¿En qué consiste la muerte digna?

La muerte digna bajo la figura de la Voluntad Anticipada establece brindar a los pacientes con enfermedades crónicas en fase terminal, la atención de cuidados paliativos, enfocados en aliviar el sufrimiento, mejorar la calidad de vida del paciente y sus familiares.

Hasta marzo de 2018, a 10 años de haberse promulgado la Ley de Voluntad Anticipada en la Ciudad de México, más de 10 mil personas habían  suscrito su Voluntad Anticipada, una iniciativa que hasta ahora como Muerte Digna ha sido confirmada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación al ser incorporada en la Constitución de la Ciudad de México que entrará en vigor el próximo 17 de septiembre.

Esta iniciativa de Ley aprobada por la Asamblea Legislativa de la capital mexicana había sido suscrita en un 75% a través de Notarios Públicos y el resto en hospitales públicos y privados. La Voluntad Anticipada es el derecho a decidir, no someterse a tratamientos o procedimientos médicos que prolonguen la vida y que ya no cumplan con el objetivo de curación, en caso de encontrarse en la etapa terminal de alguna enfermedad.

El Colegio de Notarios de la CDMX y la Presidencia  del Colegio de Notarios dieron a conocer que del total de las personas que han firmado su Voluntad Anticipada ante un notario público, 65% son mujeres, y de total de hombres, 67% son casados.

El 50% de las personas suscritas manifestaron  ser donadores de órganos y tejidos con fines de trasplante.

Hasta el mes  “Marzo, Mes de la Voluntad Anticipada”, la suscripción a la Voluntad Anticipada tenía un costo de mil 200 pesos más IVA para personas mayores de 18 años, mientras que para adultos mayores de 65 años tendrá un precio de 400 pesos más IVA.

La muerte digna bajo la figura de la Voluntad Anticipada establece brindar a los pacientes con enfermedades crónicas en fase terminal, la atención de cuidados paliativos, enfocados en aliviar el sufrimiento, mejorar la calidad de vida del paciente y sus familiares.

En los hospitales del gobierno de la Ciudad de México y a través de El Médico en Tu Casa se ofrecen los cuidados paliativos a enfermos terminales.

Para el secretario de Salud de la capital mexicana, Román Rosales Avilés, todas las personas pueden firmar su Voluntad Anticipada, estén enfermos o no en pleno uso de las facultades mentales.

Es la Voluntad Anticipada es el derecho a decidir, no someterse a tratamientos o procedimientos médicos que prolonguen la vida y que ya no cumplan con el objetivo de curación, en caso de encontrarse en la etapa terminal de alguna enfermedad.

Por lo que la firma de este documento garantiza que sean respetadas las decisiones que toman los pacientes sobre el tipo de cuidados que desean le sean otorgados ante la situación de encontrarse con una enfermedad terminal, señaló Rosales Avilés en ocasión de “Marzo, Mes de la Voluntad Anticipada”.

Para este servidor público esta iniciativa avalada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación asegura la autonomía de los pacientes en la toma dicha decisión y cumple con las expectativas y deseos de muchos enfermos en la Ciudad de México en condición de terminalidad que desean morir en su domicilio y acompañados de su familia.

Existe la excepción de que si se firma el  Formato de Voluntad Anticipada en hospitales públicos capitalinos no tiene ningún costo y puede ser solicitado por pacientes que se encuentren en etapa de terminalidad en pleno uso de sus facultades mentales,  o bien si el paciente se encuentra en agonía se solicita un representante legal, testigos y un resumen clínico que avale su estado de enfermedad.

Para mayor información acerca de la Ley de Voluntad Anticipada, la población, asegura la secretaría de Salud,  puede comunicarse a Medicina a Distancia 5132 0909, las 24 horas todos los días.