Accidente cerebrovascular, la cuarta causa de muerte en personas mayores

Alteraciones en el lenguaje, falta de fuerza, coordinación y movimiento, son algunos de los síntomas. Para prevenir es importante mantener los niveles normales de presión arterial, glucosa y colesterol, llevar una alimentación saludable y actividad física durante 30 minutos al día.

Foto: T E

Alteraciones del lenguaje, dificultad para hablar o comprender, falta de fuerza, coordinación y movimiento en la mitad del cuerpo, pérdida de la visión en un ojo y problemas para deglutir, son síntomas de un evento cerebrovascular, advirtió Adolfo Leyva Rendón, director médico del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía Manuel Velasco Suárez (INNNMVS).

Este padecimiento requiere atención inmediata para reducir los daños, el cual requiere atención inmediata para reducir los daños, dijo Leyva Rendón en una  entrevista, quien dio a conocer que el tratamiento de emergencia del evento cerebrovascular depende de la gravedad.

El más frecuente es el isquémico, cuando se bloquea una arteria; seguido del hemorrágico, que se caracteriza por sangrado en el cerebro, agregó.

Una persona que presenta síntomas de evento cerebrovascular debe ser atendida durante las primeras cuatro horas para reducir los daños y mejorar el pronóstico de recuperación.

El especialista mexicano explicó que esta enfermedad se presenta en uno por ciento de la población adulta, afecta sobre todo a varones y es la cuarta causa de muerte en mayores de 65 años.

Asimismo, el director médico del INNNMVS aseguró que los factores de riesgo de un evento cerebrovascular son la diabetes, hipertensión arterial, colesterol alto, obesidad, sedentarismo y tabaquismo.

Leyva Rendón destacó que la enfermedad cerebrovascular es la cuarta causa de ingreso en el instituto, después de epilepsia, Parkinson y tumores cerebrales.

Señaló que el tratamiento de urgencia después de que se presente el infarto agudo, es administrar un fármaco que ayude a disolver los coágulos y restaurar el flujo sanguíneo.

Posteriormente, dijo, el cuidado se centra en recuperar poco a poco las funciones físicas que perdió el paciente, para reintegrarlo a sus actividades cotidianas. Por ello, es importante iniciar el proceso de rehabilitación neurológica de inmediato.

Finalmente, el especialista precisó que para prevenir este padecimiento es importante mantener los niveles normales de presión arterial, glucosa y colesterol, llevar una alimentación saludable y actividad física durante 30 minutos al día.