El tumor del cuello uterino es curable si se detecta a tiempo

  • Anualmente fallecen cuatro mil mujeres por esta neoplasia.
  • Se conmemoró el Día Nacional contra el Cáncer de Cuello Uterino con un Simposio realizado este 9 y 10 de agosto en el HGM Dr. Eduardo Liceaga

Foto: T E

A pesar de que el cáncer de cuello uterino  es curable y prevenible y en los últimos 20 años ha disminuido la mortalidad,  anualmente aún fallecen en México cuatro mil mujeres por esta neoplasia.

El promedio de edad de la mujer al momento del diagnóstico del cáncer invasor de cuello uterino es de 45 años, mujeres jóvenes  y llega a afectar a mujeres  hasta los  65 años.

Recomiendan los especialistas a las mujeres, la mejor práctica hacerse una prueba de Papanicoláu cada tres años, entre los 21 y los 65 años de edad, o hacerse la prueba combinada de Papanicoláu y el VPH cada cinco años, entre los 30 y los 65 años de edad. Si  a una mujer no le han extirpado el cuello uterino mediante una operación de histerectomía, le recomiendan continuar haciéndose las pruebas de detección hasta que tenga al menos 65 años de edad.

Esta enfermedad afecta principalmente a las mujeres de clases sociales más vulnerables, de escasos recursos económicos y limitadas a ser atendidas por los servicios de salud.

El director general del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGSR), Eduardo Pesqueira Villegas, insistió  en que se deben redoblar esfuerzos, ya que esta problemática persiste, de manera particular en las mujeres de menos recursos de áreas urbanas.

En el marco de la ceremonia por el Día Nacional contra el Cáncer de Cuello Uterino que conmemorada el pasado  9 de agosto, Pesqueira Villegas, dijo que la  meta de México es llegar a cero defunciones por esta causa, por ello hizo un llamado a la población femenina a que ejerza su derecho a la detección oportuna.

En el marco de esa conmemoración se lanzó la Campaña “Qué vivan más”, elaborada por la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer, enfocada a la prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer de cuello uterino.

El objetivo, dijo este médico mexicano,  es crear conciencia sobre la importancia de exigir la prueba de detección para su pronto diagnóstico y, con ello, evitar la muerte de más mujeres por esta causa.

Los mensajes que contienen son: que ninguna mujer debe morir por esta enfermedad, que la sociedad acompañe a las mujeres y juntos exijan la prueba, que conozcan que es su derecho, que las mujeres sepan que el cáncer de cuello uterino es curable si se detecta a tiempo, que sepan que la prueba es gratuita y sencilla y la encuentran en su centro de salud más cercano y que tomen conciencia de que no es una enfermedad de mujeres sino de toda la sociedad.

Los mensajes que contienen esta campaña son: que ninguna mujer debe morir por esta enfermedad, que la sociedad acompañe a las mujeres y juntos exijan la prueba, que conozcan que es su derecho, que las mujeres sepan que el cáncer de cuello uterino es curable si se detecta a tiempo, que sepan que la prueba es gratuita y sencilla y la encuentran en su centro de salud más cercano y que tomen conciencia de que no es una enfermedad de mujeres sino de toda la sociedad.

Pesqueira Villegas aseguró que el Sistema Nacional de Salud cuenta con la infraestructura y los recursos para que ninguna mujer enferme y muera por este padecimiento, el cual se puede prevenir con acciones básicas como: vacunación contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), prevención a través del uso del condón, detección y tratamiento de las lesiones precancerosas.

Durante la ceremonia realizada en el Auditorio Abraham Ayala González del Hospital General de México (HGM) Dr. Eduardo Liceaga, el director general del CNEGSR, subrayó que México cuenta con las estrategias, infraestructura y los profesionales de la salud para erradicar este tipo de cáncer para el año 2050, meta establecida por las Organización Mundial de la Salud.

La prueba de detección es gratuita y se puede realizar en todas las unidades médicas del país, destacó en su mensaje este servidor público de la salud mexicana.

Informó que desde 2008 la Secretaría de Salud implementó un esquema de tamizaje con pruebas de biología molecular para identificar infecciones por VPH, los más oncogénicos, así como una Red de Laboratorios de Biología Molecular, beneficiando a más de ocho millones de mujeres con pruebas modernas de detección.

También Pesqueira Villegas destacó la introducción del sistema de detección del VPH y citología en base líquida, que permite evaluar con una sola muestra, a las mujeres con sospecha de cáncer y acortar el tiempo de entrega de resultados.

Actualmente las 32 entidades federativas ya cuentan con esta tecnología, que contribuirá a reducir la mortalidad, aseguró además el director general del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva.