Datos duros

Diariamente 800 mexicanas y mexicanos ingresan a la Tercera Edad

IMG_2091

T E el diario de la Tercera Edad

En México la esperanza de vida aumentó en promedio a 76.4 años;  conforme los sistemas de salud en el país mejoraron sus políticas de atención, el promedio de vida es de 73 años para los hombres y de 77 años para las mujeres. Hace poco más de 50 años el promedio de esperanza de vida era de 62 años en el país.

Cada día ingresan a la tercera edad, 800 mexicanas y mexicanos. En el país, de acuerdo a las últimas estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, (INEGI), la población de 60 y más años continuará aumentando hasta representar el 14.8 por ciento de la población total en 2030  y 21. 5 por ciento en 2050.

En una Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se reforma la Ley de Planeación en materia de fomento y respeto de los derechos de las personas adultas mayores, recientemente presentada por un grupo de senadoras del PRI y del PVEM, citando cifras del INEGI y del Consejo Nacional de Población (CONAPO), se señala lo siguiente:

Para el año 2015 habrá 15 millones de adultos mayores y para el 2050 sumarán 42 millones, de los cuales 53.42% de los adultos mayores mexicanos son mujeres. Cinco de cada diez personas adultas mayores no trabajan por dedicarse a los quehaceres de su hogar y solamente  dos de cada diez están pensionadas. El 9.92% de los adultos mayores en México está jubilado y el 19.16% de los adultos mayores son pensionados. El 8.21% de los adultos mayores está incapacitado para trabajar por el resto de su vida.

El 25% de los adultos mayores en México se dedica a las actividades agrícolas, silvícolas y ganaderas, el 20.46% de los adultos mayores en México trabaja por cuenta propia y el 19.13% son comerciantes.

Según el INEGI 26 de cada 100 personas adultas mayores sufren algún tipo de discapacidad.

Asimismo, 8 de cada 10 personas adultas mayores ven vulnerados sus derechos sociales o económicos, sufriendo merma en su ingreso.

Otros datos:

De acuerdo con una cita de Rodolfo Tuirán, del documento  denominado Desafíos del envejecimiento en México, editado  por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), “el envejecimiento demográfico se convierte en un problema social cuando va acompañado de pobreza, enfermedad, discapacidad y aislamiento”.

En 2012, el CONEVAL destacó  que el 42.2 por ciento de la población padece pobreza multidimensional, carencia de al menos uno de sus derechos relacionados con el desarrollo social, y además sus ingresos son insuficientes para adquirir los bienes y servicios que requiere para satisfacer sus necesidades”.

.De acuerdo con  estimaciones de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006 (ENSANUT), el padecimiento más frecuente en personas de 65 años y más es la hipertensión (35 por ciento), seguido por la diabetes (17 por ciento), enfermedades del corazón con (10 por ciento), insuficiencia renal (2.1 por ciento) y cáncer (1.4 por ciento).

Datos del Sistema Nacional de Salud (SNS), citados por el Consejo Nacional de Población de 2009, por género, las principales causas de muerte de la población masculina de 65 años y más son: enfermedades isquémicas del corazón (16.1 por ciento), diabetes mellitus (13.9 por ciento), enfermedad pulmonar obstructiva crónica y enfermedad cerebrovascular (7.1 por ciento), cirrosis y otras enfermedades crónicas del hígado (4.4 por ciento), enfermedades hipertensivas (3.8 por ciento), infecciones respiratorias agudas bajas (3.2 por ciento), tumor maligno de próstata (3.1 por ciento), nefritis y nefrosis (2.7 por ciento) y tumores malignos de tráquea, bronquios y pulmón (2 por ciento).

El SNS menciona que en el caso de las mujeres en el mismo rango de edad, las principales causas de muerte son las siguientes: diabetes mellitus (17.2 por ciento), enfermedades isquémicas del corazón (15.1por ciento), enfermedad cerebrovascular (8.4 por ciento), enfermedad pulmonar obstructiva crónica (5.6 por ciento), enfermedades hipertensivas (5.4 por ciento), infecciones respiratorias agudas bajas (3.1 por ciento), nefritis y nefrosis (2.4 por ciento), cirrosis y otras enfermedades crónicas del hígado (2.3 por ciento), desnutrición calórica proteica y tumores malignos del hígado (1.2  por ciento).

Entre las principales instituciones de salud a la que están afiliados los adultos mayores son el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con 52.2 por ciento, el Seguro Popular con 28.5 por ciento y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores al Servicio del Estado (ISSSTE) con 12 por ciento.

En una encuesta del  Estudio Nacional de Salud y Envejecimiento en México (ENASEM), efectuada durante 2012, se destaca  que, ya a partir de los 50 años, predominó la percepción de un estado deficiente de salud; esto es, de regular a mala, con un 57.1 por ciento de los hombres y 67.5 por ciento de las mujeres. Estas diferencias también se observaron en 2001, cuando el 57.6 por ciento de los varones la reportó como deficiente en comparación con el 67.9 por ciento de las mujeres.

El país vive un acentuado envejecimiento, en 2016 el 15 por ciento de las mexicanas y los mexicanos tendrán  más de 65 años, cuando en 2010 la cifra era del 6 por ciento. Nuestro país duplicará  su población de más de 65 años en sólo un cuarto de siglo, cuando en Francia este fenómeno tardó 115 años y  en otros países este ritmo ha sido aún más lento.

Please follow and like us: