Falleció una incansable luchadora por los derechos de las personas mayores

  • Adriana Luna Parra se distinguió por su pasión a favor de los derechos de las personas mayores. Impulso la iniciativa de una vida digna con muerte digna. Murió el sábado 25 de agosto.
  • Debe formar parte de una política pública en el sector salud.

Adriana Luna Parra falleció a los 72 años en la Ciudad de México. Hace apenas unas semanas, Adriana  Luna Parra, fundadora de la organización pública “Canas Libres” hizo un llamado a continuar la lucha  para  lograr que la muerte digna sea reconocida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación  como un derecho para  todas  las personas con enfermedades graves y en situación terminal.

Luna Parra murió un día después que el máximo tribunal representado  por esa Corte avaló esa iniciativa de la Muerte Digna integrada al cuerpo legislativo de la Constitución de la Ciudad de México que entrará en vigor el 17 de septiembre próximo.

En un último mensaje, Luna Parra manifestó que “el derecho a vivir con dignidad incluye el morir. He vivido intensamente abriendo camino a la libertad de decidir por el derecho a la felicidad. Ante una enfermedad incurable, momentos antes de morir quiero agradecer los abrazos y los momentos compartidos en la lucha por la justicia y al feminismo la fuerza del mirarnos juntas. Eso sustenta la felicidad”.

“Morir viviendo con dignidad, libertad y felicidad”, expresó en una misiva enviada un diario capitalino. Por el derecho a vivir y morir con dignidad, libertad y felicidad abracemos nuestros sueños y momentos compartidos”.

El 2 de julio de 2018 en la sede de la Comisión de los Derechos Humanos de la capital mexicana,  Luna Parra Lerdo hizo ese  llamado a seguir luchando por el Derecho a una Muerte Digna, sobre todo en la vejez de las personas con enfermedades incurables.

Para lograrlo, dijo  en esa ocasión, se requiere fortalecer el Estado laico y dejar de lado las ideas religiosas que interrumpan la libertad humana. De igual forma, apuntó que el Derecho a la Muerte Digna debe formar parte de una política pública en el sector salud.

Explicó que hay países como Alemania, Bélgica, Argentina Colombia, y en parte de Estados Unidos, donde se han logrado avances muy importantes; el único requisito es una manifestación franca, pública, de voluntad para exigir este derecho.

Luna Parra, por  su destacada trayectoria como mujer incansable, pasión a la lucha por el feminismo y reivindicar el innegable valor social de las personas mayores, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México le rindió un homenaje.

En el marco de la conmemoración por el Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato a la Vejez, la Presidenta de este Organismo, Nashieli Ramírez Hernández, ante la presencia de familiares de Adriana, amigos y organizaciones civiles, destacó que ese reconocimiento fue  para agradecerle su lucha, labor y camino por los derechos de las personas mayores.

“Para esta Comisión de Derechos Humanos has sido y seguirás siendo un ejemplo de lucha, una aliada constante a través de espacios como el Comité Intersectorial México por la Convención de los Derechos de las Personas Mayores y de muchos otros, que desde la formalidad institucional o la informalidad de los cariños que también has sembrado entre nosotras”, enfatizó Ramírez Hernández.

La Presidenta fundadora de INSIDE Social A.C., Clara Jusidman Rapoport,  consideró a Luna Parra  como una mujer revolucionaria que peleó por hacer una transformación social: “Joven de espíritu. Adriana tiene el don de inyectar vida y esperanza en quienes la rodean, siempre dispuesta a ayudar y a encontrar soluciones creativas. Estamos aquí para hacerle un merecido homenaje, mostrarle nuestra solidaridad y cariño. Una mexicana ejemplar y una abuela irreverente”.

Graciela Casas Torres, del Centro de Estudios de Trabajo Social en Gerontología de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad Nacional Autónoma de México (ENTS-UNAM), recordó la incansable labor de Adriana Luna Parra desde que trabaja en “Canas Dignas” al alzar la voz y romper con los estereotipos respecto a las personas mayores.

La investigadora del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación de la UNAM, Gabriela Delgado Ballesteros, evocó la valiosa labor de Adriana en el Instituto de las Mujeres (Inmujeres) del entonces Distrito Federal, durante la gestión del Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, y desde entonces luchaba por hacer valer la vejez con dignidad.

En otra ocasión, Luna Parra,  llamó a desnaturalizar la discriminación hacia las personas mayores, como primer paso para reconocer los derechos que la población debe exigir y ejercer, para “no permitir que la exclusión despoje a las personas mayores de sus pertenencias, su tiempo y su voluntad”.

Luna Parra habló durante el Conversatorio “Mecanismos de exigibilidad por una vida libre de violencia para las Personas Mayores en la Ciudad de México” que se realizó en la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).

Esta destacada defensora de los derechos humanos de las personas mayores, de profesión psicóloga,  nació en la Ciudad de México el 19 de febrero de 1946.

En su último mensaje, Luna Parra hizo un último llamado por un mejor mundo con autodeterminación y dignidad de vida.

TE, el Diario de los derechos humanos de las Personas Mayores, lamenta su fallecimiento y se une a la pena de sus familiares y amistades.