o se irán a las cuentas de Afores. Los legisladores que aprobaron la nueva ley en comisiones argumentaron que se respetará el plazo de 30 años de servicio para jubilarse a quienes hayan ingresado antes de 2002, y de 35 si fue después de ese año.

Los primeros en oponerse a esta legislación fueron los miembros del Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México (SMSEM)-unos cien mil mentores-, que incluye un aumento de cuotas en sus salarios a partir del próximo año,  del 12.125 al 15.625  servicios de salud y pensiones. Rechazaron cambiarse al esquema de las Afores.